Mariano Narodowski, en el stand de TICMAS
Mariano Narodowski, en el stand de TICMAS

Mariano Narodowski tiene una larga trayectoria vinculada a la educación: fue ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires, fue docente de escuela y hoy es profesor universitario, hizo numerosas investigaciones en el campo académico. Convocado por TICMAS, el pedagogo estuvo en la Feria del Libro y dejó una serie de definiciones sobre el momento que atraviesa la educación argentina.

-"La educación en Argentina está atravesando un estancamiento hace muchísimos años. Por supuesto que cada gobierno hace cosas positivas. En provincias como Río Negro, Mendoza, Córdoba se hicieron algunos avances significativos, pero el principal problema es que a la clase dirigente no le interesa mucho la educación. No es un tema de agenda".

-"Las clases medias eligen a la escuela privada como respuesta a los problemas. Está lejos de ser una solución ideal. Si la gente paga por lo que tiene gratis, hay un problema. Las clases medias ven en la escuela pública un gran deterioro. Mi punto es que el deterioro también se da en la escuela privada".

-"La clase media no pelea por la educación pública. Y ese rol, en los países en desarrollo, es fundamental porque las clases bajas obviamente se preocupan por su subsistencia y no por demandar educación. Argentina no tiene un modelo de desarrollo en serio y sustentable a largo plazo. Si es este el modelo, diría que la educación que tenemos está bien. No hace falta formar una masa crítica mayor".

El pedagogo dialogó con Patricio Zunini
El pedagogo dialogó con Patricio Zunini

-"No tenemos un plan educativo. Ese es el principal problema. El último plan en serio lo planteó el ministro Bullrich en 2017, que se llamó el Plan Maestr@. Pero así como salió desapareció. Eran 108 medidas que, en mi opinión, eran bastante flojas, pero implicaba un punto de partida para empezar a discutir. Y ni siquiera en el mismo gobierno los argentinos somos capaces de sostener un proyecto".

-"Las evaluaciones internacionales nos muestran lo que está pasando. Cuando en el resto de la región hay mejoras significativas en matemática, lengua y ciencias, en Argentina hay un estancamiento profundo".

"La idea de que preparamos gente para trabajos que no existen es muy limitada. En Argentina, el 50% de los chicos está por debajo de la línea de pobreza. Para esos chicos, el futuro va a ser de un trabajo precario o trabajo popular o planes sociales o, en el peor de los casos, dentro de la economía del delito. Hay que acotar y ser claros".

-"La educación está subordinada a la economía. Cuando la educación está muy por encima de la economía, se produce una fuga de cerebros. Cuando el capital humano está por encima, termina emigrando. Todos los países que están muy bien en educación tienen un desarrollo económico muy importante".

(Fotos: Manuel Cortina)
(Fotos: Manuel Cortina)

-"Hay otro problema: quién educa al educador. Cuando se habla de la supuesta mala formación de los docentes… el nivel educativo es equivalente a otras profesiones. Los ingenieros que tenemos, por ejemplo, fueron formados por educadores. Entonces están a un nivel similar".

-Cuando sos ministro, la botonera simbólica existe, pero si mirás por debajo de la mesa están todos los cables pelados. Hay serias dificultades para gobernar las escuelas. Están moldeados en la década de 1920 y  refrendadas en 1958, con lo cual tenemos un retraso de alrededor de 60 años en la organización del sistema, pensado para cuando había pocos docentes y alumnos. Las escuelas tienen que empezar a ser una unidad decisión, con mayor margen de maniobra para educar, con mas recursos financieros. Hoy funcionan más bien como terminales burocráticas de los ministerios".

"La escuela es una tecnología del siglo XVII que se generalizó en el siglo XIX. ¿Cómo hacemos para introducir tecnología en la tecnología? El gran interrogantes es ver qué se puede cambiar y qué no. Entender cuál tecnología va a ser absorbida por la escuela y cual va a ser metabolizada en el buen sentido. Todavia no tenemos muy claro hacia dónde va esto. Ningún sistema del mundo logró cambiar la tecnologia escolar".

Seguí leyendo: