El Gobierno cree que aún hay USD 7.500 millones de fondos del exterior que podrían presionar al dólar

En el Ministerio de Economía aseguran que con las regulaciones actuales se puede sostener la política cambiaria, pero afirman que el Banco Central necesitará “sumar más reservas”

Guzmán tendrá una escala por Nueva York para reunirse con inversores. REUTERS/Agustin Marcarian
Guzmán tendrá una escala por Nueva York para reunirse con inversores. REUTERS/Agustin Marcarian

El Gobierno cree que el Banco Central todavía tiene “espalda” para afrontar presiones en el mercado cambiario hasta fin de año, pero reconoce que hay un grupo de fondos de inversión del exterior que todavía tienen en su poder el equivalente a USD 7.500 millones que podrían intentar salir de las tenencias en pesos a través del contado con liquidación.

El Ministerio de Economía incluirá en su gira por los Estados Unidos que comenzará este lunes una escala por Nueva York, donde el ministro Martín Guzmán volverá a tomar contacto presencial con grandes fondos de inversión, a los que citó a un encuentro en el consulado argentino.

Uno de los temas que el Palacio de Hacienda buscará conversar con los inversores en Nueva York tendrá que ver con la estrategia financiera del Gobierno. Hay algunos grandes fondos internacionales, como Templeton, que ingresaron hace algunos años al mercado financiero local y que quedaron “atrapados” por el cepo cambiario, por lo que buscan salida a través de la operatoria de “contado con liqui”.

El Ministerio de Economía incluirá en su gira por los Estados Unidos que comenzará este lunes una escala por Nueva York, donde el ministro Martín Guzmán volverá a tomar contacto presencial con grandes fondos de inversión

Según estimaron fuentes del equipo económico, aún hay unos USD 7.500 millones en manos de esos tenedores externos que podrían presionar a la cotización paralela del dólar. De todas formas, descuentan en el Poder Ejecutivo, esa suma no se volcará repentinamente a dolarizarse. En ese sentido, aseguraron que mantiene un “diálogo constante” con los tenedores externos.

“Lo que queda de extranjeros son lo que habían hecho carry trade. Salen todo el tiempo, todos los días, y queda mucho todavía. Con los más grandes hay diálogo porque están todo el tiempo en las licitaciones en pesos. Buscamos extender plazos”, apuntaron.

Para el Palacio de Hacienda, en las condiciones actuales “la política cambiaria se puede sostener” y creen que la situación es más “sólida” que el año pasado, cuando el Banco Central contaba con menos reservas y la brecha entre el tipo de cambio oficial y los paralelos llegaron al 150 por ciento.

Un hombre pasa frente al Banco Central (REUTERS/Agustin Marcarian)
Un hombre pasa frente al Banco Central (REUTERS/Agustin Marcarian)

En el equipo económico descartan que el Gobierno tenga en mente una corrección cambiaria después de las elecciones de noviembre. “Las devaluaciones no se deciden, sino que pasan”, mencionó una fuente oficial.

Por otro lado, desde el Ministerio de Economía creen que un acuerdo con el FMI no implicará un relajamiento de los controles de capital, aunque apuntan a poder atraer inversiones en economía real a través de fondos que apuesten a la compra de acciones. “Esos son los que más nos interesan a nosotros”, explican desde la conducción económica.

Respecto a las últimos reajustes de los controles cambiarios, que incluyeron nuevas medidas para el “contado con liqui” y para el pago de importaciones, desde Hacienda mencionaron que “hay que hacer evolucionar las regulaciones para evitar un arbitraje que no tenga ningún provecho social. Ese arbitraje había que desarmarlo”, consideraron.

Según estimaron fuentes del equipo económico, aún hay unos USD 7.500 millones en manos de esos tenedores externos que podrían presionar a la cotización paralela del dólar

“Regulaciones defensivas contra el carry trade va a seguir habiendo”, anticiparon desde Economía. Además, negaron que cuando haya un acuerdo con el FMI “los controles no van a desaparecer”, insistieron. “Hoy si vos abrís la cuenta de capital vas a tener a todos lo que están atrapados que salga de golpe, y eso te genera una devaluación”, explicaron desde el Gobierno sobre cuál es la lógica de sostener el cepo cambiario.

En tanto, cerca de Martín Guzmán apuntaron a que el Banco Central “tiene que sumar más reservas” para evitar que las presiones cambiarias sean más “resiliente” ante presiones cambiarias. “Esto es una secuencia. Hay un horizonte definido y hay que avanzar, que lo que estamos haciendo”.

“Hoy tenemos una conducta (entre los inversores) que se llama ‘esperar y ver’. Después del 14 de noviembre ya esperaron y vieron, eso es claro y le va a dar más fortaleza a la economía porque va a haber menos incertidumbre”, explicaron fuentes oficiales.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online