Sólo una de cada cuatro empresas en la Argentina encuentra los trabajadores con la formación y experiencia que necesita

La escasez de talentos se profundizó en la última década. Cuáles son los sectores con mayores dificultades y qué hacen las empresas para competir por los mejores candidatos

Compartir
Compartir articulo
Las escasez de talentos es un problema recurrente en múltiples sectores económicos.
Las escasez de talentos es un problema recurrente en múltiples sectores económicos.

El encuentro entre la oferta y la demanda nunca es sencillo y menos en el mercado laboral argentino. Según un estudio de Manpower, sólo una de cada cuatro empresas locales puede encontrar los trabajadores que busca, con la formación y la experiencia ideales para el puesto.

La investigación, en base a la consulta de más de 40.000 empleadores de 40 países, demostró una situación preocupante para la Argentina. Los resultados demuestran que en la actualidad 76% de los empleadores locales tiene inconvenientes para encontrar mano de obra calificada.

“Aunque la cifra ha experimentado una disminución de dos puntos porcentuales en comparación con el año anterior, aún se mantiene como una de las más elevadas de la última década”, explicaron los especialistas de Manpower.

infobae

El estudio clasifica los países en una tabla de mayor a menor dificultad para cubrir puestos, pero es heterogéneo, porque mientras la Argentina sobresale por el bajo clima educativo de los trabajadores, en otros como Japón, Canadá y EEUU, por caso, el fenómeno ocurre por haber alcanzado un estado de pleno empleo.

Así en los primeros puestos con dificultades aparecen: Canadá (80%), Brasil (80%), Puerto Rico (78%), Argentina (76%), Guatemala (71%), Estados Unidos (70%), Costa Rica (70%), México (68%), Colombia (66%), Perú (65%) y Panamá (65%), con un promedio global de 75%, siendo Japón (85%) el que reporta las mayores carencias.

Según la investigación, los cinco puestos más difíciles de cubrir son IT y Análisis de Datos, Ingeniería, Operaciones y Logística, Atención al Cliente y “Ventas y Marketing”.

infobae

La competencia externa

A las dificultades para encontrar talentos dentro del país se suma otro problema no menor: la competencia externa. Es que cada vez más empresas internacionales contratan a empleados argentinos para trabajar a distancia. Está claro que a las empresas locales les cuesta mucho competir en ese ámbito, no solo por la comodidad que ofrece el trabajo a distancia, sino también por el nivel de ingresos que ofrecen las compañías del exterior.

Desde el punto de vista de los talentos, más allá de su nivel de educación, el compromiso y la flexibilidad como las principales aptitudes que llaman la atención de las empresas extranjeras, se destaca la rápida adopción de las nuevas tecnologías como habilidad fundamental para posicionarse ante tanta competitividad.

Cada vez más empresas internacionales contratan a empleados argentinos para trabajar a distancia

Para ponerlo en números, en 2023 Argentina se mantuvo en el tercer lugar en el ranking global de países con el mayor número de trabajadores contratados por empresas extranjeras. Así lo demostró el Reporte del Estado de la Contratación Global realizado por Deel.

Según los datos brindados por la HR-Tech, el talento argentino es contratado en su mayoría por empresas de Estados Unidos, Reino Unido, México y Chile.

“Nuestro reporte anual nos permite mostrar la evolución de una fuerza laboral global a la que se le habilita un mundo de oportunidades, tanto para trabajadores como para empresas. Observamos un interés sostenido de las compañías globales por el talento argentino y, al mismo tiempo, un aumento del interés de las empresas locales por contratar en otros mercados para escalar sus negocios”, dijo Natalia Jimenez, Directora Regional para Latinoamérica habla hispana en Deel.

