El BCRA compró USD 84 millones en el mercado y las reservas subieron a su nivel más alto en seis meses

En el transcurso de marzo las compras oficiales alcanzan los USD 455 millones, en su quinto mes consecutivo con saldo a favor. Los activos internacionales del BCRA alcanzaron los USD 27.751 millones

Compartir
Compartir articulo
El BCRA acumula compras netas en el mercado por casi USD 9.000 millones desde el 11 de diciembre.
El BCRA acumula compras netas en el mercado por casi USD 9.000 millones desde el 11 de diciembre.

El monto operado en el mercado mayorista descontó más de USD 90 millones respecto del lunes, a unos USD 297,4 millones en el segmento de contado, lo que llevó a una reducción en el ritmo de compras que efectúa el Banco Central. La entidad absorbió a través de su intervención USD 84 millones este martes, un 28,2% de la oferta.

En el transcurso de marzo las compras oficiales alcanzan los USD 455 millones, en su quinto mes consecutivo con saldo a favor. Y desde el 11 de diciembre, cuando asumió el gobierno de Javier Milei, efectuó compras netas por USD 8.980 millones de dólares.

Por otra parte, las reservas internacionales avanzaron este lunes unos USD 112 millones, a USD 27.751 millones , en su nivel más alto desde el 14 de septiembre de 2023. Mejoran bajo la nueva administración nacional en USD 6.543 millones desde los USD 21.208 millones del 7 de diciembre.

“En principio, las perspectivas para la balanza comercial y la posibilidad de seguir recuperando reservas son auspiciosas para 2024, pero condicionadas a un segundo semestre en el que no haya atrasos en el tipo de cambio real de exportación ni ampliación significativa de la brecha cambiaria”, expresó Jorge Vasconcelos, economista Jefe del IERAL de la Fundación Mediterránea.

“El discurso de Milei generó reacciones positivas en el mercado, a tal punto que bajaron todos los precios del dólar -excepto el oficial-, los bonos volaron y el riesgo país se ubicó en el mínimo de casi 30 meses”, indicó Franco Casas, analista de Inversiones de Liebre Capital. “La expectativa de devaluación para marzo de los inversores implica una suba de 3,4% en el mes, muy cerca de la postura oficial. Además de los precios de dólar futuro, también sufrieron retrocesos los dólares paralelos, llevando la brecha cambiaria por debajo del 15% en el caso del dólar informal”, agregó.

“Más allá de que se extiende el saldo positivo del BCRA, y así es que se siguen recuperando divisas, los operadores continúan atentos al tipo de cambio real dado que crawling peg corriendo muy por debajo de la inflación podría en los próximos meses evaporar la mejora de competitividad de la devaluación de diciembre pasado”, comentó el economista Gustavo Ber.

“Aún así, los dólares financieros siguen desinflándose, con una brecha ya cercana al 20%, un nivel que despierta expectativas sobre una unificación cambiaria a futuro, tal vez tras la liquidación de la cosecha, a fin de seguir durante esa etapa fortaleciendo el balance del BCRA”, agregó el titular del Estudio Ber.

Si bien el gobierno nacional está realizando esfuerzos para ordenar el descalabro heredado en materia de comercio exterior, todavía falta un largo camino hasta que las operaciones de importaciones puedan fluir con cierta normalidad. “Los importadores sigue registrando dificultades para acceder a divisas y eso incrementa sus costos financieros y logísticos, lo que repercute en los valores de los agroinsumos”, apuntó Santiago Giraud, economista de la Unidad de Investigación y Desarrollo de CREA.

Adicionalmente, también pesa el reciente incremento del Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS) aplicado a las importaciones, que actualmente se encuentra en un 17,5 por ciento.

Giraud además destacó que otro desafío importante es el relativo a la sostenibilidad de la política de déficit cero de la administración pública nacional, ya que el recorte de gasto se viene realizando fundamentalmente por licuación de partidas. “No hay por el momento un cambio estructural del Estado orientado a una reducción del déficit, sino un congelamiento de partidas en un contexto inflacionario y esa licuación tiene cierto límites, que en algunos casos ya comenzaron a evidenciarse”, explicó el especialista de CREA.