Sin sexo y comerciando con su ropa interior: así es la vida en la cárcel de la ex-estrella de la WWE, Tammy Sytch

La también actriz del cine para adultos aseguró que es completamente heterosexual, pero debido a su complicada circunstancia, eso podría cambiar

Compartir
Compartir articulo
Tammy Sytch, la ex-estrella de la WWE, fue condenada a 15 años de prisión, una sentencia que se ha vuelto más difícil de lo que parecía
Tammy Sytch, la ex-estrella de la WWE, fue condenada a 15 años de prisión, una sentencia que se ha vuelto más difícil de lo que parecía

La ex Diva de la WWE y actriz de cine para adultos Tammy Sytch, ha compartido detalles sobre su vida detrás de las rejas, donde cumple una condena de 17 años tras ser condenada por provocar un accidente automovilístico que resultó en la muerte de un hombre de 75 años.

Durante su participación en el podcast “Bird Calls”, Sytch reveló su lucha con la falta de sexo en prisión, describiéndolo como una experiencia realmente desafiante tras 22 meses de abstinencia. “Es como volverse virgen de nuevo, es una locura”, explicó la ex-luchadora de 51 años.

Tammy también descartó la idea de enrollarse con una interna, asegurando que las mujeres nunca le han llamado la atención. Sin embargo, las circunstancias en las que hoy en día se encuentra la han hecho replantearse sus valores, siempre y cuando haya “alguien de calidad”.

Tammy Sytch reveló que lleva 22 meses sin tener sexo. Eso podría cambiar si encuentra a la chica correcta 
(Créditos: WKMG News 6 ClickOrlando)
Tammy Sytch reveló que lleva 22 meses sin tener sexo. Eso podría cambiar si encuentra a la chica correcta (Créditos: WKMG News 6 ClickOrlando)

“Me encantan los hombres, pero cuando estás aquí realmente no tienes otra opción: si quieres algún tipo de afecto o conexión con alguien es cosa de chicas, no tienes elección.Pero realmente no hay nadie que esté a mi altura, así que puede que tenga que esperar un poco hasta que llegue alguien de calidad”.

Sytch, además, reveló a The Daily Mail que algunas compañeras de prisión le han solicitado objetos personales, como su identificación y ropa interior, con la esperanza de hacer algo de dinero con ellos.

“Una chica me pidió mi identificación personal, para que se la firmara, para poder llevársela a casa y venderla en eBay, y le dije que no, y luego otra chica, aunque parezca mentira, tuvo las pelotas de pedirme mi ropa interior.Quería que le firmara mi ropa interior para llevársela a casa y venderla en eBay. Le dije que eso no iba a pasar”.

La popularidad de Tammy Sytch en la cárcel es tal que sus compañeras de prisión le han pedido su identificación y hasta su ropa interior para venderla en internet 
(Créditos: Youtube/ Old-School-Wrestling-Clips)
La popularidad de Tammy Sytch en la cárcel es tal que sus compañeras de prisión le han pedido su identificación y hasta su ropa interior para venderla en internet (Créditos: Youtube/ Old-School-Wrestling-Clips)

Y es que, antes de su encarcelamiento, Sytch disfrutó de una carrera destacada en la lucha profesional, debutando en la entonces WWF (World Wrestling Federation) en 1995, antes de que la organización se rebautizara como WWE (World Wrestling Entertainment). Como “Sunny”, manejó a leyendas como la Legión de la Perdición y se convirtió en la celebridad más descargada en AOL, superando a personalidades como Pamela Anderson, Jennifer Aniston y Mariah Carey. Sytch también tuvo una etapa en la promoción rival, Extreme Championship Wrestling (ECW), y después de su paso por la lucha profesional, participó en películas para adultos y ofreció sesiones de cámara web.

Es este historial frente a cámaras el que ha hecho que muchas internas en la prisión ya la conozcan, y al parecer, se sientan intimidadas por Sytch.

Tammy Sytch aseguró que la gente de la prisión se ha sentido intimidada por ella
Tammy Sytch aseguró que la gente de la prisión se ha sentido intimidada por ella

“No sé si soy intimidante o qué, pero suelen pasar unos días hasta que alguien me dice: ‘Oye, sé quién eres’. Hace dos meses, cuando llegué a la recepción, me enteré de que todo el recinto llevaba hablando de mí unas tres semanas, antes de que yo me diera cuenta”, compartió.

De ser una de las figuras centrales de la época dorada de WWF, Tammy pasó a envolverse en problemas cada vez más graves. Un año después de ser inducida en el Salón de la Fama de la WWE en 2011, Sytch fue arrestada por conducir bajo los efectos del alcohol (DUI) y violencia doméstica, que eventualmente condujeron a su actual condena en prisión, donde fue descrita como un “peligro para la sociedad” durante las audiencias judiciales.