La exitosa colección de miles de libros digitales del Consejo Interuniversitario Nacional

La responsable de la Biblioteca del CIN, Romina Décima visitó el auditorio de Ticmas para contarnos sobre la experiencia de uso y creación de una biblioteca inclusiva, federal y accesible para el ámbito universitario nacional público

Compartir
Compartir articulo
Romina Décima en el auditorio de Ticmas (foto: Agustín Brashich)
Romina Décima en el auditorio de Ticmas (foto: Agustín Brashich)

En una tarde lluviosa en la Feria del Libro,la especialista Romina Décima estuvo invitada para charlar sobre la Colección Interuniversitaria Digital (CID), una propuesta de valor académica desarrollada por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

Romina Décima, quien estudió políticas públicas especializadas en educación, es Directora de Bibliotecas y Coordinadora de Redes de cooperación bibliotecaria y de instituciones de educación superior. Además de ser responsable de la Biblioteca Digital del CIN es la Directora de la Biblioteca Central Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ).

A partir de un catálogo de libros que incluye editoriales académicas, comerciales y universitarias- por citar algunos sellos como Médica Panamericana, Astrea, Hammurabi, Díaz de Santos, Biblos, Reverté, Gedisa, Siglo XXI, Octaedro, Fondo de Cultura Económica, entre otros- cubre áreas de carreras de grado de Ciencias Sociales, Medicina, Salud, Ingenierías, Tecnologías, Investigación; entre otras.

Romina Décima en el auditorio de Ticmas (foto: Agustín Brashich)
Romina Décima en el auditorio de Ticmas (foto: Agustín Brashich)

Un proyecto: una realidad

“El Consejo Interuniversitario Nacional abarca actualmente a 70 universidades públicas; las universidades nacionales, provinciales y los institutos universitarios”, aclaró Romina Décima y agregó: “Las universidades pueden elegir adherirse o no, pero está dentro de la Ley de Educación Superior”.

Sobre cómo se desarrolló la CID, Décima explicó: “Es un proceso que va acompañado de una sistematización de la información. Previo a la pandemia habíamos podido relevar - a través de RedIAB (La Red Interuniversitaria Argentina de Bibliotecas) - que aproximadamente el 20 % de las bibliotecas que estaban participando tenían biblioteca digital”

“Hoy, después de haber pasado la pandemia donde vimos la necesidad imperiosa de poder acceder a la bibliografía, tenemos 80 plataformas implementadas; 62 universidades con bibliotecas digitales. Hemos cumplido una meta que en ese entonces nos parecía imposible”, celebró y destacó que la CID también surgió “de las redes cooperativas y nosotros pudimos lograr a través de la Universidad Nacional de Hurlingham, la Universidad Nacional de San Martín y la Universidad Nacional Arturo Jauretche la B-VUC que es la Biblioteca Virtual Universitaria del Conurbano Bonaerense, que fue un prototipo; o antecesor- podríamos decirlo así- a la CID”.

A partir de una compra cooperativa de catálogo digital, las universidades pudieron acceder a bibliografía necesaria que comparten como acervo. Décima destacó que la experiencia de B-VUC logró buenos frutos ya que “logramos que escucharan nuestras necesidades y vieron que solos no podíamos y allí estuvo la mano del Ministerio de Educación, de la Secretaría de Políticas Universitarias, la mano de ustedes también (Bidi-Ticmas) que nos ayudaron a implementarlo”.

Y agregó que “más del 87% de las bibliotecas [digitales implementadas con CID] han logrado el uso del catálogo”.

Romina Décima en el auditorio de Ticmas (foto: Agustín Brashich)
Romina Décima en el auditorio de Ticmas (foto: Agustín Brashich)

Desafíos de la CID

“Nosotros estamos dando un servicio que es específico para la comunidad universitaria, entonces no está abierto a todos y todas; sino a todos y todas que pertenecen a esa universidad pública”, subrayó Décima y marcó la necesidad de trabajar para la autenticación de quiénes acceden a este beneficio de catálogo digital.

“Cuando se hace la CID el compromiso estuvo en poder tener un acceso igualitario e inclusivo para una lectura universitaria de calidad”, destacó y agregó: “Respetando la propiedad intelectual, también a los usuarios como sujetos de derecho para poder acceder a esta bibliografía”.

En un futuro se espera que la CID pueda abrirse a nuevas áreas y alcance carreras de posgrado e institutos universitarios a través de la adquisición de nuevos catálogos. Catálogos que van a surgir a partir de “poder conocer cuáles son las necesidades de las Universidades, para poder abarcar más carreras y poder hacer foco en aquellas carreras que hoy necesita la Argentina”.

Otro de los grandes puntos de la adquisición de catálogo digital para las Universidades es el tema de las acreditaciones que realiza la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) y para ello, Décima remarcó que se realiza un gran trabajo desde Bibliotecas como así también “con el docente desde el aula”.

Décima cerró la charla con un deseo: “Lo más importante es el propósito. El acceso a la información democrática, igualitaria, inclusiva es lo que nos mueve para que todos nuestros usuarios y usuarias puedan lograr no solo alcanzar y acceder a la información sino también crear nuevo conocimiento”.

LEER MÁS