A cinco días de su vencimiento, el Gobierno extendió el plazo de la moratoria previsional

La ley que permite jubilarse sin contar con la cantidad necesaria de aportes sancionada en 2014 vence el próximo 23 de julio. La decisión del Poder Ejecutivo durará hasta que el Congreso sancione una nueva ley

Compartir
Compartir articulo
El Presidente Alberto Fernández junto a la titular de la Anses, Fernanda Raverta
El Presidente Alberto Fernández junto a la titular de la Anses, Fernanda Raverta

El Gobierno decidió extender el plazo de la moratoria previsional sancionada por ley en 2014, cuyo vencimiento está previsto para el próximo 23 de julio. La decisión presidencial tendrá lugar hasta que el Congreso sancione una nueva ley que prolongue esos beneficios, según explicaron fuentes oficiales.

El presidente Alberto Fernández se reunió esta tarde, en Casa Rosada, con la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, “para analizar la situación de las y los jubilados de Argentina y las medidas a tomar por el vencimiento del plazo de la moratoria previsional sancionada en el 2014″.

“La moratoria previsional fue una política indispensable en la Argentina para garantizar que millones de mujeres mayores puedan acceder a su jubilación. Por eso, el Presidente decidió extender su plazo hasta que el Congreso sancione una nueva Ley”, señalaron las fuentes.

“El Gobierno nacional reforzó el compromiso de garantizar que todas las personas mayores, después de toda una vida de trabajo, puedan acceder a su jubilación”, agregaron.

De esta forma, queda abierta la posibilidad de que el Parlamento se tome más tiempo para estudiar la medida y pueda avanzar con una ley que permita a una mayor cantidad de personas jubilarse. 

La norma vigente permite regularizar los aportes por el período que va desde 1993 al 2003, con un plan de pagos de 60 cuotas, que se descuentan del haber previsional

Para los que no cumplen con el requisito de años de aportes, han entrado en vigencia en distintos momentos moratorias previsionales. Se trata de planes de facilidades de pago que otorga la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y permite a los contribuyentes regularizar aportes autónomos.

La ley de moratoria, dirigida a quienes ya tienen la edad para acceder a la jubilación -60 años en el caso de las mujeres y 65 en el caso de los hombres- o la cumplieran en los dos años siguientes de vigencia de la norma, fue sancionada por el Congreso el 27 de agosto de 2014 y promulgada el 9 de septiembre del mismo año. La norma vigente permite regularizar los aportes por el período que va desde 1993 al 2003, con un plan de pagos de 60 cuotas, que se descuentan del haber previsional.

Nueve de cada diez mujeres y siete de cada diez hombres iban a ser perjudicados en sus trámites de jubilación en el próximo año y medio si no se prorrogaba la moratoria

El Senado había aprobado la extensión de la moratoria semanas atrás, pero en Diputados no dio el tiempo para aprobarla antes de su vencimiento, previsto para el próximo 23 de julio. Ahora, con la extensión por decreto, se abre la posibilidad de que el Congreso avance con la norma después del regreso del receso invernal en agosto próximo.

Según estimaciones del Frente de Todos, la moratoria previsional beneficiará a cientos de miles de personas que en 2022 y 2023 estarán en edad de jubilarse pero no lo podrían hacer porque no cumplen con los 30 años de aportes.

Nueve de cada diez mujeres y siete de cada diez hombres iban a ser perjudicados en sus trámites de jubilación en el próximo año y medio si no se prorrogaba la moratoria.

SEGUIR LEYENDO: