De la teoría a la práctica: cuáles son los aspectos clave para que haya un buen clima en la escuela

En el inicio del ciclo lectivo es clave reflexionar, detenerse a pensar en qué y cómo se busca que los estudiantes aprendan. La planificación estratégica, los espacios de reflexión y diálogo entre los educadores son fundamentales para que haya aprendizajes significativos en las escuelas y espacios de recreación

Compartir
Compartir articulo
La integración de programas de educación emocional en la escuela es crucial (Imagen ilustrativa Infobae)
La integración de programas de educación emocional en la escuela es crucial (Imagen ilustrativa Infobae)

Con la llegada del nuevo año académico, directores y docentes se embarcan en la crucial tarea de planificar un inicio escolar efectivo junto a su equipo. La clave radica en adoptar estrategias que no solo aborden los aspectos académicos, sino que también pongan énfasis en la gestión con una planificación estratégica. Al mismo tiempo invitarlos a enriquecer la mirada es decir, pensar en el desarrollo de las habilidades socioemocionales que queremos fortalecer en los equipos que muchas veces es lo que esperamos que suceda con los estudiante. Uno de los puntos claves es que, si no se vivencia, es muy difícil que pueda transmitirlo a los equipos.

Aspectos para tener en cuenta

La planificación estratégica: comienza con la definición clara de metas educativas y la estructuración de un calendario académico equilibrado. Establecer objetivos realistas y medibles proporciona una guía clara para el personal educativo. Convertirse en brújula para los docentes es clave para acompañarlos a formularse preguntas que implicarán acciones estratégicas en el aula. ¿Cómo me voy a vincular con mis estudiantes? ¿Qué estrategias voy a utilizar para conocer a mis nuevos alumnos/as? ¿Qué queremos que aprendan los estudiantes?

La gestión efectiva de los recursos, tiempos y situaciones imprevistas es esencial. Los equipos de conducción deben promover una comunicación abierta y fluida, fomentando la colaboración entre los docentes para maximizar el rendimiento y la eficiencia. La utilización de la tecnología hoy facilita y colabora para esto suceda pero el equipo de conducción es quien tiene que abrir el juego para que ocurra.

La implementación de la educación socioemocional: consiste en reconocer la importancia de la salud emocional, la integración de programas de educación emocional se vuelve crucial. La especialista Adela Cavia, señala la importancia de que los docentes deben estar capacitados para identificar y abordar las necesidades emocionales de los estudiantes, creando así un ambiente propicio para el aprendizaje. Pero para ello, es necesario que los equipos de conducción y docentes vivencien estos espacios de formación para que puedan replicarlos en sus aulas.

La tarea es fomentar un ambiente Inclusivo; es decir, propiciar un espacio donde cada estudiante se sienta valorado y aceptado, fomentando así un sentido de pertenencia (Imagen Ilustrativa Infobae)
La tarea es fomentar un ambiente Inclusivo; es decir, propiciar un espacio donde cada estudiante se sienta valorado y aceptado, fomentando así un sentido de pertenencia (Imagen Ilustrativa Infobae)

De la teoría a la práctica

El desafío de la teoría a la práctica radica en cómo llevarlo a cabo. A continuación compartiré algunas ejes que han sido claves en otros países e instituciones para fortalecer y mejorar el clima escolar logrando aprendizajes significativos para los estudiantes.

Maria Navarrete, especialista en entrenamiento emocional para la RIEEB en España, destaca lo valioso que es fomentar un ambiente Inclusivo, es decir, propiciar un espacio donde cada estudiante se sienta valorado y aceptado, fomentando así un sentido de pertenencia.

Como así también es necesario desarrollar estrategias de manejo del estrés. Dotar a los docentes con herramientas para gestionar el estrés, contribuye a un desempeño más efectivo en el aula. Reconocernos y ver cómo estamos nos permite identificar cómo realizar una clase. Por ejemplo: Actividades recreativas, lúdicas que invitan aprender, hacer y conocer de una manera diferente. Además de realizar actividades simples como salir a caminar o hacer una actividad física.

Otras actividades que se pueden realizar son la de técnicas de respiración que ayuda a mejorar la concentración, reducir el estrés y fomentar la atención plena. Detenerse por un momento para hacer foco en lo que se quiere realizar. No es una tarea fácil y no es para todos. De todas maneras pueden realizarse otras actividades con el mismo fin como salir a caminar por la escuela, contar con un lugar para estar más cómodos que sea ese espacio para distenderse, puede ser el gimnasio, patio o biblioteca.

Por último, promover la comunicación abierta, invita a establecer canales de comunicación efectivos entre directores, docentes, estudiantes y padres fortalece la colaboración y resuelve problemas de manera eficiente. Establecer con anticipación las formas y los canales de comunicación favorecerán al clima institucional.

En el inicio escolar es clave reflexionar, detenerse a pensar en qué y cómo quiero que aprendan los estudiantes. La planificación estratégica, los espacios de reflexión y diálogo entre los educadores son fundamentales para que haya aprendizajes significativos en las escuelas y espacios de recreación.

Ma. Lorena Vaccher: es abogada y profesora Cs Jurídicas y Sociales (UBA). Especialista en Gestión Educativa y Maestranda en Educación (Universidad de San Andrés) Especialista en Educación Emocional y Bienestar (Barcelona- RIEEB). Actualmente se desempeña como coordinadora pedagógica en la Secretaría de Educación y Empleo del Municipio de Vicente Lopez. Es asesora y directora de la Consultora Eureka donde acompaña a las instituciones educativas.