Alcaraz y Medvedev se reencuentran en Wimbledon dos años después: “Era mucho menos maduro, fallaba mucho”

El mejor tenista del mundo y el tercero de la clasificación se miden este viernes en las semifinales del Grand Slam de la hierba, donde el ruso ya tumbó al español en la segunda ronda de 2021

Compartir
Compartir articulo
Alcaraz tras imponerse a Medvedev en la final de Indian Wells (REUTERS / Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports)
Alcaraz tras imponerse a Medvedev en la final de Indian Wells (REUTERS / Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports)

Tan solo un partido separa ya a Carlos Alcaraz de disputar su primera final en Wimbledon. Superar las semifinales serviría al número uno del mundo para alcanzar un encuentro que todo gran tenista que se precie quiere jugar al menos una vez en su carrera. La Pista Central del All England Tennis Club de Londres es posiblemente el enclave por excelencia del deporte de la raqueta. Su única y absoluta Catedral, en cuya hierba el español se ha hecho más fuerte que nunca este 2023. Tras estrenar palmarés en la superficie en Queen’s, Carlitos, pleno de moral y de solidez en su juego, va a por todo un Grand Slam: Daniil Medvedev, este viernes, supondrá su mayor desafío hasta la fecha.

El ruso, tercero del ranking ATP, ha demostrado que es capaz de lo mejor y de lo peor desde que se instaló en la élite del tenis: de ganar el US Open de 2021 y ser número uno a cuajar un 2022 para el olvido a partir de su derrota en la final de Australia contra Rafa Nadal; de imponerse este curso en Róterdam, Doha y Dubai (derrotando a Novak Djokovic en el último caso), ser finalista en Indian Wells (le ganó precisamente Alcaraz) y llevarse también Miami y Roma a pegársela en Melbourne y Roland Garros. Parece que en tierras británicas, de momento, le ha salido ‘cara’ en la moneda. Arthur Fery, Adrian Mannarino, Marton Fucsovics, Jiri Lehecka y Christopher Eubanks han sucumbido antes de que se las vea, por tercera vez en el circuito, con el semifinalista más joven de Wimbledon desde 2007.

Te puede interesar: Álvaro y Jaime, los hermanos también tenistas de Alcaraz

“Es muy interesante jugar contra Carlos. Es un jugador increíble y sólo tiene 20 años. Su potencia (aseguró al ser cuestionado por su calidad más destacable). Cuando tenía 17 años, no hace tanto, era mucho menos maduro, lo cual es normal. Fallaba mucho. Todo el mundo podía ver que era increíble, pero todos nos preguntábamos si iba a encontrar la forma de fallar menos usando la misma potencia. Y lo ha conseguido”, ha declarado Medvedev sobre el de El Palmar. Alguien a quien ya tuvo enfrente en el pasto londinense, aunque las circunstancias son muy diferentes a las de antaño.

Alcaraz en acción en cuartos de final de Wimbledon (REUTERS/Dylan Martinez)
Alcaraz en acción en cuartos de final de Wimbledon (REUTERS/Dylan Martinez)

“Unos nervios por encima de lo normal”

Fue en Wimbledon 2021 cuando los caminos de Alcaraz y Medvedev, uno en el puesto 75 de la clasificación y otro en el 2 por aquel entonces, se cruzaron de forma inicial. Sucedió en segunda ronda, a la que Carlitos, con apenas 18 años, accedió tras el primer partido de su vida a cinco sets. Ganar de esa manera al japonés Yasutaka Uchiyama (6-3, 6-7 [4], 6-2, 3-6, 6-3) le pasó factura, de manera irremediable, ante un rival de tal envergadura como el moscovita.

Te puede interesar: Cuándo juega Alcaraz su semifinal de Wimbledon

Medvedev despachó el compromiso por la vía rápida: 6-4, 6-1, 6-2. Lo cual no quiere decir que no viviese momentos comprometidos ese día, porque Alcaraz le puso las cosas difíciles en el primer set y llegó a romperle el saque en dos ocasiones. Algo que provocó que el ruso reclamase, con cierto enojo, mayor apoyo a la grada de la Pista 1. Solventado el compromiso, llegó a pronosticar que el chaval “estará no muy tarde en el Top 10″. “Yo en mi primer Grand Slam no gané ni un partido”, señaló a la hora de aplaudir el concurso de la joven promesa.

Medvedev en cuartos de Wimbledon (REUTERS/Andrew Couldridge)
Medvedev en cuartos de Wimbledon (REUTERS/Andrew Couldridge)

Alcaraz, muy arropado por el público de Wimbledon en esa ocasión, agradeció los cumplidos, pero evidenció que la situación le había superado. “Antes de salir a la pista estaba tranquilo, pero al entrar me han entrado unos nervios por encima de lo normal. Me ha costado manejarlos en los primeros juegos. Al final, todo te genera muchos nervios, y es lo que me ha pasado a mí”, contó. “Me ayudará mucho de cara al futuro y la próxima vez que juegue podré enfocarlo de otra manera. Ya sabré qué es pasar por esto y sabré gestionar mejor los nervios”, quiso sacar en positivo.

Está claro que vivencias como aquella le sirvieron para convertirse en el referente tenístico que es hoy en día. “Está teniendo un gran año y ya perdí el primer partido que jugamos en esta superficie, así que tengo que aprender de ello. Es muy completo, creo que Rublev lo ha dicho varias veces: es como un pulpo, llega a todas las bolas. Es un atleta espectacular”, verbaliza Alcaraz sobre Medvedev dos años después de la derrota en idéntico escenario al actual.

El número uno del mundo en tenis, Carlos Alcaraz, tiene tres hermanos. Dos de ellos están también metidos en el mundo del tenis

Revertir la tendencia está en manos del primer cabeza de serie del evento, y el ruso sabe que nada será igual en la actualidad: “Con Novak, Andy (Murray) o Rafa, tienes la sensación de que puede que llegues al golpe, pero después van a meter otros 20. Con Carlos, quizás no llegues ni al primero. A veces, ese golpe es brutal. Creo que es lo más poderoso de su juego y con lo que tendré que lidiar”.

Seguir leyendo: