El circuito maldito para Fernando Alonso: abandonó ocho veces y Takuma Sato le ‘quitó’ un Mundial

El piloto asturiano, que estrena nuevo suelo en Montreal, intentará revertir los resultados cosechados durante los últimos años en el circuito Gilles Villeneuve

Compartir
Compartir articulo
Formula One F1 - Spanish Grand Prix - Circuit de Barcelona-Catalunya, Barcelona, Spain - June 3, 2023 Aston Martin's Fernando Alonso before qualifying REUTERS/Nacho Doce
Formula One F1 - Spanish Grand Prix - Circuit de Barcelona-Catalunya, Barcelona, Spain - June 3, 2023 Aston Martin's Fernando Alonso before qualifying REUTERS/Nacho Doce

La Fórmula 1 volverá a cruzar el charco el siguiente fin de semana para embarcarse en la octava prueba del calendario, segunda en el continente americano. Al otro lado del Océano Atlántico aguarda, deseoso de volver a escuchar el rugido de los motores una temporada después, el asfalto de Montreal. Aston Martin también tiene ganas de que llegue la cita. Estrenarán nuevo suelo con el que buscarán dejar en anécdota el sorpasso de Mercedes tras el mal resultado que cosecharon en el GP de España (6º Stroll y 7º Fernando). Alonso, lastrado por los problemas en la parte baja de su monoplaza, no tuvo ritmo en Montmeló y se quedó sin subir al podio. Fue la segunda vez en siete carreras que faltó a su cita con el champán.

Te puede interesar: Aston Martin se pronuncia sobre el futuro de Fernando Alonso

Ceremonia que, pese a ser uno de sus circuitos malditos, buscará volver a vivir en Montreal, trazado del que no guarda muy buenos recuerdos. El asturiano sólo ha conseguido una victoria y se ha visto obligado a bajarse de su monoplaza sin ver la bandera de cuadros hasta en ocho ocasiones, siendo junto a Spa, el circuito donde más abandonos ha sufrido. Especialmente doloroso fue el vivido en 2005, la temporada de su primer título. A pesar de tener más ritmo que Fisichella, su compañero de equipo aquella temporada, Fernando se vio retenido detrás de él durante gran parte de la carrera hasta que un problema mecánico hizo abandonar al italiano. Alonso pasó a liderar la carrera y cabalgaba hacia una cómoda victoria, pero se fue contra muro y no pudo acabar la carrera.

El Mundial de 2007 lo empezó a perder en Canadá... con Sato

Dos años después, en su primera temporada con Mclaren, Fernando no abandonó, pero vivió uno de sus grandes premios más difíciles. El GP de Canadá de aquel año le llegaba al asturiano en plena batalla con Hamilton por ser el pioto principal de la escudería y el líder del mundial. Sin embargo, todo lo que pudo salir mal aquel fin de semana, salió mal. El primer error lo cometió en la clasficación del sábado. Hamilton tenía la pole provisional, pero Alonso, en vuelta rápida, afrontaba el último sector del circuito cuando se pasó de frenada en la curva 10 y tuvo que conformarse con el segundo puesto en la parrilla.

Te puede interesar: Verstappen desvela la cualidad por la que Alonso le parece mejor piloto que Hamilton

Ya en carrera, las cosas se le torcieron más aún al asturiano. Alonso cometió un error que le costó la posición con Felipe Massa y cuando decidió alargar su parada en boxes para intentar remontar en la segunda mitad de la carrera, Adrian Sutil se cruzó en su camino. Un accidente del piloto alemán provocó la salida del safety car a pista. Por aquel entonces la normativa FIA cerraba el pit lane mientras el coche de seguridad estuviera circulando, pero Fernando se vio obligado a pasar por boxes y fue penalizado con un stop and go.

Fernando Alonso por delante de Sergio Pérez en el GP de Canadá 2022 (REUTERS).
Fernando Alonso por delante de Sergio Pérez en el GP de Canadá 2022 (REUTERS).

Por si esto fuera poco, las gomas del español dijeron basta antes de tiempo. El compuesto súperblando con el que trataba de remontar posiciones tuvo una vida más corta de la esperada y perdió ritmo en la parte final del gran premio. Tal fue la falta de velocidad, que incluso fue relegado hasta la séptima posición final tras ser superado por el Super Aguri de Takuma Sato, quien una década después le acompañó en la Indy 500. Aquel adelantamiento le hizo perder un punto, cantidad que podría parecer simple y anecdótica, pero fue la distancia le separó con Raikkonen, campeón del mundo aquel año, en la clasificación general de final de temporada.

El próximo fin de semana aparece cargado de incertidumbre en el horizonte de Aston Martin. Tras la amenaza de Mercedes en forma de doble podio en España, estrenarán un nuevo suelo, la mayor mejora del año, en busca de no ceder terreno con sus rivales por la segunda plaza del campeonato de constructores. Alonso por su parte tiene claro que en “Canadá no se repetirán los errores de Barcelona”, toda una declaración de intenciones del piloto español que el año pasado logró el segundo puesto de la parrilla en clasficiación. Hazaña que tratará de repetir con su AMR 23.

Seguir leyendo:

<br/>