Sergio Massa anunció que antes de las elecciones enviará al Congreso una ley para crear la “moneda digital argentina”

El ministro de Economía y candidato de Unión por la Patria había anticipado durante el debate presidencial que promovería una medida de ese tipo, que acompañará la iniciativa de blanqueo que ya está presentada en el parlamento

Compartir
Compartir articulo
La moneda digital "ya fue implementado en más de 100 países. Noruega y Suecia es el modelo más conocido pero Brasil también", dijo Massa
La moneda digital "ya fue implementado en más de 100 países. Noruega y Suecia es el modelo más conocido pero Brasil también", dijo Massa

El ministro de Economía y candidato presidencial por Unión por la Patria Sergio Massa aseguró que enviará al Congreso un proyecto de ley para la creación de una “moneda digital argentina”, algo que había anticipado como una de sus medidas económicas durante el debate presidencial que se desarrolló este domingo en Santiago del Estero.

“La economía digitalizada rompe bolsones de corrupción, es el límite más franco que le podés poner. Voy a mandar al Congreso una ley para crear la moneda digital, que ya fue implementado en más de 100 países. Noruega y Suecia es el modelo más conocido pero Brasil también. Con Brasil tenemos mucho trabajo complementario y necesitamos una mirada común”, dijo Massa en declaraciones televisivas este lunes.

Por otra parte, aseguró que ese proyecto va acompañado con la iniciativa de blanqueo de capitales que ya está presentado en el parlamento. “La oposición no quiere votarlo porque viene acompañado por el acuerdo que firmé con el gobierno de los Estados Unidos que me da acceso a aquellos que tienen cuentas en los Estados Unidos”, dijo a C5N.

“La economía digitalizada rompe bolsones de corrupción, es el límite más franco que le podés poner. Voy a mandar al Congreso una ley para crear la moneda digital, que ya fue implementado en más de 100 países”, dijo Massa

“Como un gesto al gobierno de Estados Unidos, que nos dio acceso a un mecanismo privilegiado que es el de información automática de ciudadanos argentinos que tienen cuentas en su país, sería muy bueno que la oposición se siente en el recinto y lo vote”, agregó el ministro.

“Sería bueno que lo voten salvo que protejan a alguien que no sabemos. Ahora o en marzo la información va a llegar. (Además) evasión y fuga van a ser delitos no excarcelables. La justicia penal económica va a ser un gran actor. Al que fuga y evade hay que meterlo en cana porque sino siempre termina la carga sobre los que laburan el blanco. Vamos a cazar afuera del zoológico, pero necesitamos el arma bien cargada, la mira teledirigida, aunque hay sectores que parece que no quieren”, dijo el titular del Palacio de Hacienda.

Massa, por otro lado, anticipó hoy que la recaudación impositiva de septiembre registró “un aumento del 150% anualizada” y señaló que “todos pueden estar tranquilos desde el punto de vista fiscal” porque él es “un obsesivo de que Argentina tiene que llegar al equilibrio”.”Estoy convencido de que el país tiene que construir equilibrio fiscal, superávit comercial, acumulación de reservas para juntar los dólares para pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) y sacarlo del país”, dijo esta tarde Massa.

Massa planteó un sistema de moneda digital argentina que será presentado en el Congreso en los próximos días, anticipó. REUTERS
Massa planteó un sistema de moneda digital argentina que será presentado en el Congreso en los próximos días, anticipó. REUTERS

Al respecto de la moneda digital argentina, durante el debate había mencionado este domingo que “primero vamos a poner en marcha la moneda digital argentina. Así como tu hijos plantean en su economía de plataforma a posibilidad de comerciar con el celular o la tarjeta, lo vamos a hacer de una manera global en Argentina. Además, una ley de blanqueo para que los que tienen dinero en el exterior puedan usarlos sin impuestos. Y cárcel a los evasores y los que fugan”, enumeró.

Por otra parte, Massa aseguró que el pidió a la presidenta del Banco Nación Silvina Batakis que remueva de su cargo a María del Carmen Barros, gerenta general de la entidad, luego de que trascendiera que cobra un sueldo de 9 millones de pesos mensuales, que había contratado un coaching de Verónica Laura Asad, conocida como “Pitty”, por $1.800.000, y por la designación de Héctor Javier Silva, exmarido de Batakis, en el cargo de Gerente de Sistemas del BNA, y de Juan Pablo Pedemonte, hijo de Barros, al frente de una gerencia en la casa matriz del banco.

“Estoy convencido de que el país tiene que construir equilibrio fiscal, superávit comercial, acumulación de reservas para juntar los dólares para pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) y sacarlo del país” (Massa)

Además, Massa comentó cómo fue su reacción tras el escándalo de la publicación de fotos del ahora ex jefe de gabinete bonaerense Martín Insaurralde en un yate en Marbella, horas antes del debate presidencial. “Ya había pasado al mediodía y nosotros salimos (a Santiago del Estero) después del mediodía. Hablé con todos los que sentí que tenía que hablar, conté lo que pensaba que había que hacer y a la noche Martín renunció y destrabó una situación. Un error grave y tuvo que pagar con la renuncia”, comentó Massa.

“Despeja la idea de que acá no pasa nada, mientras tanto Pepín (Rodríguez Simón) sigue mil días prófugo. No somos todos lo mismo. De alguna manera que había que mostrar a la sociedad que no somos todos lo mismo. Frente a un error se paga y se responde. Yo pedí que ese tema se resuelva ese día. Somos todos grandes, todos tenemos mucha formación en esto. Frente a un error de esa magnitud lo mejor era resolver y cortar rápida, con una respuesta rápida a la sociedad”, concluyó al respecto.

Por último, el ministro de Economía reconoció cuál fue su “gran error” en el más de un año que lleva al frente del Ministerio de Economía. “No conté en enero la dimensión de la sequía, fue un gravísimo error de mi parte. Tratar de capearla para no genera incertidumbre. Veníamos de clima mundialista, estábamos en vacaciones. Me arrepiento de no contarle a la gente el tamaño del impacto de la sequía en la Argentina. Fue un gran gran error de mi parte”, concluyó.