Planes sociales y empleo temporal: piden a los gobiernos provinciales que faciliten que los trabajadores golondrinas conserven sus beneficios

A pocas horas de la entrada en vigencia del decreto publicado en el Boletín Oficial, el Renatre hizo un llamado a los gobiernos provinciales. Busca que el colectivo de trabajadores y trabajadoras rurales que se dedican a las actividades de mano de obra intensiva, puedan registrarse sin perder su plan social

Compartir
Compartir articulo
Los trabajadores que se emplean temporalmente en economías regionales temen perder sus beneficios sociales por aceptar contratos de trabajo de pocas semanas de duración
Los trabajadores que se emplean temporalmente en economías regionales temen perder sus beneficios sociales por aceptar contratos de trabajo de pocas semanas de duración

A dos semanas de haberse publicado en el Boletín Oficial el decreto que busca compatibilizar el trabajo rural con los Planes y Programas Sociales y de Empleo, el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) convocó a los gobiernos y ministerios provinciales a que adhieran a la normativa para agilizar su implementación. De esta forma, la entidad busca que el colectivo de trabajadores y trabajadoras rurales que se dedican a las actividades de mano de obra intensiva puedan registrarse sin perder su plan social.

A mediados de agosto, el Gobierno nacional oficializó la vigencia del decreto que será aplicable desde el próximo 1º de septiembre hasta el 2023 mediante la medida que busca promover el empleo registrado y la ampliación de la protección social de los trabajadores rurales que prestan servicios en actividades temporales y estacionales. La decisión está motivada por el trabajo permanente discontinuo o de trabajo de temporada que se ve condicionada por la falta de disponibilidad de mano de obra para las tareas de levantamiento de cosechas, principalmente en las economías regionales.

Por eso, el Renatre recordó a través de un comunicado que el objetivo tanto de la entidad como del Gobierno nacional es promover, mediante esta medida, la contratación de trabajo registrado y el acceso a los beneficios de la seguridad social por parte de los grupos con mayor grado de vulnerabilidad, fundamentalmente, los trabajadores y las trabajadoras rurales y sus grupos familiares.

“Estamos impulsando que la totalidad de las provincias se adhieran, ya que para nosotros es un reclamo histórico que veníamos realizando quienes conformamos este organismo: la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) y las entidades empresarias del sector que son parte. Este decreto implica un hecho de justicia social que favorecerá que muchos trabajadores y trabajadoras que hoy están en la informalidad se registren”, dijo José Voytenco, presidente del Renatre.

Alcance

El decreto emitido por el Gobierno alcanzará a 250.000 trabajadores que realizan actividades temporales y estacionales. Por ello, a partir de la normativa, el Renatre intenta agilizar su implementación a través de las provincias y municipios en los términos del decreto o a dictar medidas de idéntico tenor respecto de la compatibilidad de los Planes y Programas Sociales y de Empleo con el trabajo registrado de los trabajadores.

José Voytenco, presidente del Renatre.
José Voytenco, presidente del Renatre.

Desde esa oficina también aclaran que los planes y programas sociales y de empleo nacionales que están incluidos en la ordenanza son el Programa Nacional de Inclusión Socio-Productiva y Desarrollo Local “Potenciar Trabajo” y la Tarjeta Alimentar del Plan Nacional “Argentina contra el hambre” y los que se instituyan en el futuro. Asimismo y en virtud del pedido de adhesión a las provincias, aseguran, se podrán ir incorporando planes y programas sociales y de empleo, provinciales y municipales actuales y futuros.

Falta de mano de obra

De acuerdo con Marcos Williams, director del Renatre, la medida favorecerá fuertemente al sector productivo y a los empleadores en particular, sobre todo “en las actividades de mano de obra intensiva”, ya que habrá mayor oferta laboral que permitirá la contratación registrada de trabajadores, sin que estos pierdan sus planes sociales.

“Hasta la promulgación de este Decreto, los productores rurales y empleadores se enfrentaban en forma reiterada a la falta de mano de obra que se generaba en época de cosecha ante la posibilidad de que los trabajadores temporarios perdieran sus planes sociales al ser registrados como tales. Teniendo en cuenta esta situación, y a instancias del Renatre, el Gobierno nacional reconoció el problema y generó mecanismos para que los trabajadores no pierdan sus planes sociales y que la cosecha pueda ser levantada”, indican en el documento.

Por otro lado, desde el Renatre señalan que mediante la convocatoria a las provincias buscan la adhesión de las mismas al Decreto y la imperiosa implementación de mecanismos que incentiven la contratación de trabajo registrado en el ámbito rural, en particular de los beneficiarios y beneficiarias de políticas y programas de protección social que se encuentren en situación de disponibilidad laboral.

El decreto también encomendó al Ministerio de Trabajo, en forma conjunta con el Renatre, para que se evalúen las modificaciones necesarias a los fines de adecuar la normativa vigente a los objetivos establecidos. En tanto, la cartera que comanda Claudio Moroni y el recién asumido en el cargo, Juan Zabaleta, en la cartera de Desarrollo Social, establecerán las pautas para determinar la procedencia y el alcance de la compatibilidad del trabajo registrado con los programas y planes referidos y con programas sociales y de empleo nacionales vigentes o que se instituyan en un futuro que otorguen prestaciones dinerarias destinadas a las personas y grupos familiares en situación de vulnerabilidad social.

SEGUIR LEYENDO: