El riesgo país quedó en su nivel más bajo en 22 meses tras el salto de los bonos en dólares

De la mano de la suba de la cotización de los bonos del canje, en su precio más alto desde octubre de 2020, el indicador de JP Morgan cayó debajo de los 1.800 puntos básicos, un mínimo desde el 4 de mayo de 2022

Compartir
Compartir articulo
Los bonos son los activos de mejor desempeño en lo que va de febrero.
Los bonos son los activos de mejor desempeño en lo que va de febrero.

Los bonos de la deuda son los activos bursátiles que se mantienen más firmes en la última semana, de la mano de una mejora en las expectativas económicas y financieras. En la última semana los títulos públicos en dólares avanzaron un 6% en promedio, en el caso de los Globales que son operados en Wall Street, y un 4% para los Bonares. Los primeros fueron emitidos bajo legislación extranjera y los segundos, con ley argentina.

Así, estos papeles de la deuda soberana alcanzaron sus precios en máximos desde octubre de 2020, poco después de que estos títulos reestructurados salieran a cotización en el mercado secundario durante la presidencia de Alberto Fernández.

En consonancia con esta recuperación, también retrocede el riesgo país de Argentina, Este indicador elaborado por JP Morgan -que mide el diferencial de las tasas de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU respecto de sus pares emergentes- cede este viernes debajo de los 1.800 puntos básicos y se ubicó en los 1.788 enteros, un mínimo desde el 4 de mayo de 2022.

“La deuda soberana en dólares amplió la solidez con la que arrancaron la semana en la plaza local tras los feriados de Carnaval. Una vez más los Globales se mantuvieron al alza a lo largo de la última rueda ensanchando notablemente sus cotizaciones”, puntualizaron los analistas de Portfolio Personal Inversiones. De esta manera, el precio promedio por outstanding (pendiente) se disparó hacia los 39 dólares.

infobae

“Cabe mencionar que el contexto internacional mejoró con el correr de los días, aunque, no explica del todo el impresionante rebote que tuvo la deuda en dólares argentina. Si bien es esperable que las reacciones en activos de high beta como los títulos argentinos sean más pronunciadas, pensamos que no es el único factor que impulsa las cotizaciones de los bonos criollos”, evaluaron desde Portfolio Personal.

“Si bien el contexto fue optimista, la performance de los Globales sobresalió por sobre el resto. Ciertos puntos del plano local pensamos que favorecieron la notable escalada de la deuda en dólares. Más allá del tropezón legislativo que significó el revés de la Ley Ómnibus, creemos que el segmento de deuda en dólares incorporó las señales positivas de los últimos días. En este sentido, la inflación relativamente baja de enero, la buena perspectiva fiscal de enero, la acumulación de dólares del Banco Central y las lluvias del fin de semana en la zona núcleo, que llegaron en un momento crítico para el maíz y la soja, son factores que podrían tener influencias positivas en las cotizaciones de los activos argentinos”, detallaron.

Un informe de GMA Capital describió que “a pesar del revés legislativo por la Ley de Bases, se nota un voto de confianza por parte de los inversores. Para afirmar esto nos basamos en el estado de gracia del peso -el ‘contado con liqui’- es el más bajo en términos reales en cuatro años- y en la fortaleza de los bonos en dólares, especialmente del GD30, que alcanzó su mayor valuación desde la restructuración”.

“Con todo, entendemos que este apoyo del mercado es condición necesaria evitar nuevas turbulencias nominales y aceitar el motor para estabilizar, pero jamás suficiente. El mayor mérito de la gestión parece haber sido esquivar con cierto éxito un proceso de espiralización. ¿Las claves de este pequeño triunfo? El cambio de régimen fiscal -objetivo de equilibrio financiero-, monetario -financiamiento al Tesoro cero y absorción de pesos vía Bopreal) y cambiario -salto discreto y acumulación de divisas con cepo- ofició de ancla temporal. Además, el bajón de la actividad (indicadores ‘tempranos’ de enero señalan desplomes de entre 20% y 30% en sectores claves de la industria y la construcción- y la caída del salario real colaboraron para mitigar el pass through de la devaluación a precios”, detallaron desde GMA Capital.

En tanto, un informe del Grupo IEB (Invertir en Bolsa) aportó que “entre los drivers que explican la suba se puede mencionar el dato de inflación que muestra una desaceleración, la recomposición de reservas y principalmente el dato fiscal de enero que según las declaraciones del Ministro de Economía y los primeros datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso lucen muy alentadores”.