El balance que realizaron los empresarios que acompañaron a Javier Milei en su paso por Italia

Una comitiva de los principales referentes sectoriales acompañó a la delegación oficial y compartió un evento con ejecutivos de compañías italianas. Apoyo al rumbo económico del Gobierno, preocupación por la caída de la ley ómnibus y la lectura del gesto del Papa Francisco

Compartir
Compartir articulo
El presidente Javier Milei llegará al Vaticano junto a la canciller Diana Mondino y un grupo de empresarios
El presidente Javier Milei llegará al Vaticano junto a la canciller Diana Mondino y un grupo de empresarios

La comitiva de empresarios que acompañaron Javier Milei en su paso por Italia, el cual incluyó una audiencia con el Papa Francisco, transmitió su apoyo a las reformas que impulsa el Gobierno y lamentaron el fracaso de la ley ómnibus en el Congreso. También mostraron entusiasmo por el abrazo entre Bergoglio y el Presidente, algo que tomaron como un gesto a la sociedad por parte del sumo pontífice. Hubo contactos con la canciller, Diana Mondino; el ministro del Interior, Guillermo Francos, y su par de Capital Humano, Sandra Pettovello.

Uno de los presentes fue el presidente de Cicyp y vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, Marcos Pereda, quien resaltó: “Argentina necesita recrear el clima de negocios, oxigenar la economía. Si no es a través de la Ley de Bases, hay que buscar otras iniciativas. Los precios estaban tan regulados y la economía tan intervenida que vivíamos en una irrealidad. Esa ficción nos llevaba a una hiperinflación y a un desastre mayor en materia social”.

“Tanto el oficialismo como la oposición deben encontrar un modo civilizado para transitar las diferencias. La situación es tan delicada que no hay lugar para más confrontación. Es necesario buscar puntos de encuentro. El gobierno debe mantener firme el timón en la búsqueda del equilibrio fiscal. Con déficit no hay posibilidades de crecer ni de que la inflación ceda verdaderamente. Argentina necesita abrirse al mundo, salir en la búsqueda de nuevos mercados y animarse a competir con el mundo moderno”, añadió.

Marcos Pereda; presidente de Cicyp y vice de la SRA; Adelmo Gabbi de la Bolsa de Comercio; Mario Grinman, de la CAC; Gustavo Weiss, de la Cámara Argentina de la Construcción; Daniel Funes de Rioja; de la Unión Industrial, Cristiano Rattazzi, de Grupo Módena; y Alfredo González, presidente de la CAME, en la Catedral de San Pedro, en el Vaticano
Marcos Pereda; presidente de Cicyp y vice de la SRA; Adelmo Gabbi de la Bolsa de Comercio; Mario Grinman, de la CAC; Gustavo Weiss, de la Cámara Argentina de la Construcción; Daniel Funes de Rioja; de la Unión Industrial, Cristiano Rattazzi, de Grupo Módena; y Alfredo González, presidente de la CAME, en la Catedral de San Pedro, en el Vaticano

Otro de los miembros de la comitiva fue el titular de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, quien se mostró en sintonía con el rumbo del oficialismo al tiempo que destacó el potencial que tiene la Argentina como proveedor del mundo. “Pudimos hablar con Mondino, Francos y Pettovello. Transmitimos que el plan de ordenar las cuentas y liberalizar la economía nos parecía perfecto. Nos dijeron que eran conscientes de que podía no salir la ley ómnibus, pero que era mejor eso que conseguir una norma incompleta”, dijo a Infobae el empresario.

Por otro lado, Grinman destacó el abrazo “fuera de protocolo” entre Milei y el Papa en el marco de la canonización de Mama Antula -la primera santa argentina-: “Tiene un valor importantísimo para el país, algunos de los que estábamos ahí nos emocionamos. Lo que nos dice Francisco con ese gesto es que dejemos de pelear y que tratemos de unirnos aún en las diferencias. Porque el conflicto también nos llevó a la crisis que vivimos ahora”.

El martes por la mañana acompañaron a Mondino a una reunión con ejecutivos de la Confederación General de la Industria Italiana (Confindustria). “Cuando conversamos con empresarios italianos se ven desesperados porque generemos las condiciones necesarias para que vengan a invertir. Argentina dejó de ser el granero del mundo. Ahora sumamos minería, energía, todo lo que el mundo necesita lo tenemos en abundancia. El problema es que no somos confiables como país y eso hay que revertirlo”, sostuvo Grinman.

Marcos Pereda, presidente del Cicyp y vice de la SRA
Marcos Pereda, presidente del Cicyp y vice de la SRA

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), a través de supresidente, Alfredo González, estuvo rerpresentada en Italia durante el encuentro en la sede de Confindustria. Allí planteó la importancia de ampliar el alcance de las pymes a escala internacional. “Energía, alimentos y sus subproductos son sectores fundamentales para profundizar lazos económicos entre ambas naciones”, dijo González, en el marco de la gira presidencial por el país europeo.

“Las relaciones bilaterales entre Argentina e Italia son significativas para todo el universo pyme de nuestro país”, continuó y agregó: “El sector tecnológico también es muy buscado, con intercambio de maquinaria y tecnología para seguir generando más productos con valor agregado en origen”.

Además, González recordó que “Italia provee de maquinarias e insumos industriales a las pymes nacionales y que en Argentina hay más de 250 compañías de capitales italianos y más 2000 que son ítalo-argentinas, con posibilidades de que sean más en los próximos años”.

Los demás invitados fueron Adelmo Gabbi de la Bolsa de Comercio; Daniel Funes de Rioja; de la Unión Industrial; Gustavo Weiss, de la Cámara Argentina de la Construcción; Javier Bolzico, de ADEBA; Carlos Ormachea, de Tecpetrol, la petrolera de Techint; Gonzalo Tanoira, de Citrícola San Miguel, Martín Rappalini, de la UIA bonaerense; Alejandro Elsztain, hermano de Eduardo, dueño de IRSA y Marcos Bulgheroni, de Panamerican Energy.

El tema ineludible en la sala de preembarque el viernes pasado, reconstruyó Infobae, eran las consecuencias políticas y económicas de la caída de la ley ómnibus. No todos observan que el traspié sea necesariamente malo (aunque lo lamentan), pero sí comparten la inquietud que tiene que ver con la cintura política que deberá tener el Presidente para el tiempo que viene.

Mientras debatían sobre el escenario económico (Pereda y Grinman conversaban animadamente y en buena sintonía), algunos de los dirigentes gremiales y empresarios presentes cuestionaban el rol que jugó el gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, en el tratamiento del frustrado proyecto. La invitación, sin los gastos incluidos, corrió por cuenta de Mondino, a través de su secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Héctor Marcelo Cima.