Para abastecer a los hogares, cortaron el suministro de gas en las estaciones de GNC y en industrias de varias provincias

En medio de un escenario con dificultades por la ola de frío, ordenaron a los estacioneros del interior no vender GNC. Al mismo tiempo, una operación fallida de Enarsa trajo cortes a más de 100 grandes empresas

Guardar

Nuevo

Los problemas con el GNC abarcan varias provincias (Bloomberg)
Los problemas con el GNC abarcan varias provincias (Bloomberg)

Para priorizar el abastecimiento a los hogares, se interrumpió el suministro en estaciones de servicio de GNC en diferentes zonas del país, al tiempo que la demora en una compra de de gas natural licuado (GNL) por parte de la empresa estatal Enarsa generará también cortes en el abastecimiento a grandes industrias, incluso a algunas que tienen contratos no interrumpibles.

Córdoba y Santa Fe son algunas de las provincias afectadas por el corte en el suministro de GNC en las estaciones de servicio, según registraron varios medios locales. Con el fin de priorizar el consumo domiciliario, Ecogas ordenó a las expendedoras de GNC de Córdoba restringir de forma inmediata el suministro hasta nuevo aviso. La instrucción a los estacioneros llegó vía mail este martes cerca de las 19 y hasta el momento la medida persiste.

Marisa Centenaro, de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Córdoba, confirmó a Canal 10 local que se les prohibió continuar con el suministro: “Desde las 5 de la tarde estamos recibiendo notificaciones de la Distribuidora (Ecogas) que nos hace saber que el corte del Gas será total; no podemos vender ni un metro de GNC a partir de este momento”. La medida es “por tiempo indeterminado”, según confirmó la empresaria.

El desabastecimiento de GNC para los automovilistas alcanzó también a provincias como Catamarca y La Rioja.

Grandes industrias

Pero en paralelo a esa situación, la falta de gas se extendió a grandes industrias ubicadas en el norte de la provincia de Buenos Aires, el sur de Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Según informó el sitio especializado en temas energéticos EconoJournal, Enarsa compró el fin de semana “de urgencia” un cargamento de GNL a Petrobras que debía empezar a regasificar hoy. Pero la operación no llegó a concretarse.

Un cargamento de GNL no llegó a concretarse
Un cargamento de GNL no llegó a concretarse

“A último momento la empresa brasileña impugnó la carta de crédito con la que debía pagarse el combustible y no autorizó la descarga del GNL en la terminal regasificadora de Escobar. En simultáneo, TGN sufrió un problema técnico en dos plantas compresoras. A raíz de la situación, el Enargas convocó a un comité de emergencia para cortarle el gas a las mayores 100 industrias del país“ ubicadas en las provincias mencionadas, explicó el portal.

El origen del problema fue que Enarsa “no pudo documentar” un pago de USD 22 millones que debía girar este martes para que un buque cargado de GNL empiece a inyectar hoy el fluido en la terminal regasificadora de Escobar.

“El corte de gas alcanza a todas las grandes industrias de la región del Gran Rosario, que cubre el sur de Santa Fe y se extiende hacia el norte de Buenos Aires, y también a las de Córdoba, que debieron frenar a cero su consumo de gas natural para intentar preservar la integridad del sistema de gasoductos, que opera al límite de su capacidad”, amplió EconoJournal.

Una fuente oficial señaló a Infobae que “la carta de crédito fue emitida en los términos pedidos por Petrobras y el banco había recibido una igual para un cargamento de otro proveedor” y que toda la tramitación se realizó “de acuerdo a lo solicitado” por la empresa brasileña.

El origen del problema fue que Enarsa “no pudo documentar” un pago de USD 22 millones que debía girar este martes para que un buque cargado de GNL empiece a inyectar hoy el fluido en la terminal regasificadora de Escobar

Tal como había informado ayer Infobae en base a fuentes del mercado energético, el Gobierno había decidido comprar a través de Enarsa en forma directa un cargamento de Gas Natural Licuado (GNL) a Petrobras para afrontar la escasez de gas natural que se registró en las últimas semanas. Las fuentes detallaron que serían unos 44 millones de metros cúbicos los que deberían llegar. La semana pasada Cammesa había licitado cargamentos de fuel oil y gasoil, combustibles más caros y contaminantes que el GNL, por unos USD 500 millones.

En ese sentido es un caso atípico que la empresa estatal realice una compra directa sin pasar por un proceso de licitación internacional que garantice la competencia, según resaltó EconoJournal. Sin embargo, la emergencia llevó a la Secretaría de Energía a instruir a realizar la operación para evitar mayores complicaciones.

Las olas de frío polar llegaron antes de los previsto a la Argentina y la disparada del consumo energético, mostraron las debilidades del sistema local. La demanda residencial es “prioritaria” y utiliza por estos días en torno a los 80 millones de metros cúbicos diarios de gas, casi duplicando los 40-45 millones que suele consumir ese universo.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias

MÁS NOTICIAS