La escasez de agua en el Valle de México genera angustia en la población, ¿cómo mitigarla?

La falta de agua en las presas, sumado al problema de sequía en el país, provoca emociones negativas en la población debido a que el panorama del futuro parece muy incierto

Compartir
Compartir articulo
La CDMX atraviesa una de sus peores crisis hídricas. (Anayeli Tapia/Infobae)
La CDMX atraviesa una de sus peores crisis hídricas. (Anayeli Tapia/Infobae)

La crisis del agua en la Zona Metropolitana del Valle de México ha causado una serie de emociones y reacciones en la población mexicana, sobre todo por la incertidumbre de qué pasará cuando el famoso “día cero” llegue.

Aunque en la mayoría de las plataformas de internet se ha hablado del tema, es un hecho que en redes sociales como Facebook, Instagram o TikTok, la crisis del agua no es el protagonista de las tendencias, y en parte se debe a que incluso para los creadores de contenido en temas de ecología ha sido un punto estresante y desafiante.

Lo anterior pone sobre la mesa que la falta de agua no solo está afectando nuestra vida cotidiana, sino que también tiene una repercusión en nuestra salud mental y nuestras emociones.

La crisis del agua en México causa angustia e incertidumbre entre la población. Algunos creadores de contenido ya han expresado que es un tema que les provoca ansiedad debido a la magnitud del mismo. Crédito: @noseaswaste, Instagram

En entrevista con Infobae México, el doctor Emiliano Villavicencio, Jefe de Posgrado de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad La Salle, explicó que las emociones negativas que genera la falta de agua en el Estado de México y la Ciudad de México podrían recordarnos un episodio específico de la historia mundial: la pandemia de COVID-19. Lo anterior porque al inicio de este momento histórico, debido a la desinformación, la mayoría de la población comenzó a tener psicosis y angustia colectiva.

“Hay que ocuparnos y ver todo el contexto bajo una mirada sistemática y sistémica de lo que está ocurriendo, sin alarmarnos y más bien tomando acciones”, comentó el experto.

Villavicencio dijo a Infobae México que si bien el problema sobre la falta de agua ya se aborda desde la prevención, las acciones remediales para tratar el problema sanitario deben ejecutarse sin caer en un tono alarmista que pueda desencadenar una histeria colectiva. También apuntó que el tema no es nuevo, pues ya en muchas zonas del Valle de México escasea el agua desde hace mucho tiempo atrás, sin embargo, como es un problema que se ha masificado, ahora está más presente que nunca.

“No pretendo tampoco minimizar y tampoco negar que hay una crisis importante, pero si caemos en alarmas y caemos en angustias, podemos llegar a tomar decisiones precipitadas sin considerar a mi vecino y solo mirándome a mí mismo, lo que se puede convertir en una crisis de esto de índole social”, destacó Emiliano Villavicencio.
Conagua registra más de 20 presas con menos del 10% de su capacidad, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua). -(Mario Jasso, Cuartoscuro)
Conagua registra más de 20 presas con menos del 10% de su capacidad, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua). -(Mario Jasso, Cuartoscuro)

La falta de agua genera angustia

El doctor Villavicencio comentó que ya hay estudios de hace tiempo que demuestran los factores que estresan a la población. Como ejemplo, habló de una investigación que el realizó hace unos años sobre los factores que estresan a los estudiantes de medicina, en la que resultó que uno de estos es no encontrar la comida que esperaban en las cafeterías escolares.

En ese sentido, comentó que aunque suene como algo absurdo, habla sobre las cosas que tomamos como cotidianas y que damos por hecho, pero cuando nos faltan o escasean, podemos entrar en crisis.

“Cuando escasea un servicio que es cotidiano y que a veces ni siquiera lo hacemos consciente, justo porque está en el día a día, se puede efectivamente convertir en un factor de angustia, porque como lo tenemos tan incorporado a la vida cotidiana, no sabemos qué hacer sin él. Con el agua es natural que nosotros abrimos la llave y lavamos los trastes, abrimos la llave y nos bañamos, hacemos muchas cosas con el agua. Si comienza escasear, cuántos elementos de nuestras actividades habituales afecta la falta del líquido vital”.
La falta de agua ha provocado que las familias del Estado de México y de la capital del país deban pedir pipas de agua. (Gob. Atizapán)
La falta de agua ha provocado que las familias del Estado de México y de la capital del país deban pedir pipas de agua. (Gob. Atizapán)

Y agregó: “La reacción ante ante ese rompimiento de estructuras es no saber qué hacer y entonces ante la incertidumbre es como tomamos decisiones precipitadas y comenzamos a angustiarnos porque efectivamente carecemos de algo”.

