El emotivo viaje de Madonna y sus hijas adoptivas a Malawi

La reina del pop visitó el país del sureste africano, al cual la une un vínculo especial

Compartir
Compartir articulo
Madonna lanzó su gira "Celebration" tras recuperarse de una infección bacteriana severa. (EFE/Water Bieri)
Madonna lanzó su gira "Celebration" tras recuperarse de una infección bacteriana severa. (EFE/Water Bieri)

La leyenda musical Madonna hizo una pausa en su gira internacional de conciertos para una visita especial a Malawi. Este martes 19 de marzo, la cantante de 65 años compartió imágenes de su viaje junto a sus hijas Estere y Stella, ambas de 11 años, con quienes regresó a la región africana. Una foto difundida por Instagram Stories retrata a la familia sonriente, con pantalones de camuflaje a juego. Madonna también mostró vistazos del trabajo en Raising Malawi, la organización de caridad que fundó en 2006.

La cantante tiene un vínculo controversial con este país. A través de su ONG, la artista financió la construcción de diez escuelas primarias en 2014, además de un moderno hospital infantil. Pero también es el hogar natal de cuatro de sus seis hijos. Madonna solicitó la adopción de David Banda en 2006. Luego sumaría a su familia a Mercy, y finalmente a las gemelas Stella y Estere.

Madonna y sus hijas visitaron su organización filantrópica en Malawi. (Créditos: Instagram/@madonna)
Madonna y sus hijas visitaron su organización filantrópica en Malawi. (Créditos: Instagram/@madonna)

Como originalmente estaba prohibido que los extranjeros adopten infantes de Malawi, las excepciones que consiguió la artista han sido criticadas. Algunos incluso acusaron a su fundación de tráfico infantil; pero la intérprete defiende su labor de filantropía.

Los hijos de Madonna la han acompañado también en su gira Celebration. Durante la presentación de la “Reina del pop” en Madison Square Garden de Nueva York, en enero pasado, tres de sus hijos subieron al escenario para dar una muestra de su talento musical. Mercy, de 18 años, se sentó frente al piano y tocó la canción “Bad Girl”, que popularizó su madre.

David (18) también demostró sus dotes con la guitarra y cantó junto a Madonna el tema “Mother and Father”. Mientras que Estere (11) bailó un fragmentó de la icónica “Vogue” ante los miles de espectadores.

El escenario circular de tres niveles en el que se realizó la presentación recordó al mini escenario de pastel de bodas que usó durante su interpretación de "Like A Virgin" en los Premios MTV de 1984. (@Madonna )

La relación de Madonna con sus hijos

Como señal de lo importante que son para ella, Madonna se tatuó las iniciales de sus seis hijos en el 2020. Cada uno de ellos tiene una historia particular en la vida de la artista.

La primogénita de Madonna, Lourdes Leon, nació el 14 de octubre de 1996, fruto de su relación con Carlos Leon. Desde su nacimiento, Lourdes tuvo una presencia constante en la vida pública, acompañando a su madre en eventos y, eventualmente, forjando su propio camino en el mundo de la moda y el arte. Lourdes ha trabajado con marcas de renombre y ha expresado, en distintas plataformas, una admiración hacia su progenitora por su ética de trabajo y su influencia en el empoderamiento femenino.

Rocco Ritchie, el segundo hijo de Madonna, nació el 11 de agosto del 2000, de su matrimonio con el director de cine Guy Ritchie. Rocco experimentó una vida entre los escenarios y los sets de filmación desde una edad temprana y más tarde, también incursionó en el modelaje y el arte. Su relación con Madonna ha enfrentado altos y bajos, particularmente durante el proceso de divorcio de la cantante y Ritchie, pero con el tiempo han encontrado un entendimiento mutuo.

Postal familiar completa. Madonna junto a sus seis hijos: Lourdes, David,
las mellizas Esther y Stella, Mercy y Rocco. (Créditos: Instagram/@madonna)
Postal familiar completa. Madonna junto a sus seis hijos: Lourdes, David, las mellizas Esther y Stella, Mercy y Rocco. (Créditos: Instagram/@madonna)

La relación de Madonna con Malawi comenzó en 2006, un viaje que cambiaría no solo su vida sino también la de cuatro niños que eventualmente se convertirían en parte de su familia. David Banda fue el primero de estos niños en ser adoptado por Madonna en ese mismo año. Nacido el 24 de septiembre de 2005, su adopción formal finalizó en 2008 tras superar varios retos legales derivados de las regulaciones en Malawi.

Tres años después, en 2009, Madonna adoptó a Mercy James. Al igual que con David, el proceso fue complejo, y enfrentó inicialmente rechazo por parte del sistema legal de Malawi debido a las normas de residencia para adopciones. En 2017, la familia se expandió nuevamente con la adopción de las gemelas Stella y Estere, nacidas el 24 de agosto de 2012 en Malawi. La adopción de las gemelas reforzó el compromiso de Madonna con el país africano y sus proyectos filantrópicos centrados en mejorar las condiciones de vida de los niños locales.