Los embalses no remontan a pesar de la DANA y están al 37% de su capacidad

La situación de la reserva hídrica está casi 15 puntos por debajo de su media histórica de la última década

Compartir
Compartir articulo
03/08/2023 Embalse de Belesar en el Río Miño, a 3 de agosto de 2023, en Lugo, Galicia (España). (Europa Press)
03/08/2023 Embalse de Belesar en el Río Miño, a 3 de agosto de 2023, en Lugo, Galicia (España). (Europa Press)

La crisis climática mantiene sus evidencias y los embalses de la península ibérica siguen bajo mínimos. El dato publicado este martes por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) revela que las reservas de agua de España están en un 37%, dato levemente inferior al de la semana anterior y muy por debajo de la media histórica.

En la última década, la primera semana de agosto los embalses han estado de media al 51.79% de sus capacidades, casi un 15% más del estado que presentan actualmente. Los 20.000 hectómetros cúbicos de esta semana están incluso por debajo de la semana anterior, un 0.57% más vacíos, a pesar de que durante el fin de semana se dieron precipitaciones por la llegada de la DANA a España.

Andalucía al 21%, Cantabria a un 28% y la Región de Murcia a un 29% son las comunidades autónomas con el dato más bajo de España. Cantabria, de hecho, tiene un 30% menos de reservas hídricas que su media histórica de la última década. Los datos demuestran una escasez importante de sequía, situación que se ha reiterado en España durante este verano, con alertas desde Cataluña hasta Andalucía.

Te puede interesar: Cataluña declara por primera vez en su historia la emergencia por sequía en varios municipios de Girona

De hecho, Andalucía, más allá de la situación que sufre el Parque Nacional de Doñana, con su laguna principal seca por segundo verano consecutivo, ha visto cómo la región de Axarquía, que cubre casi todo el territorio de Málaga, ha tenido que cortar los grifos por las noches en muchas viviendas de los municipios, ya que su embalse principal no llegaba ni al 15% de su capacidad. Actualmente, la reserva hídrica de La Viñuela se encuentra al 8,48%, cuando la media histórica del embalse durante los últimos diez años para esta misma semana es del 43,76%.

Este verano, la sequía en Cataluña llevaron a que, por primera vez, la Generalitat declarara vía Agència Catalana de l’Aigua (ACA) la emergencia por sequía en una veintena de municipios de Girona. Actualmente, la situación sigue delicada, ya que sus embalses están al 38%, cuando su media histórica de agosto ronda el 67%. En concreto, Girona está al 22%, cuando su media de la década es de 71%.

La emergencia por sequía se da a través de dos situaciones: falta de lluvias o el nivel bajo de las reservas hídricas (embalses y acuíferos). La última alerta de Cataluña se debió a esa segunda opción, ya que los embalses de las zonas en cuestión se encuentran bajo mínimos, aunque la sequía es un mal que afecta a gran parte de la península: “Donde hay problemas de agua es en toda la costa mediterránea y en la mitad sur de España”, apuntan desde Ecologistas en Acción.

Las únicas regiones con guarismos sin preocupación son Asturias (82% de su reserva hídrica completada) y Galicia (62.3%). El resto de comunidades presentan signos de sequía graves o muy graves, como pasa en todo el litoral mediterráneo.