Plan “A construir”: un proyecto del Gobierno que nació con el antecedente de una iniciativa riojana

Se busca convertir los planes sociales en trabajo genuino. La Rioja fue pionera en 2020 con el Programa Riojano de Inclusión Laboral con el que más de 1.200 beneficiarios ya pasaron a ser parte del mercado laboral

El gobernador Ricardo Quintela con un beneficiario del Programa Riojano de Inclusión Laboral
El gobernador Ricardo Quintela con un beneficiario del Programa Riojano de Inclusión Laboral

El Gobierno de Alberto Fernández lanzó este lunes el programa “A construir” destinado a formar personas para trabajar en obras públicas nacionales, provinciales y municipales con el objetivo de generar una transición entre los planes sociales y el empleo genuino.

Esta idea –como lo fuera también la aplicación de un ingreso básico, apenas comenzada la pandemia, que proponía un monto de $5.000 para las personas sin contención laboral que luego se convertiría en el Ingreso Familiar de Emergencia en todo el país–, tuvo un antecedente en La Rioja, provincia que fue pionera en aplicar, el año pasado, el Programa Riojano de Inclusión Laboral (PRIL). El mismo está orientado a la formación y capacitación para la inserción en el trabajo formal de las personas que reciben un plan social.

El plan provincia está orientado a la formación y capacitación para la inserción en el trabajo formal de quines reciben planes sociales
El plan provincia está orientado a la formación y capacitación para la inserción en el trabajo formal de quines reciben planes sociales

El programa del gobierno nacional está destinado a la formación para trabajar en obras públicas nacionales, provinciales y municipales. En el caso de La Rioja, el gobernador Ricardo Quintela puso en marcha el año pasado el PRIL, que apuesta a generar trabajo genuino en el sector privado, pero siempre con el espaldarazo del Estado provincial con el fin de que aquellos que hoy no tienen empleo, o lo hacen de manera informal, cuenten con herramientas para insertarse en el mercado laboral, priorizando a jóvenes, mujeres, personas con discapacidad y personas trans.

El objetivo es que, luego del plazo de pago establecido por el subsidio del Estado, el empleador haya capacitado y generado valor agregado en el personal para que lo mantenga en sus filas. Casi a un año de su puesta en marcha, ya se incluyeron unas 1200 personas en distintos rubros que van desde el sector industrial y comercial, abarcando también a departamentos del interior con una marcada visión federal.

El Presidente en Camarco

Ayer, en el evento anual de la Cámara de la Construcción (Camarco), Alberto Fernández reconoció que “no nos hace feliz que haya tantos hombres y mujeres que viven de la asistencia del Estado” por lo que resaltó que hay que ver “cómo convertimos planes sociales en empleo, devolver dignidad de trabajo”. “No vamos a terminar con los planes sociales, pero debemos recuperar la cultura de trabajar”, resaltó.

Fernández, ayer en el evento de Camarco (Telam)
Fernández, ayer en el evento de Camarco (Telam)

También llamó a “dejar atrás la Argentina de la especulación y de los dólares fugados”. “Debemos construir un puente hacia la Argentina productiva y dejar atrás la Argentina de la especulación. De esa Argentina venimos. Esa Argentina nos costó millones de dólares fugados”, dijo el mandatario y agregó que “nada es más virtuoso que el capital que se invierte, que convoque al trabajo. Que esa unidad entre el capital y el trabajo se convierta en más producción. Que esa producción crezca y exportemos todo lo que podamos. Ese es nuestro mayor anhelo”.

El programa “A construir” se lanzó esta semana en la sede de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), en el barrio porteño de Balvanera, con la presencia del Presidente, el de Jefe de Gabinete, Juan Manzur, Martín Guzmán (Economía), Gerardo Martínez (Uocra), Iván Szczech (Camarco) y otros funcionarios

El objetivo nuestro no es que la gente tenga planes sociales, el objetivo nuestro es que la gente tenga trabajo”, había dicho Fernández en agosto pasado en la ciudad entrerriana de Concordia, en el marco de la presentación del plan para la promoción del trabajo registrado y la ampliación de la protección social para 250.000 trabajadores rurales que realizan actividades temporales y estacionales.

Ese fue el primer paso concreto del Gobierno para convertir los planes sociales en trabajo formal, y “el Gobierno suma ahora a los trabajadores de la construcción, un sector muy dinamizador de la economía”, apuntaron los voceros de Uocra. De hecho, el empleo en este rubro terminó en agosto en torno a los 345.000 puestos de trabajo, superando el registro previo a la pandemia de coronavirus.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online