El nivel de acatamiento al paro fue menor al 4% en los comercios porteños, según una entidad pyme

Son datos de un relevamiento de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba). “Detectamos una fuerte necesidad de abrir para vender”, resumió su presidente, Fabián Castillo

Compartir
Compartir articulo
Un comerciante cuenta pesos argentinos en su comercio (REUTERS/Agustin Marcarian)
Un comerciante cuenta pesos argentinos en su comercio (REUTERS/Agustin Marcarian)

El acatamiento al paro nacional en el comercio pyme de la Ciudad de Buenos Aires fue menor al 4 por ciento, según un relevamiento de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba).

Según esta entidad pyme, sólo el 3,6 por ciento de los negocios relevados por la entidad gremial empresaria dijo haber cerrado sus puertas hoy, en virtud de la medida de fuerza decretada a nivel nacional.

Más aún, según se detalló en un comunicado, en zonas recurrentemente afectadas por movilizaciones como el microcentro, el nivel de apertura de los comercios fue prácticamente el habitual.

“Lo que hemos detectado es una fuerte necesidad de abrir para vender. El impacto económico en el sector pyme es tan grande que no hay margen para cerrar un día. Los comerciantes que pudieron, abrieron y atendieron al público”, explicó Fabián Castillo, presidente de Fecoba.

“En los sectores donde se registró mayor cierre comercial fue la zona afectada en el operativo de seguridad, que impidió la atención normal al público o el transporte de vehículos. Las principales razones esgrimidas por los consultados que decidieron abrir fueron la necesidad de no perder días para facturar, el normal desarrollo del transporte público durante gran parte del día y la decisión de no adherir a la convocatoria”, detalló la federación.

Entidades bonaerenses

Esta mañana, las principales entidades empresariales de la provincia de Buenos Aires manifestaron su rechazo al paro general que realizó la Confederación General del Trabajo (CGT). También advirtieron que la medida de fuerza tendrá un efecto negativo para la actividad económica del país.

“Desde la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (Adiba), la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Cepba)Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap)Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) y la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires (Uipba) rechazamos el paro convocado por la CGT por considerar que afecta negativamente la actividad económica de nuestro país, siendo a su vez una herramienta que lejos se encuentra de aportar soluciones”, manifestaron las entidades a través de un comunicado.

Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA
Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA

“Estamos atravesando una situación crítica en términos económicos y sociales. El paro que se desarrollará en el día de hoy alimenta tensiones, y dificulta la búsqueda de soluciones consensuadas”, añadieron.

“Estamos convencidos de que el camino para el progreso de nuestro país es a través del normal desarrollo de la actividad, trabajando en pos del crecimiento y la construcción de espacios de diálogo”, sostuvieron.

Postura empresaria

Además,dDistintas organizaciones empresarias a nivel nacional expresaron su desacuerdo con el paro general. Desde la Unión Industrial Argentina, pasando por la Cámara de la Construcción, la Cámara Argentina de Comercio, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y la Federación de transportistas sentaron posición ante una medida de fuerza que, entienden, llega demasiado rápido en el gobierno de Javier Milei y afecta a la actividad en un momento en que la economía sufre las medidas iniciales previas a un plan de estabilización.

“Creemos en el diálogo social como principal herramienta para la discusión democrática de las cuestiones socioeconómicas y laborales, ya que una medida de fuerza de este tipo —de fuertes implicancias y connotaciones políticas— en el contexto económico que estamos atravesando, termina perjudicando seriamente a los propios trabajadores y a la producción, cuando lo que la Argentina necesita es más inversión para más creación de empresas y de empleo formal, registrado y socialmente protegido”, dijo Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA.

“Es fundamental —entonces— la búsqueda de consensos en las cuestiones de interés común relativas a políticas económicas y sociales. Por nuestra parte reiteramos la convicción de que las medidas en materia laboral planteadas por el Gobierno Nacional van en el camino correcto hacia la impostergable adaptación a las nuevas realidades de la tecnología y del empleo, si es que verdaderamente aspiramos a un desarrollo federal, integrado e inclusivo”, comentó el líder industrial.