Jorge Vilda admite ante el juez haber sugerido al hermano de Jenni Hermoso bajar “el suflé” tras el beso con Rubiales

El exseleccionador femenino niega haber coaccionado al entorno de la futbolista aunque reconoce la conversación con su hermano

Compartir
Compartir articulo
Jorge Vilda, a su llegada a la Audiencia Nacional este martes. (EFE/ Javier Lizón)
Jorge Vilda, a su llegada a la Audiencia Nacional este martes. (EFE/ Javier Lizón)

El exseleccionador de la Selección femenina, Jorge Vilda, ha negado ante el juez de la Audiencia Nacional que investiga el caso Rubiales haber participado en las coacciones a Jenni Hermoso y a su entorno para que dijera públicamente que el beso con el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) fue consentido. Sin embargo, ha reconocido que abordó en el avión de regreso al hermano de la futbolista, con el que tenía confianza, para sugerirle que contara su versión para bajar “el suflé”, han informado fuentes jurídicas.

También ha declarado como investigado el todavía director de Marketing de la Federación, Rubén Rivera, quien ha declinado haber presionado a la futbolista en el viaje de celebración que hicieron las jugadoras a Ibiza. Rivera ha reconocido su presencia en la isla, donde él gestionaba algunos movimientos de la expedición española, y se ha definido como mero recadero de la RFEF.

Te puede interesar: Accidentada llegada de Negreira al Instituto de Medicina Legal: se cae al suelo antes de ser evaluado para el caso con el Barça

Vilda y Rivera han comparecido en calidad de imputados por un delito de coacciones ante el juez Francisco De Jorge, que investiga el beso no consentido de Rubiales a Jenni Hermoso durante la ceremonia de entrega de medallas de la final del Mundial, celebrado en Sídney (Australia). Al expresidente de la RFEF se le atribuyen los delitos de agresión sexual y coacciones.

La declaración de Hermoso

En su declaración previa a la querella presentada por la Fiscalía, Hermoso aseguró que una de sus compañeras le dijo que Vilda estaba dando vueltas por el avión en busca de su familia, todo después de que Rubiales le suplicara “por sus hijas” que saliera en un vídeo con él para restar gravedad al asunto.

Te puede interesar: Luka Doncic, en el WiZink Center cinco años después: “Si vuelvo alguna vez a Europa, seguro que iré al Real Madrid”

“Le decían a mi familia que yo había sido muy importante, que me lo merecía y que me intentaran convencer para que ayudase a que se restara importancia al acto. ¿Si se utilizó a mi familia para convencerme? Claro. Ahí había 100-200 familiares, no sé por qué justamente se paró con la mía. Más luego lo que le diría a mi hermano, claro. Mi hermano me dijo que estaban dejándole caer, que si yo ayudaba me podía ir bien y que era lo que tenía que hacer. Le dijeron que me convenciera de que les ayudase. Es lo que me dijo él, que le ayudase”, explicó la jugadora en la declaración emitida en el programa de Telecinco Código 10.

A Rivera lo menciona cuando, según Hermoso, el director de Integridad de la Federación, Miguel García Caba, le pide hacer un Zoom para explicar el beso, a lo que ella contestó que hablasen con su representante. Es entonces cuando el director de Marketing de la RFEF le pide hablar con el director deportivo de la Selección masculina, Albert Luque, quien llega a desplazarse también a Ibiza. Luque también figura en la causa como investigado por un delito de coacciones y está citado el próximo 16 de octubre. El 2 de noviembre comparecerá, en calidad de testigo, el seleccionador nacional, Luis De La Fuente.