Dani Olmo y el curioso triplete que ha ganado en tres meses tras su exhibición frente al Bayern: “Me quedé en el Leipzig para ganar”

El futbolista español, campeón de la Nations League y Copa y Supercopa alemana en apenas 90 días, atiende a Infobae España tras su hat-trick ante el Bayern. “Ha sido el mejor partido que he jugado desde que estoy Alemania”, asegura

Compartir
Compartir articulo
Dani Olmo celebra junto a sus compañeros la Supercopa alemana ganada al Bayern de Múnich con tres goles suyos (REUTERS).
Dani Olmo celebra junto a sus compañeros la Supercopa alemana ganada al Bayern de Múnich con tres goles suyos (REUTERS).

No llevaba ni 24 horas en Múnich y Harry Kane ya había desatado la locura en los aficionados bávaros que, nada más oficializarse la llegada del atacante inglés, acudieron en masa a las tiendas para estampar el nombre del ya exdelantero del Tottenham en su camiseta. La ciudad estaba engalanada para recibir al futbolista más caro en la historia del Bayern de Múnich y la hoja de ruta parecía inmejorable. Aterrizó, se ejercitó con sus nuevos compañeros durante la mañana, fue inscrito para disputar la Supercopa alemana en el Allianz Arena y podía ganar su primer título como bávaro en su primer partido. Un guion de película. Sin embargo, como en todas las historias cinematográficas, existen personajes capaces de echar por tierra todo lo planeado. Y ese papel lo jugó Dani Olmo.

Te puede interesar: Un Dani Olmo estelar eclipsa a Harry Kane y arrebata al Bayern el primer título de la temporada con un ‘hat-trick’ y un gol de genio

El día de Harry Kane acabó convirtiéndose en la noche del delantero español que, con sus tres goles, lideró al Leipzig hacia su primera Supercopa alemana y amargó el debut del atacante inglés con el Bayer de Múnich. Una vez puesto el Allianz Arena patas arriba, Olmo atendió a Infobae España en el corazón del estadio bávaro. “Es una noche muy especial para mí. Marcar tres goles contra el campeón de la Bundesliga, en la Supercopa y en este estadio… es mágico. Puede que no haya mejor escenario posible”, aseguraba con una sonrisa de oreja a oreja.

Te puede interesar: Kepa deja plantado al Bayern de Múnich y se acerca al Real Madrid

Olmo amargó el debut de Harry Kane

Sus tres goles significaron el primer hat-trick de su carrera deportiva y llevaron al Leipzig a desbloquear un nuevo título de sus vitrinas. “Es el mejor partido que he jugado desde que llegué al Leipzig. Colectivamente también hemos realizado un partido perfecto. Marcamos tres tantos y no recibimos ninguno. Merecimos ganar”, reconocía el exfutbolista del Dinamo Zagreb.

Dani Olmo anota el su segundo gol ante el Bayern de Múnich en la Supercopa alemana (REUTERS).
Dani Olmo anota el su segundo gol ante el Bayern de Múnich en la Supercopa alemana (REUTERS).

Los tres tantos de Olmo esconden los diferentes registros que posee el jugador. Inteligencia y oportunismo para saber dónde caería el rechace en el primer tanto, sangre fría y determinación en el gol de la sentencia desde los once metros y magia en el segundo. Recibió dentro del área un pase filtrado de Werner, se coló entre medias de Laimer y De Ligt con una ruleta y definición entre las piernas de Ulreich. “Ha estado bien”, bromeaba entre risas. “He marcado goles muy bonitos, pero este es muy especial para mí”, confesó.

Con los pies en el suelo

El triunfo balsámico del Leipzig no hace perder la cabeza a Dani Olmo, sabedor de que el curso no ha hecho más que empezar. “Hemos ganado dos Copas y es la primera vez que conseguimos levantar la Supercopa, pero es sólo el inicio de la temporada. Me quedé en el Leipzig para seguir ganando. La Bundesliga es muy larga y hay equipos muy fuertes como el Bayern de Múnich, Borussia Dortmund, Bayer Leverkusen… tenemos que ir partido a partido y centrarnos en nosotros mismos”, afirmó Olmo sobre la posibilidad de poner fin al reinado del Bayern de Múnich.

El español celebró por todo lo alto su reciente renovación hasta 2027 y consiguió con la Supercopa alemana su particular triplete en menos de tres meses tras haber ganado la Copa alemana y la Nations League con la selección española. Olmo se vistió de Kane y, con su exhibición sobre el terreno de juego, dejó patente que esta temporada él y su Leipzig no renuncian a nada.

Seguir leyendo: