Las reservas disponibles siguen cayendo y el Gobierno quiere ganar tiempo

El Gobierno se quedó sin esperanzas de achicar la brecha con los dólares alternativos, que tenderá a crecer porque las empresas con deuda en el exterior deberán recurrir a ese mercado


NA: PABLO LASANSKYzzzz
NA: PABLO LASANSKYzzzz

El dólar va a ser el tema de esta semana y de las que vienen. Las reservas disponibles están en problemas ante la ofensiva del mercado. El Gobierno quiere ganar tiempo, pero la muralla que imaginaba eficaz para contener el avance de la divisa y la salida de reservas, fracasó. La euforia por salir del default duró apenas 24 horas.

Por eso el viernes, el Banco Central vendió alrededor de USD 40 millones en el mercado mayorista donde se operaron apenas USD 169 millones. El precio de la divisa en esa plaza subió 6 centavos a $ 79,38. El Banco Central, a pesar de haber sido vendedor en las últimas dos ruedas, no cambia el ritmo de devaluación que va quedando rezagado ante el avance de la inflación y de la caída de reservas. El precio de convertibilidad del dólar hoy es de poco más USD 200 dividiendo la base monetaria (dinero en circulación + cuentas corrientes) por las reservas de libre disponibilidad. Esa cifra pone una enorme presión a una futura devaluación. Muchos apuestan que será antes de la próxima cosecha de soja que, si bien tiene precios más elevados en Chicago, viene algo diezmada por la sequía.

Por otra parte, la semana que terminó tuvo la ayuda de tres ruedas de virtual feriado cambiario para el dólar ahorro, debido a que los bancos no vendieron el cupo de divisas a sus clientes porque tienen que adecuar el sistema para calcular el precio y hacer la lista de los que quedan afuera del cupo por las nuevas regulaciones del Banco Central. Pero esa lista no pueden confeccionarla porque la Anses sigue demorando la información que necesitan para ver quienes están inhabilitados total o parcialmente. El viernes, sin operaciones, el dólar en bancos y casas de cambio se mantuvo en $ 70,59 y el dólar solidario en $ 130,70.

Sin clientes

En la plaza marginal la falta de clientes, hizo que el dólar “blue” o libre, bajara $ 2 a $ 140. Los dólares alternativos no encuentran techo y subieron casi 3%. El dólar Bolsa o MEP aumentó $ 3,39 a $ 129,72 y el contado con liquidación subió nada menos que $ 4,90 a $ 137,30 y se acerca al “blue” y esa parece que va a ser la tendencia futura. Con estos precios, el Gobierno se quedó sin la esperanza de achicar la brecha con el tipo de cambio alternativo que tenderá a crecer porque las grandes empresas con deuda en el exterior, van a tener que abastecerse en esta plaza para conseguir los dólares que no les va a vender el Banco Central por el cepo más riguroso que impuso la semana pasada.

Reservas en baja

Las reservas, siguieron en baja y perdieron USD 40 millones y quedaron en 42.433 millones. os bonos de la deuda que se pueden negociar en dólares, los llamados Bonos D, tuvieron nuevas bajas, aunque más leves que las de las dos ruedas anteriores. El AL29D cedió 0,33%; el AL30D subió 0,33% y el AL35D bajó 0,36%. De esta manera, el riesgo país aumentó 22 unidades (+1,77%) a 1.258 puntos básicos.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

La Bolsa vivió el “rebote del gato muerto”, la reacción que sobreviene al derrumbe. Los papeles llegaron a niveles tan bajos que hubo compradores de oportunidad que entraron al mercado. Con un monto de negocios de $ 1.100 millones que fue 30% inferior a lo operado el día anterior, el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, recuperó 4,23% pero terminó la semana 10% abajo en pesos y alrededor de 12% en dólares, tomando como referencia al Dólar MEP o al “blue” indistintamente.

El dato positivo es que el cierre fue en el nivel más alto del día y deja una leve esperanza de que esta suba se pueda prolongar hoy. Pero atención, al cierre, en este mal clima de negocios, no hay que verlo como una señal sino como una esperanza. El humor del mercado no es el mejor por el clima de confrontación entre empresas y Gobierno por las leyes que se envían al Congreso y por la mayor presión impositiva que se aguarda.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en Wall Street- no se contagiaron de la euforia de Buenos Aires y el tablero se pobló de bajas. Despegar (-6,31%), Corporación América (-4%) y Tenaris (-3,02%) fueron las más afectadas.

Para esta semana se esperan ruedas tensas y habrá que ver si el Banco Central interviene con bonos para controlar el precio del contado con liquidación, el dólar que hoy se convirtió en árbitro de la economía porque va a influir más que antes en la formación de precios -léase inflación- y abastecimiento.

Seguí leyendo:

Dólar y salarios contenidos: lo que deberá hacer el Gobierno para cumplir su pauta de 32% de inflación para este año

Para el Financial Times, no es la pandemia sino el gobierno el que provoca el éxodo de empresas de la Argentina


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS