Los lugares de España que son “poco recomendables” para vivir para los jubilados extranjeros

La prestigiosa revista ‘International Living’ sitúa Benalmádena, Mijas y Almuñécar como tres de las mejores ciudades para disfrutar del retiro

Compartir
Compartir articulo
Vista de la Playa Galúa, en la Manga del Mar Menor. (Europa Press)
Vista de la Playa Galúa, en la Manga del Mar Menor. (Europa Press)

Las ciudades de la costa mediterránea vuelven a estar en el punto de mira. El buen tiempo, la riqueza gastronómica y la amplia oferta turística atraen cada verano a cientos de miles de turistas, sobre todo extranjeros. Los destinos del litoral se han ganado un hueco entre los favoritos de los jubilados europeos. Las playas de arena blanca, el amplio abanico de servicios y el nivel de vida, bastante asequible en comparación con otros países, son sólo tres de los factores que explican el éxito de la oferta turística española. Las preferencias, no obstante, están claras.

La prestigiosa revista americana International Living elabora todos los años un ranking con las mejores zonas del mundo para disfrutar de la jubilación en nuestro país. La tabla tiene en cuenta las preferencias y prioridades de la tercera edad, porque no todos los usuarios buscan lo mismo: unos sueñan con dar interminables paseos por la arena, mientras que otros anteponen las noches de teatro y la buena comida. La publicación toma como indicadores la calidad de vida, la atención sanitaria, el clima y las facilidades para establecer la residencia legal en territorio extranjero.

Te puede interesar: Estos son los cinco mejores pueblos de España para una jubilación tranquila: playas, sol y ocio

Los pueblos y ciudades de la costa mediterránea son bastante populares entre los jubilados británicos, holandeses y escandinavos. Los norteamericanos también están descubriendo el buen tiempo, las comodidades y el estilo de vida de la población española, según cuenta la citada revista. Los redactores de International Living recomiendan, más allá de los destinos más conocidos, pasar el retiro en una de estas cinco ciudades: Benalmádena (Málaga), Mijas Pueblo (Málaga), Almuñécar (Granada), Sitges (Barcelona) y Miraflores de la Sierra (Madrid). La revista valora sobre todo la amplia variedad de complejos hoteleros, la potente infraestructura y la cercanía del mar.

La Costa Brava se ahoga por el turismo: "No cabe más gente en las playas. No hay más recursos"

¿Cuáles son las peores ciudades para vivir?

La otra cara de la moneda no es tan agradable. Los expertos de International Living ponen el foco en dos ciudades que no son “para nada recomendables” para los extranjeros que quieren disfrutar de su jubilación en España. La Manga del Mar Menor y las ciudades limítrofes con Gibraltar no salen tan bien paradas. La publicación sostiene que la “infraestructura turística” de la costa murciana “está bien desarrollada”, pero reconoce que la contaminación del Mar Menor es un problema que vienen denunciando las asociaciones ecologistas desde hace casi una década. “En mayo de 2017, todas las playas perdieron su designación de Bandera Azul y miles de peces llegaron muertos a la arena”, detalla el texto.

Te puede interesar: Los jubilados británicos se disparan tras el Brexit: 72.000 permisos para vivir en la costa mediterránea

Gibraltar, ampliamente conocido por ser el territorio británico de ultramar que separa las aguas del Atlántico y el Mediterráneo, también se ha ganado un puesto en esta lista. Las ciudades limítrofes, con una intensa actividad portuaria, están en el punto de mira por el tráfico de muchos tipos de contrabando. La orientación comercial de Gibraltar hacia el juego y la banca online favorece la visita de numerosos paraísos fiscales, creando un clima un tanto desagradable. La revista reconoce que, como destino turístico, ninguno de estos elementos “supone un problema”, pero los pensionistas extranjeros posiblemente estén más “cómodos” en alguna otra ciudad.