Última rueda financiera antes de la asunción de Milei: qué espera el mercado para el dólar

En una plaza en la que las certezas son pocas, los operadores parecen manejarse con la expectativa de una fuerte suba del dólar oficial y un desdoblamiento cambiario que mantendría un dólar comercial y otro financiero. Una simplificación del cepo más que una eliminación. Al menos, esa es la apuesta del mercado

Compartir
Compartir articulo
Aunque se sepa poco sobre lo que viene, el mercado ya hizo sus apuestas sobre el esquema cambiario de diciembre (EFE)
Aunque se sepa poco sobre lo que viene, el mercado ya hizo sus apuestas sobre el esquema cambiario de diciembre (EFE)

Desdoblamiento cambiario. Dólar oficial en torno a 100% más caro, dólares financieros cerca de 50% por encima del mayorista. Y fuerte traslado a precios de ese nuevo esquema cambiario. Ese es el futuro inmediato que se lee para el mercado argentino si se traducen los precios de futuros de dólar, contado con liquidación, bonos dollar-linked, deuda ajustada por CER y otros activos que cotizan en la plaza local a un escenario para el día después.

Esto está lejos de ser una predicción, y si se leyera con ese tono, estaría aún más lejos de ser precisa. Pero de todas formas es lo que está incorporado en las operaciones financieras cotidianas. Ese sería el escenario de más alta probabilidad de ocurrencia que surge de interpretar como se movieron inversores, fondos y empresas en las últimas ruedas. Claro que la información de la que partieron para tomar sus decisiones es imperfecta y, que esos precios no son resultado de un consenso sino de una suerte de promedio de expectativas diversas.

“Es el mercado que se equivocó antes de las PASO, se equivocó antes de las generales y se equivocó en el balotaje”, le baja el tono Salvador Vitelli de Romano Group.

Fuente: PPI
Fuente: PPI

Cada operador tiene su propia visión respecto de cuánto se va a equivocar el mercado. Algunos ven al dólar oficial mucho más alto, algunos otros esperan una brecha mucho mayor. En ese sentido, no hay dos visiones similares. Pero en el global, se puede dibujar cuál debería ser el escenario cambiario que surja tras el cambio de Gobierno para que los precios se mantengan sin cambios. Es decir, que no haya ninguna sorpresa sino una confirmación de las especulaciones que guiaron a la plaza local.

“Si uno mira la deuda CER, tuvo un rally fenomenal estos últimos días, incluso está cotizando en valores de tasa nominal negativa que no veíamos en algunos papeles hace mucho tiempo. Entonces, el mercado está descontando allí una aceleración inflacionaria, donde está pagando paridades de títulos en pesos muy por encima del 100%, que al mismo tiempo te está indicando que el mercado descree de una dolarización”, dijo Vitelli.

“Con respecto a lo que es futuros de dólar, el mercado sigue poniendo en precios un escenario donde el dólr oficial sube pero queda por debajo de los 800 pesos. Eso no es para nada irrelevante teniendo en cuenta los valores de contado con liquidación que tenemos y demás que hay una cierta convergencia (...) entonces el mercado parecería creer en una suerte de unificación o mejor dicho un posible desdoblamiento pero con una brecha cambiaria baja”, estimó el especialista.

Un desdoblamiento es la expectativa del mercado, no una unificación. Habrá que esperar anuncios concretos para saber si, esta vez, los operadores acertaron (EFE)
Un desdoblamiento es la expectativa del mercado, no una unificación. Habrá que esperar anuncios concretos para saber si, esta vez, los operadores acertaron (EFE)

“Sintetizando todo esto, los precios del mercado son congruentes con un escenario de aceleración inflacionaria, de sinceramiento cambiario, y que además dentro de ese contexto una suerte de desdoblamiento, yo pienso, con una reducción de brecha significativa”, concluyó.

La lectura que surge de los precios es común a todos los operadores. Los matices aparecen cuando se consulta qué tan acertado está el mercado.

“El mercado esta pensando en un dólar oficial de $750 aproximadamente, y brecha comprimiendo fuerte, a niveles de 20 al 25%”, resumió Martin Przybylski de Consultatio Asset Management. Es decir, dólares financieros en torno a $900 o $940, como primer paso para la salida del cepo.

En esos números, aproximados, está implícito que el cepo se relaja pero no desaparece. ¿Cuál sería el sentido de que existiera una brecha cambiaria si el acceso al mercado es irrestricto?

Pero el propio Przybylski asegura no estar del todo de acuerdo con esa expectativa. “Veo al oficial más abajo, en torno a $650, y la brecha más alta. con un contado con liquidación cerca de $1.000″, dijo. El fundamento apra ello es que no cree que la brecha se desplome tanto si los controles de cambio se eliminan. Y que el dólar financiero, hoy cerca de los $900, no debería quedarse tan quieto. Esto es porque en la actualidad hay mucha oferta de dólares contado con liquidación debido al esquema que fijó Sergio Massa para el final de su mandato: cada dólar de exportadores se vende mitad en el mercado mayorista a cerca de $360 y la otra mitad en el liqui. Sin el peso de esa oferta, el “liqui” subiría, estima el operador.

Fuente: PPI
Fuente: PPI

Pero más allá de matices, con poca información de parte de Luis Caputo y el Gobierno entrante, se repite la idea de que se espera un mercado cambiario simplificado. Pero no libre.

“Lo que nosotros vemos que el mercado tiene cargado en precios es una simplificación del cepo. Esa simplificación se puede dar con un ajuste del dólar oficial y un desdoblamiento, digamos. (...) Por eso el dólar futuro está por debajo del dólar MEP, y el contado con liquidación, digamos. Unificación no hay en lo que espera el mercado, eso está clarísimo. Y brecha va a seguir habiendo, impuesto país va a seguir habiendo. La duda es si eliminan las percepciones de ganancias y de IVA, que es probable que sí que las eliminen”, sumpo Gabriel Caamaño de Outlier.

Los últimos reacomodamientos del jueves, con los futuros de dólar ajustando al alza, hicieron más precisa la expectativa.

“Los $770 del futuro de diciembre equivalen a $708 de hoy traído a valor presente con la tasa de Leliq. Considerando que el contado con liquidación finalizó en $950, el mercado de futuros opera con una brecha implícita de 34% para fin de diciembre, trepando desde un mínimo de 20% el 28/11. Por lo tanto, el consenso de mercado es una fuerte devaluación que no derivaría en una salida del cepo antes de fin de año”, añadió un reporte de Portfolio Personal Inversiones.