El Real Madrid desmiente las negociaciones con Mbappé: “Son rotundamente falsas”

El club blanco niega que esté en conversaciones con el delantero francés del PSG, que acaba contrato en 2024, para ficharle como agente libre

Compartir
Compartir articulo
Mbappé durante el partido de esta temporada del PSG contra el Estrasburgo (REUTERS).
Mbappé durante el partido de esta temporada del PSG contra el Estrasburgo (REUTERS).

La novela entre Mbappé y el Real Madrid no tiene fin. El conjunto blanco ha querido desmentir en un comunicado que esté inmerso en negociaciones con el futbolista francés que finaliza contrato en junio de 2024, por lo que a partir de enero es libre para negociar su futuro. Antes de que el futbolista entre en esos seis últimos meses de contrato, el conjunto blanco ha querido salir al paso de las informaciones en las que se hablaba de que ya mantenían conversaciones con el fin de atarle para el próximo curso.

Comunicado del Real Madrid

“Ante las informaciones emitidas y publicadas recientemente por diferentes medios de comunicación, en las que se especula sobre supuestas negociaciones entre el jugador Kylian Mbappé y nuestro club, el Real Madrid C. F. quiere manifestar que estas informaciones son rotundamente falsas y que no se han producido dichas negociaciones con un jugador que pertenece al PSG”.

El nombre de Kylian Mbappé vuelve a salir a escena. Lo suyo es un culebrón eterno, una historia interminable que responde al guion de una película de Christopher Nolan, como si fuese una especie de bucle en el tiempo que no se acaba nunca. La sucesión de acontecimientos es siempre la misma: termina el curso futbolístico, Mbappé filtra su deseo de abandonar el PSG y el foco se pone entonces en el Real Madrid, el equipo que suspira eternamente por el francés y en el que el chico siempre soñó con jugar, pero al que todas las veces que se presenta la ocasión, ya sea por esta o aquella razón, deja plantado.

“Sí, pero este año no”

A lo largo del pasado verano, Florentino Pérez fue cuestionado por unos aficionados sobre la posible llegada del francés. El tono del mandamás de los blancos no pudo ser más optimista entonces. “Sí… Pero este año no”, reconoció Pérez al hincha que se lanzó a interrogarle por Mbappé. Lo que está claro es que el asombro predominó de forma generalizada en el PSG, que pasó de tener, en teoría, controlado el futuro de su máximo referente a la zozobra más absoluta en un abrir y cerrar de ojos. Aunque finalmente recondujeron a tiempo la situación para el francés siguiera en el equipo parisino.

El presidente del Real Madrid contestó a un joven que le preguntó si ficharía al francés.

No hay un fichaje que, pese a no llegar a buen puerto, que haya generado tanta expectación como el de Kylian Mbappé por el Real Madrid. Son ya múltiples las anécdotas, informaciones, reacciones, anécdotas, decisiones que rodean a un traspaso que por momentos parece real y por otros no. El último episodio lo ha protagonizado el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. En la salida de un acto, varios aficionados se acercaron y le preguntaron por el francés al grito de “Presi, ficha a Mbappé”, a lo que el máximo mandatario respondió de forma irónica. “Eso no lo he oído nunca”.

Kylian Mbappé, a pesar de que la carta formal que envió al PSG donde reconocía que no renovaría, el club parisino apartándole de la gira de pretemporada en Japón. Todo hacía indicar que iba a ser el momento en el que se diese. Pero una vez más el atacante francés ha decidido quedarse en París. “Nuestra posición es muy clara. No quiero repetirlo más. Si Mbappé quiere quedarse, nosotros queremos que se quede, pero tiene que firmar un nuevo contrato”, aseguró el dirigente del PSG durante la presentación de Luis Enrique. “No podemos deshacernos del mejor jugador del mundo gratis, es imposible. Si alguien le ha hecho cambiar de opinión, no es culpa nuestra. No vamos a dejar que uno de los mejores futbolistas se vaya gratis, está muy claro”, agregó. Y así sucedió. Mbappé no se fue ni gratis ni dejando un montante de dinero en las arcas del PSG, directamente no se marchó. Lo que aparca el nuevo culebrón sobre su futuro al próximo verano.