Además de angustia, el experto de la Universidad La Salle apuntó que el tema hídrico puede desatar reacciones de pánico, las cuales vienen cuando las decisiones que tomamos no corresponden necesariamente con la realidad y que más bien responden a una fantasía.

“He generado por un miedo por un expectativa y esto que generalmente también, pues solo atienden la necesidad personal y no la necesidad colectiva o social. Entonces sí, podríamos esperar esto si no se aborda desde el punto de vista de la Política Social y si no se tranquiliza a la población”, recalcó.

¿Quiénes son más afectados emocionalmente por la crisis hídrica?

Este problema causa meollo en todas las personas debido a que la falta de agua repercute en la vida diaria: provoca inseguridad sanitaria, resulta en cierres de centros educativos y de trabajo, entre otras cosas. Aún así, hay personas que pueden resentir más estas afecciones, ya sea por una cuestión de comorbilidad, como por un factor social.

CIUDAD DE MÉXICO, 06FEBRERO2024.- El servicio de distribución de agua en Tlalpan operan desde temprana hora a domicilios privados, escuelas e instituciones. La proyección actual de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indica un colapso del Sistema Cutzamala estimado para el 26 de junio de 2024.
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
CIUDAD DE MÉXICO, 06FEBRERO2024.- El servicio de distribución de agua en Tlalpan operan desde temprana hora a domicilios privados, escuelas e instituciones. La proyección actual de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indica un colapso del Sistema Cutzamala estimado para el 26 de junio de 2024. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

En ese sentido, el doctor Emiliano Villavicencio señaló a las personas con alguna condición clínica mental que pueda disparar con mayor frecuencia la angustia.

“Estas son poblaciones de riesgo, es decir, quienes tengan trastornos o enfermedades mentales, problemas de personalidad. (...) Sobre todo en el tema de la depresión porque este tipo de pacientes, sobre todo quienes tienen un cuadro depresivo mayor, pues sobre todo tienen pensamientos fatalistas a los que ahora se le suma la angustia social, lo cual puede reforzar las fantasías catastróficas”, indicó el lasallista.

¿Cómo mitigar la angustia por la falta de agua?

El doctor lasallista dijo en entrevista que la angustia y las crisis de pánico pueden generar estados emocionales, personales y colectivos, bastante preocupantes, sobre todo porque la angustia se relaciona con el miedo al futuro y a la incertidumbre lo cual desata un comportamiento desproporcionado que solo responde escenarios de fantasía.

Por ello, consideró que una de las primeras soluciones ante la falta de agua es tener información consciente y decantada, para así filtrar todo aquello que son notas alarmantes o información falsa y desproporcionada.

CIUDAD DE MÉXICO, 07FEBRERO2024.- Familias que habitan la colonia El Triángulo, alcaldía Iztapalapa, recibieron agua de las pipas porque no les cae el vital líquido del drenaje desde hace varios años. Desde que bajó el bombeo del Sistema Cutzamala, ahora solo recibirán agua una vez por semana. 
FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM
CIUDAD DE MÉXICO, 07FEBRERO2024.- Familias que habitan la colonia El Triángulo, alcaldía Iztapalapa, recibieron agua de las pipas porque no les cae el vital líquido del drenaje desde hace varios años. Desde que bajó el bombeo del Sistema Cutzamala, ahora solo recibirán agua una vez por semana. FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM
“A veces esa cantidad de información inunda e invade a la persona y comenzamos a consumirlas sin conciencia ni reflexión, entonces la primera recomendación sería informarse y ser cuidadosos con la información que consumimos en las fuentes que consultamos. Al mismo tiempo, tener un juicio sobre lo que consumimos y diferenciar entre la fantasía y la realidad. También con esto quiero decir que no hay que minimizar el problema, pero sí, contextualizarlo. Y finalmente ser conscientes de que no se está solo en la sociedad, lo cual abre paso a ser empáticos. De esta forma, será más llevadera toda esta crisis porque no solo estaré a la expectativa de satisfacer mis necesidades, sino también la del vecino y de la sociedad en general”, detalló el doctor Emiliano Villavicencio.

Asimismo, aún cuando el problema ya está ocurriendo, las autoridades deben tener un programa de sensibilización del tema para que en fechas como la próxima Semana Santa las colonias no desperdicien el agua. Al mismo tiempo, esto ayuda a no generar psicosis colectiva y angustia generalizada.

Por otro lado, cada familia al interior de su hogar debe consumir de forma más consciente, analítica y crítica la información; platicar sobre qué medidas se tomarán para abastecer y preservar el agua. En el caso de las instituciones educativas se pueden desplegar estrategias que los niños y los jóvenes pueden llevar a cabo en otros espacios.