Carlos Melconian: “La mitad de esto es impuestazo y la otra mitad licuación”

El economista planteó que el ajuste promovido por el gobierno de Javier Milei lo paga la gente y no la “casta política”

Compartir
Compartir articulo
Carlos Melconian (Matias Arbotto)
Carlos Melconian (Matias Arbotto)

El economista Carlos Melconian analizó los alcances de las primeras medidas anunciadas por el ministro Luis “Toto” Caputo que a su entender se encuentran muy lejos de conformar un plan de gobierno y por ahora conforman un “ajuste cambiario y fiscal clásico”.

La mitad de esto es impuestazo y la otra mitad es licuación”, resumió.

La palabra “impuestazo” alude a la decisión del Gobierno de imponer retenciones a las economías regionales y a la intención de dar marcha atrás con la rebaja del Impuesto a las Ganancias sancionada por el Congreso durante la campaña presidencial. También hubo cambios en el Impuesto País que grava con distintos porcentajes las operaciones con dólar.

En el caso de la licuación, Melconian lo explicó así: “Le van a dar un aumento nominal a las prestaciones sociales, a los jubilados y a todos los rubros del gasto; ¿Estás ganando 100? Bueno, te vamos a pagar 200. Te doy 100% de aumento. ¿Y cuánto hay de inflación? 200 por ciento. Eso significa que el pan y la gaseosa multiplicó su precio por 3. Entonces yo me voy a dar cuenta que me diste más plata pero llego a mi casa y compro menos pan. ¿Qué pasó con mi sueldo? ¡Se licuó””.

El especialista, que acompañó a Patricia Bullrich en la campaña y confrontó con el entonces candidato Javier Milei, explicó que el ministro de Ecomomía del gobierno de Alberto Fernández, Sergio Massa, ya había acudido a la licuación cómo método para bajar el déficit.

“Massa redujo un tercio el déficit primario y a la mitad el financiero. ¿Vos crées que contrató a Milton Friedman? ¿Cómo lo hizo? ¡Con licuación! ¡Con recontralicuación! Todos los meses anunciaba mejoras en las jubilaciones y en los planes sociales, ¿entonces me podés decir con todas esas mejoras cómo bajó el déficit? Con licuación”, desarrolló.

“¿Había alternativa a esto?”, preguntaron a Melconian en radio Rivadavia. “Alternativa a algo de licuación no, pero sí en lugar de la motosierra una laparoscópica te puede ayudar a limpiar ineficiencias del gasto público, esto es ir renglón por renglón”, precisó.

“Corresponde laparoscópica en jubilaciones de privilegio, en un millón y medio de asalariados públicos, en las prestaciones sociales... Pero simultáneamente que no sea a la carga barraca porque si no no se profesionaliza la burocracia y el Estado Argentino”, continuó.

Todo el mundo sabía que cuanto más inflación contra el gasto público haya, mejor. No me hago el langa de criticar esto. Pero no digamos que esto lo paga la política, la casta... siempre lo paga la gente”, cerró.

Video: las medidas anunciadas por Luis Caputo

Melconian, que hubiera sido ministro de Economía en una gestión de Bullrich, planteó además que la devaluación de 50% (el dólar oficial pasó de 400 a 800) termina afectando otras variables sensibles como las tarifas de los servicios públicos y el precio del combustible.

La devaluación se te fue de rosca porque cuando vos devaluás te aumenta el costo de la generación eléctrica y el precio del combustible, entonces la devaluación te juega en contra de la licuación”, explicó.

En ese sentido, recordó que cuando las empresas de servicios públicos eran estatales se aplicaban tarifazos constantemente porque los precios se atrasaban cuando se devaluaba el peso.

El fundador de la consultora MacroView aseguró que el gobierno de Milei mostró un nivel de improvisación muy alto en sus primeros días de gestión y que lo ideal hubiera sido anunciar un plan de shock con implementación programada y no medidas de emergencia como finalmente sucedió.

“Capaz estoy criticando lo que no existe, pero la comunicación ha sido mala. Vos lo que tenés que hacer es decir “este es el programa, estas son las leyes, este es el programa de desregulación”. Toda la chantada terminó, ahora poné arriba de la mesa lo que tenés”, precisó.

“Acá hacía falta un cambio de régimen muy superior. Acá no ha habido modificación de régimen cambiario, yo nunca dije que el cepo se levantaba, pero este régimen cambiario es muy parecido lo que había antes. Estás a tiempo de de corregir todo esto para dar la sensación de que en algún momento arranca un programa. Vos tenés que generarle la expectativa a la gente que hay un plan maestro, que pensaste un país, que estás en una primera etapa, no que después de esto viene un nuevo round devaluatorio”, completó.

“¿Cómo va a convivir el 2% de aumento de tipo de cambio mensual con 25% de inflación? En tres meses retrocediste tres casilleros. ¿Está pensado eso? ¿Qué van a hacer? Y contestar de frente march: el programa es este y vamos para acá. Que el tipo que te está viendo piense que esto está pensado y tener media docena de tipos hablando en ese camino. Acá lo que sienta dudas es la improvisación”, cerró.