De una Princesa de Gales a otra: el guiño de Kate Middleton a Diana en su más reciente aparición pública

En un homenaje, la duquesa de Cambridge completó su deslumbrante look con unos pendientes de Cartier que le pertenecieron a la difunta Reina Isabel II

Compartir
Compartir articulo
La elegante velada, que fue presidida por el Rey Carlos III y Camila Parker Bowles junto a los príncipes de Gales, ha sido un escaparate para las figuras femeninas de la monarquía (Getty Images)
La elegante velada, que fue presidida por el Rey Carlos III y Camila Parker Bowles junto a los príncipes de Gales, ha sido un escaparate para las figuras femeninas de la monarquía (Getty Images)

La familia real británica parece estar tranquila y seguir con su rutina como de costumbre, a pesar de la reciente polémica que se originó a raíz del libro “Endgame” de Omid Scobie. En una majestuosa cena de gala, Kate Middleton, la actual Princesa de Gales, ha vuelto a capturar la atención mundial luciendo la “Cambridge Lover’s Knot”, una tiara con gran valor sentimental para la familia real al ser una de las favoritas de la difunta Princesa Diana de Gales.

Este martes, la elegante velada, que fue presidida por el Rey Carlos III y Camila Parker Bowles junto a los príncipes de Gales, ha sido un escaparate para las figuras femeninas de la monarquía, quienes brillaron con atuendos distinguidos y piezas de joyería de profundo simbolismo. La presencia de 500 invitados y altos comisionados destacó el peso diplomático del evento, que además ha servido para dejar a un lado temporalmente las controversias, como las recientes acusaciones de racismo que señalaron directamente al monarca británico y a Middleton.

Siguiendo los pasos de la Princesa Diana, a quien Kate sucedió en el título de Princesa de Gales el año pasado, la duquesa lució la tiara “Cambridge Lover’s Knot”, una pieza neoclásica que combina el destello de diamantes de talla brillante y la sobriedad elegante de perlas en forma de gota. La joya era la indiscutible favorita de la difunta Diana. Fue encargada por la reina Mary de Teck en 1913 y, desde entonces, ha destacado en eventos de la realeza por su belleza y opulencia.

Durante una cena de gala, la duquesa lució la tiara “Cambridge Lover’s Knot”, una pieza neoclásica con diamantes de talla brillante y perlas en forma de gota (Getty Images)
Durante una cena de gala, la duquesa lució la tiara “Cambridge Lover’s Knot”, una pieza neoclásica con diamantes de talla brillante y perlas en forma de gota (Getty Images)

En esta ocasión, la emblemática tiara fue el complemento perfecto para el vestido rosa empolvado con lentejuelas que la duquesa de Cambridge eligió de la diseñadora Jenny Peckham, evocando así el espíritu de la moda real pasada y presente. Y, como no podía faltar el guiño a la difunta Reina Isabel II, completó su deslumbrante look con unos pendientes de Cartier que le pertenecieron a la ex monarca.

La esposa del Príncipe Guillermo no es ajena a esta diadema: ya la había portado en ocasiones importantes como banquetes reales en 2015, 2016, 2019 y 2022. Sin embargo, su reciente aparición ha tenido un significado particular al coincidir con su primer año como Princesa de Gales, título que asumió tras la ascensión de Carlos III al trono el pasado septiembre del año pasado.

La elección de Middleton, aunque deslumbrante, no fue inédita. Ya había lucido este conjunto exacto en la boda jordana del príncipe heredero Hussein y la princesa Rajwa en junio. Esto demuestra que, incluso en la realeza, se valora la sostenibilidad y el reciclaje de atuendos.

Reciclaje de atuendos reales: La Princesa de Gales ya había lucido este conjunto en la boda jordana del príncipe heredero Hussein y la princesa Rajwa en junio
Reciclaje de atuendos reales: La Princesa de Gales ya había lucido este conjunto en la boda jordana del príncipe heredero Hussein y la princesa Rajwa en junio

A lo largo de su carrera real, la Princesa de Gales ha exhibido solo cuatro tiaras diferentes, empezando por la “Cartier Halo” que adornó su boda en 2011 con el heredero al trono. Esta especial corona fue un regalo del rey Jorge VI a la Reina Madre y que pasó a la reina Isabel en su 18 cumpleaños.

A esta joya le sigue la “Flor de Loto” y la poco vista “Strathmore Rose”, un tocado de diamantes que no se usaba públicamente desde la década de 1930 y que Kate lució en momentos específicos de su labor representativa.

Por otro lado, la reina Camila Parker Bowles lució un brazalete de diamantes de su predecesora Isabel II, volviéndole a rendir tributo a un año de su fallecimiento. También ha exhibido su propio estilo en el evento, eligiendo un diseño nupcial de Fiona Clare, su diseñadora de confianza.

La más reciente aparición pública de la realeza británica llega apenas unos días después de que haya estallado una ignorada polémica que señala a Kate Middleton y al Rey Carlos II como los miembros reales que expresaron “preocupación” por el tono de piel que tendría Archie, el primogénito del Príncipe Harry y Megan Markle. Esto fue confirmado por el periodista británico Piers Morgan en su programa.