Las familias y las empresas huyen de los depósitos y se refugian en los fondos de inversión

El ahorro en plazos fijos se reduce en 17.649 euros en octubre y se sitúa en los 1,278 billones de euros

Compartir
Compartir articulo
Fachada del edificio del Banco de España. Eduardo Parra / Europa Press
Fachada del edificio del Banco de España. Eduardo Parra / Europa Press

La fuga de los depósitos a plazo fijo de los hogares y las empresas se acelera en la recta final del año debido, principalmente, a la baja rentabilidad que ofrecen respecto a otros productos financieros como los fondos de inversión. También la subida de la inflación ha hecho mella en este ahorro. Así, en octubre, el patrimonio acumulado en depósitos se redujo en 17.649 millones de euros respecto a septiembre, hasta situarse en 1,278 billones.

La merma sube hasta los 43.389 millones si la comparación se hace respecto a cierre de diciembre de 2022, cuando los depósitos superaban los 1,322 billones, según datos del Banco de España. En cuanto al último año, su patrimonio ha bajado en 19.023 millones.

Te puede interesar: La decisión del BCE de congelar los tipos de interés beneficia al hipotecado y perjudica al ahorrador en depósitos

El ahorro en depósitos se reduce tanto en familias como en empresa. Respecto a las primeras, en octubre acumulaban en ellos 975.802 millones de euros, lo que supone 6.992 millones menos que en septiembre. La disminución en lo que va de año alcanza los 28.540 millones de euros y en los últimos 12 meses la caída asciende hasta los 11.643 millones.

Una tendencia similar se ha producido en las empresas, aunque la mengua ha sido mayor. En octubre tenían en depósitos un acumulado de 302.701 millones de euros, 10.657 millones menos que en septiembre y 7.380 millones menos que en el mismo mes de 2022.

Una rentabilidad escasa

La salida de capital de los depósitos se debe a la escasa rentabilidad que ofrecen en España. Según los últimos datos del Banco Central Europeo (BCE), la remuneración media que dieron en agosto fue del 2,31%, frente al 3,03% de media de la eurozona.

Santiago Carbó y Francisco Rodríguez, economistas de Funcas, atribuyen esta poca rentabilidad a que los bancos españoles tienen menos necesidad de financiación que los bancos europeos porque les sobra liquidez. A su juicio, “la falta de una mayor traslación de los aumentos de tipos de interés del BCE a la retribución de los depósitos en España refleja, al menos en parte, la abundancia de liquidez en manos de los bancos proporcionada por el BCE”.

Las cuentas remuneradas ya duplican la rentabilidad media de los depósitos con intereses de hasta el 5%

Fondos de inversión, una alternativa ‘jugosa’

En este contexto, los ahorradores buscan la rentabilidad que nos les dan los plazos fijos en otros productos financieros, entre ellos “los fondos de inversión”, señalan los expertos de Funcas. Y es que los intereses que dan algunas categorías de fondos llegan a multiplicar por diez la de los depósitos.

Según datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), los retornos que han dado los fondos de inversión en lo que va de año alcanzan de media el 2,82% frente al 2,3% de los depósitos. Pero esta diferencia se incrementa dependiendo de la categoría de fondos de que se trate. Los fondos índice dan una rentabilidad en 2023 del 11,60%, También los fondos de renta variable Internacional de Estados Unidos y de Japón dan intereses de dos dígitos, en concreto un 10,10% y un 10,43% respectivamente.

Estos jugosos retornos han atraído a los fondos de inversión a ahorradores que han contribuido a que en el conjunto del año el patrimonio gestionado en ellos haya aumentado en 25.527 millones de euros, un 8,3% más que a cierre de 2022, mientras que en los depósitos el ahorro ha caído en 19.023 millones de euros en el mismo periodo.

Eva Valero, miembro del Observatorio Inverco, señala que “los fondos de inversión se han ido consolidando en los últimos años como alternativas para canalizar el ahorro en el largo plazo”.

Ante un cambio de tendencia

La huida de los ahorradores de los depósitos puede convertirse en un camino de ida y vuelta si se cumplen las predicciones de los expertos de Funcas. Aseguran que la liquidez abundante de la que hace unos meses disfrutaban los bancos españoles empieza a escasear después de que el BCE haya ido retirando los instrumentos de liquidez extraordinaria.

Debido a ello, Carbó y Rodríguez esperan una traslación de los tipos de interés, que ahora están en el 4,5%, a la retribución de los depósitos españoles. Aseguran que hay señales que apuntan a esa dirección: “El mayor coste de oportunidad de la liquidez para los bancos da lugar a que se retribuyan mejor los depósitos”.