Rosalía se despide del éxito de ‘Motomami’ con un último concierto en París: “Aún no sé cómo será el siguiente capítulo”

La artista dice adiós a las “bendiciones” que su tercer álbum de estudio le ha regalado tras un año de gira por todo el mundo y una repercusión musical y cultural incontestable

Compartir
Compartir articulo
La cantante española Rosalía se presenta en el Festival Primavera Sound, hoy en Madrid (España). EFE/ Kiko Huesca
La cantante española Rosalía se presenta en el Festival Primavera Sound, hoy en Madrid (España). EFE/ Kiko Huesca

Motomami se acaba. Las faldas de polipiel y las botas de cuero vegano, también. Y con ellas, los sonidos de gasolinera abandonada y el olor a éxito motorizado. El 18 de marzo de 2022 Rosalía lanzaba su tercer álbum de estudio: una oda musical a la premisa de que nada permanece, y mucho menos cuando se habla de la artista catalana. Un binomio de sentimientos, de experimentación musical y de valentía. Una era que ha ido poco a poco gestándose y que se despide habiendo elevado a la intérprete a la cima de la aclamación del público y la crítica.

Rosalía no solo acabó con el álbum mejor puntuado en Metacritic (94 sobre 100) en 2022, sino que su gira, Motomami World Tour, fue creciendo exponencialmente hasta llevarla al escenario musical más importante, el de Coachella. Un año después de comenzar un tour que la llevó por España, Europa y Latinoamérica, Rosalía ha finalizado la gira, y con ella la era Motomami, este sábado en París.

Te puede interesar: Rosalía aparca su moto en el Primavera Sound Madrid

La artista catalana, visiblemente emocionada en el último show de la gira que ha tenido lugar en el festival Lollapalooza de la capital francesa, ha hablado de las “bendiciones” que ha recibido con Motomami y ha insinuado qué viene después de la vorágine y del éxito de haber ido subida en moto durante año y medio.

Motomami se termina, se termina en París, donde tantos de vosotros me habéis conocido gracias a este proyecto, gracias a este disco. Estoy muy agradecida y el siguiente capítulo aún no sé cómo será, hay algunas ideítas o ilusiones pero, yo que sé, Dios dirá. A todos mis fans en el mundo entero, quiero que sepáis que os adoro y que sois lo mejor que me ha pasado. Muchísimas gracias por estar ahí”, ha declarado, visiblemente conmovida, en mitad de su concierto parisino.

Rosalía se despide de 'Motomami' con un emocionante discurso en su último concierto de la gira en París.

La intérprete, que se atrevió a dejar atrás el sonido flamenco con el que conquistó al público español por medio de su álbum El Mal Querer (2018), corrió riesgos musicales que la terminaron encumbrando como una estrella global. Quizá no guste a todos, puede ser que muchos no compren su nueva estética musical o que rechacen la exposición global de temas como Bizcochito o Saoko, pero Rosalía ha demostrado con Motomami que la originalidad, la creación y la diversión pueden ir de la mano.

Y es que la catalana hace lo que quiere, guste o no. Prueba de ello es el show que incorporó en la gira: una experiencia futurista, sin músicos, sin pretensiones y con una potente imagen que realzaba y resaltaba la potencia de las canciones. En París, ciudad en la culmina un proceso de crecimiento y de éxito profesional, Rosalía dejó caer el comienzo de una nueva era que ya no incluirá ni al combustible ni al ruido de las Kawasaki.

Te puede interesar: Esta es la canción de Rosalía que la revista ‘Rolling Stone’ considera como una de las mejores del año

Rosalía se despide de 'Motomami' y recibe un ramo de flores en su último concierto en París

Sofá, peli y manta

“Es el momento de volver a ir al estudio y de hacer nueva música”,declaró la cantante hace unas semanas en una entrevista con Vanity Fair. Tras año y medio de gira y de promoción de Motomami, Rosalía se dio la licencia de mostrarse vulnerable con su público, dejando caer la fatiga, mental y física, que ha supuesto para ella pasar tanto tiempo fuera de casa. Eso sí, matando. Todo merece la pena por el inmenso cariño que ha recibido de su público en todo ese margen temporal.

En la charla con la revista, la catalana afirmó que todavía no sabe cuál será su próximo proyecto, ni cuándo comenzará a darle forma, algo que también afirmó en su concierto en Lollapalooza. Pero sí tiene clara una cosa: “El espectáculo que quiera hacer también determinará mucho cómo me plantearé todo”. Si algo ha demostrado con el Motomami World Tour es que su música y su arte son un producto inseparable.

Antes de regresar a la rutina creativa y de conformar su nueva era musical, Rosalía requiere de una tarde de sofá, peli y manta... incluso si la temperatura estival no lo facilita. “¡Tomarme un descanso! ¡Hombre, tú dirás! Me quedan unas semanas, y me gustaría tener un momento para poder leer, para poder ver películas, para poder tomármelo con más calma. Pero tengo ganas de volver al estudio. Tengo muchas ideas ya, siempre voy teniendo ideas y las voy guardando en unas notitas y tengo ganas ya de sacarlas”, afirmaba entonces.

Seguir leyendo