Hipotecarios UVA: el Banco Nación lanzó algunas facilidades para pagar las cuotas de los préstamos

La entidad comunicó a sus clientes la posibilidad de “congelar” las próximas cuotas al valor pagado en enero y diferir pagos para el final del plazo. En campaña, Javier Milei había rechazado cualquier solución general para quienes tomaron los créditos

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Banco Nación, que cuenta en su cartera con casi la mitad de los 95.000 créditos hipotecarios UVA vigentes en el mercado, informó a sus clientes una serie de facilidades para el pago de las cuotas en virtud de la aceleración de la inflación, el parámetro que se utiliza para actualizarlas.

En el marco de un “Sistema de apoyo para los tomadores de Préstamos Hipotecarios”, quienes tengan un préstamo hipotecario UVA podrán “congelar las cuotas de febrero y marzo de 2024 al valor de la del mes de enero de 2024”. También podrán diferir el pago de hasta 6 cuotas, por única vez, quienes acrediten que perdieron su ingreso.

“Si en la actualidad las personas que integran el préstamo no cuentan con ingresos, podrán solicitar en la sucursal el diferimiento de las próximas 3 cuotas. Esta medida puede ser solicitada por única vez con la posibilidad de prórroga por otras 3 cuotas”, señaló el Nación a sus deudores hipotecarios a través de un mail bajo el título “Tratamiento especial para las cuotas de tu hipotecario UVA”.

Asimismo, el Banco Nación recordó que en caso de que la cuota del préstamo UVA supere el 35% de los ingresos totales del titular o los codeudores del crédito, se puede fijar ese porcentaje como tope de la cuota durante un plazo máximo de 6 meses.

¿Quién cubrirá los pagos que el Banco Nación le postergue a sus clientes? Esa diferencia no será bonificada, sino que se seguirá ajustando por inflación y se pagará al final del plazo original del crédito. “Las diferencias generadas por la aplicación de estos mecanismos serán convertidas a UVA y reprogramadas, sin intereses o cargos de ninguna clase, para su cancelación a partir de la finalización del cronograma vigente del préstamo, en cuotas que no podrán superar la cuota original del préstamo”, explicaron desde el Nación a Infobae.

Milei, en campaña, sobre los deudores UVA: “¿El gobierno les puso una pistola en la cabeza para que tomen los créditos? Tomaron una decisión en términos de renta y riesgo y como el resultado es adverso quieren que los pague otro”

La tramitación de estas facilidades deberá hacerse a través de la web del Banco. A su vez, quienes tengan cuotas vencidas por más de dos años o tengan situación irregular en el BCRA deben acudir a las sucursales para pedir una reprogramación del préstamo.

El tope del 35% de los ingresos para la cuota viene de un decreto de 2020, dictado en el marco de la emergencia de la pandemia entre otras normas de asistencia a los endeudados. De ese modo, a pesar de la aceleración inflacionaria, en la actualidad la morosidad del universo de deudores hipotecarios UVA sea muy baja, apenas algo superior al 1% del total.

Los bancos están obligados a no cobrar más de ese porcentaje en la cuota. Algunos bancos públicos, como el Provincia de Buenos Aires, decidieron desde entonces bonificar el excedente. Otras entidades lo cobran al final del préstamo, agregando cuotas. Cabe recordar que la banca pública otorgó dos terceras partes de estos préstamos.

Muchos de los deudores siguen pidiendo cambios en las condiciones del crédito; de hecho, llegó a tratarse en el Congreso un proyecto de ley para modificar sus condiciones y, en lugar de ajustar las cuotas por la inflación, hacerlo por un índice salarial. Al mismo tiempo, si bien la elevada inflación golpea a todos por igual, con el paso del tiempo y el efecto de la controversial Ley de Alquileres, la mayoría de los deudores UVA quedaron en una situación más favorable que los inquilinos.

Si hubo un firme opositor a esas soluciones especiales para los deudores UVA, fue el Presidente Javier Milei. En una entrevista brindada pocos días después de ganar las elecciones, fue consultado acerca de si los deudores hipotecarios iban a recibir alguna plan de ayuda. La respuesta del primer mandatario fue tajante: “Si decido tener una vida temeraria, ¿es correcto que le pase las cuentas a ustedes? ¿El gobierno les puso una pistola en la cabeza para que tomen los créditos? Tomaron una decisión en términos de renta y riesgo y como el resultado es adverso quieren que los pague otro. Se tienen que hacer cargo de la decisión”.