Las dos nuevas pruebas que deberá pasar tu coche en la ITV a partir del 20 de mayo

Se trata de la revisión del sistema de llamada de emergencia y la recopilación de datos OBFCM

Guardar

Nuevo

Mecánico con un coche de la marca Seat (REUTERS/Albert Gea)
Mecánico con un coche de la marca Seat (REUTERS/Albert Gea)

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un trámite que todos los vehículos deben pasar cada cierto tiempo para poder circular por las vías españolas. Se trata de una serie de pruebas que permiten comprobar que el vehículo se encuentra en perfecto estado. Este proceso ahora incorporará dos novedades importantes que serán obligatorias a partir del próximo día 20 de mayo de 2023 con la entrada en vigor del Manual de Procedimiento de Inspección de Estaciones ITV.

En este documento se recogen todos los procesos técnicos que deben aplicarse a durante esta inspección del vehículos. Las nuevas novedades son la revisión del sistema de llamada de emergencia y la recopilación de datos OBFCM.

Te puede interesar: Cómo renovar el abono de Renfe gratuito

La primera de ellas, también conocida como eCall, es un sistema de llamada de emergencia gratuita al 112 cuando se produce un accidente en carretera de gravedad. Este mecanismo se activa de forma inmediata cuando saltan los airbags del vehículo. Además, puede ser activado de forma manual por alguno de los pasajeros pulsando el botón ‘SOS’. Así, durante la ITV, se revisará que este sistema de llamada funcione correctamente en aquellos coches que lo lleven incorporado.

La prueba consistirá, en primer lugar, en una prueba visual por parte de los trabajadores de la ITV para comprobar su existencia, así como el perfecto funcionamiento de los elementos del sistema, como el botón, altavoz o indicador de funcionamiento. También revisarán que no exista ningún fallo en la herramienta, anomalía o mensaje de advertencia. Lo que no estará permitido durante esta prueba es que se realice una llamada de prueba al 112.

Trabajadores de la fábrica de SEAT montan un coche en Martorell, cerca de Barcelona, España, 5 de diciembre, 2014. REUTERS/Gustau Nacarino
Trabajadores de la fábrica de SEAT montan un coche en Martorell, cerca de Barcelona, España, 5 de diciembre, 2014. REUTERS/Gustau Nacarino

La otra novedad, la recopilación de datos OBFCM, consiste en recoger datos de forma anónima para poder establecer estrategias en materia de seguridad vial y protección del medio ambiente. Se trata de información sobre el consumo de combustible o energía eléctrica que los trabajadores de la ITV conseguirán a través de puerto OBD. Sin embargo, estos datos no podrán ser usados, tratados o tenidos en cuenta de cara al resultado de la inspección y deberán ser eliminados una vez hayan sido enviados a la autoridad competente.

¿A quién afecta estas novedades de la ITV?

Las dos nuevas pruebas de la ITV que entrarán en vigor el 20 de mayo solo será aplicable a vehículos ligeros que hayan sido matriculados a partir del día 1 de enero del año 2021. Dentro de estos solo será de aplicación a los que cuenten con tecnología híbridos eléctricos enchufables, híbridos eléctricos no enchufables y de combustión puros, es decir, sin hibridación eléctrica.

Otras novedades

Además de estas dos novedades también se introducen otras como la instalación de láminas adhesivas antisolares en el parabrisas delantero. Anteriormente este elementos solo estaba permitido para personas con lupus pero con la nueva normativa se le permite a todas aquellas personas que tengan una enfermedad donde los efectos de la exposición a los rayos UV sean equivalentes a los del lupus. Aunque advierten de que las láminas deben estar homologadas y su instalación debe estar justificada.

Guardar

Nuevo