Las variables económicas que resaltó Milei para poder ver “la luz al final del camino”

A través de sus redes sociales el presidente sugirió mirar cómo los agregados monetarios, el dinero que existe en la economía, se está licuando. La baja de los dólares financieros, así, sería un anticipo de los índices de precios por venir

Compartir
Compartir articulo
Fotografía de archivo fechada el 17 de enero de 2024 del presidente de Argentina, Javier Milei, durante una sesión plenaria en el Salón de Congresos en el marco de la 54ª reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM), en Davos (Suiza). EFE/EPA Gian Ehrenzeller
Fotografía de archivo fechada el 17 de enero de 2024 del presidente de Argentina, Javier Milei, durante una sesión plenaria en el Salón de Congresos en el marco de la 54ª reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM), en Davos (Suiza). EFE/EPA Gian Ehrenzeller

El presidente Javier Milei recurrió, como es su costumbre, a su cuenta en la red social X (ex Twitter) para comentar su mirada respecto a la marcha de las medidas económicas que ejecuta el ministro de Economía, Luis Caputo. En particular, el mandatario intentó separar la marcha de la inflación —que en enero tocó un récord en más de 30 años— de la suerte del dólar. Y llamó a mirar una serie de variables para “ver la luz al final del camino” en materia de la dinámica de precios.

“Dólar e inflación. La inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario que surge de un exceso de oferta de dinero que hace que el poder adquisitivo de la moneda caiga y con ello todos los precios expresados en unidades de moneda local suban”, escribió Milei.

“El dólar, al ser un activo financiero y por ende ajustar más rápido que los bienes, se anticipa a los precios (no es que causa la suba de los precios)”, añadió.

La publicación de Milei en X (la ex Twitter)
La publicación de Milei en X (la ex Twitter)

“Utilizando este marco analítico, les propongo mirar lo que está pasando con los agregados monetarios en términos nominales, reales y de PIB. Si no erran la matemática verán la luz al final del camino y entenderán que pone tan nerviosa a la casta...”, concluyó el presidente.

Las variables que sugiere mirar Milei hablan de la cantidad de pesos que circula en la economía, para simplificarlo un poco. Y en ese sentido, en términos nominales, es una variable que crece pero, acá lo importante, es que lo hace a un ritmo mucho menor que la inflación. Es decir, no logra alcanzarla.

De ahí que Milei sugiere mirar el mismo dato pero en “términos reales” (es decir, después de considerar la inflación) y en términos de su tamaño en comparación con el Producto Interno Bruto, si se quiere, otra forma de ver la variación de los pasivos monetarios en términos reales.

En términos reales, es decir considerando la inflación, el dinero que existe en la economía se está desplomando (Fuente: Salvador Vitelli)
En términos reales, es decir considerando la inflación, el dinero que existe en la economía se está desplomando (Fuente: Salvador Vitelli)

Lo que muestran esas curvas de agregados monetarios es un derrumbe de la cantidad de pesos que existen en la economía. Al no llegar a alcanzar el ritmo de crecimiento que sostienen los precios, el poder de compra de los pesos existentes se desploma. Hay menos dinero “en términos reales”.

El mensaje del mandatario permite diferentes análisis entre los especialistas.

“Lo que creo que dice es que la inflación es producto del exceso de oferta de pesos consecuencia de la emisión monetaria sin respaldo realizada por el gobierno anterior. Que el dólar no es una moneda, sino un activo financiero como si fuera un bono o una acción, y que, como tal, se ajusta más rápido que los precios de los bienes y servicios tradicionales porque el mercado por oferta y demanda define el precio de ese activo, diferente a los bienes y servicios que funcionan con una lógica más compleja, y que, al valuar los precios al valor dólar se mueven en consecuencia de este movimiento”, comentó por ejemplo Federico Glustein, economista.

El peso de los agregados monetarios en comparación con el PBI también muestra la contracción (Fuente: Salvador Vitelli)
El peso de los agregados monetarios en comparación con el PBI también muestra la contracción (Fuente: Salvador Vitelli)

“Lo que más tarde justifica es que la base monetaria cae en términos reales, hay menor circulación monetaria y, por ende, eso produce una desaceleración de la inflación. En síntesis, esto que está sucediendo es transitorio y una vez que la oferta de dinero se normalice y siga sin emitirse dinero, se va a resolver la problemática inflacionaria y del tipo de cambio”, agregó.

Claro que, a modo de salvedad, ese anticipo de precios más calmos para el futuro viene de la mano del dólar libre y cotizaciones financieras: el cepo sigue estando y, con él, la señal que rescata Milei queda puesta en duda.

En tanto, Rocío Bisang, economista de EcoGo, dijo: “La idea es que al igual que en todos los mercados, hay un equilibrio entre la oferta de dinero (la plata que circula) y la demanda del mismo (la plata que se gasta). Lo que se postula es que el nivel de oferta de dinero tiene impacto sobre la inflación y las variables reales. Es decir, si en algún momento el circulante de dinero aumenta, la inflación va a aumentar también y esto va a tener efecto sobre otros mercados. En ese sentido la política monetaria -controlar el circulante ya sea con emisión, tasa de interés u otro mecanismo-, es la herramienta clave para reducir la inflación”.

“Dicho eso, básicamente a lo que el presidente apunta con el posteo es a que se están reduciendo los agregados monetarios, se esta controlando el excedente de pesos y que eso va a impactar de forma positiva en la inflación”, agregó.

Por su parte, Nery Persichini de GMA Capital marcó que “es una visión de por qué el dólar recortó a mínimos reales desde agosto de 2019, y cómo este movimiento podría anticipar lo que ocurriría con la dinámica inflacionaria”.

“La aceleración inflacionaria de este primer trimestre de la gestión de Milei (74% asumiendo el dato de 15% para febrero) colaboró para licuar la masa de pesos de la economía. La base se desplomó 41% real en 12 meses. Y la oferta monetaria, tanto con M2 privado como con M3 privado, se erosionó 33% real en un año. Por el lado de los pasivos remunerados, la merma real es de 23% real anual”, añadió.

“La mejor noticia es que la emisión exógena desapareció. Este es el ancla monetaria más potente. En la medida que el superávit fiscal se mantenga, más creíble sería la promesa de que la “maquinita” para asistir al Tesoro fue desconectada”, concluyó Persichini.