El sector tecnológico sigue teniendo problemas para encontrar nuevos talentos. (Universidad Continental)
El sector tecnológico sigue teniendo problemas para encontrar nuevos talentos. (Universidad Continental)

Uno de los grandes atractivos que encuentran los trabajadores argentinos para buscar oportunidades en el exterior, es el salario. Para dar un ejemplo, según el análisis de Deel, el promedio de salario para un Ingeniero de Software Senior contratado de forma remota para el exterior fue de USD 171.300 anuales durante 2023, un monto considerablemente superior al que se paga en Argentina e incluso mayor al que se registra en los países de la región que mejor pagan por ese puesto, como es el caso de Colombia, con un promedio de USD 146.200, y México, con 168.000 dólares.

Los roles más buscados para la contratación global, están vinculados a la educación, las finanzas y la atención al cliente. A los desarrolladores de software, se suman los docentes, los responsables de customer success y los especialistas en finanzas como los profesionales más contratados.

Estrategias “caza talentos”

Los problemas para encontrar nuevos trabajadores se han profundizado, pero son de larga data. Por eso, los empleadores han ideado diferentes estrategias para intentar captar y retener a los trabajadores mejor calificados.

Luis Guastini, Director General y Presidente de ManpowerGroup Argentina y Director de Talent Solutions para Latinoamérica, explicó que en el contexto de escasez de trabajadores calificados, “resulta fundamental invertir en el desarrollo de habilidades y en la formación de profesionales que se adapten a las demandas del mercado laboral actual”.

Según la encuesta de marras, 48% de las empresas ofrece flexibilidad en relación al lugar físico de trabajo de los empleados. El 26%, además, busca atraer a los empleados mejor calificados con aumentos de salarios.

La flexibilidad para hacer trabajo remoto es una de las ventajas que ofrecen las empresas locales para tratar de captar talentos. (Imagen ilustrativa Infobae)
La flexibilidad para hacer trabajo remoto es una de las ventajas que ofrecen las empresas locales para tratar de captar talentos. (Imagen ilustrativa Infobae)

Así mismo, el 20% compensa los problemas para encontrar talentos priorizando la automatización de tareas o procesos seleccionados. En ese punto juega un rol importante el desarrollo de la inteligencia artificial, que tras el “boom” de los últimos años ha pasado a tener un papel protagónico en múltiples tareas laborales.

Ahora bien, según las estadísticas publicadas por la consultora, una de cada cinco compañías reduce habitualmente los requisitos de calificación u otorga un bono de aceptación de puesto de trabajo.

Un 18% compensa el problema contratando candidatos internacionales

Por último, un 18% compensa el problema contratando candidatos internacionales. También el estudio de Deel da cuenta de que las empresas argentinas consideran al talento internacional a la hora de escalar su negocios. Estados Unidos, Colombia, México, Perú y España son los mercados a donde más recurren las compañías argentinas para incorporar talento, con ingenieros en sistemas y desarrolladores como los roles más contratados.

Los resultados surgieron de un informe que analiza más de 300.000 contratos generados en 160 países a través de la plataforma de la compañía. “Se usaron datos de más de 20.000 clientes y miles de fuentes de información de terceros, para describir las tendencias de la fuerza laboral mundial a lo largo del último año”, precisaron.

Para el economista José Vargas, director de la consultora Evaluecon, la escasez de mano de obra calificada no es un problema que se pueda resolver en el corto plazo. “La macro necesita tener un crecimiento sostenido. Al mejorar la actividad económica, mejoran también los niveles de formación y la oferta de trabajadores calificados, pero es algo que lleva tiempo”, recalcó.

Bajo nivel de formación

Uno de los factores condicionantes al momento de explicar por qué faltan trabajadores calificados en Argentina, es la baja proporción de personas graduadas o con estudios terciarios iniciados.

infobae

Según el Censo 2022 del Indec, sólo 24,4% de la población masculina mayor de 25 años tiene estudios terciarios o universitarios completos o incompletos. Otro 25,3% llegó a terminar el secundario y un 49,3% no llegó a terminar el secundario.

En lo que respecta a la población femenina mayor de 25 años, el 41,2% no terminó aún el secundario, el 25,1% tiene el secundario completo y el 33,8% tiene estudios universitarios en proceso o terminados.