Lanzamiento de navajas no es nuevo en el fútbol colombiano: a Mackalister Silva de Millonarios también lo agredieron

El capitán del cuadro Embajador fue el primero en experimentar este acto de violencia, también con hinchas del Medellín. El hecho ocurrió hace cinco años y dejó una de las imágenes más bizarras del FPC

Compartir
Compartir articulo
Al capitán de Millonarios también le lanzaron una navaja en pleno partido - crédito Dimayor
Al capitán de Millonarios también le lanzaron una navaja en pleno partido - crédito Dimayor

Durante el clásico paisa entre Medellín y Atlético Nacional, un incidente violento puso en riesgo la seguridad de los jugadores cuando Pablo Cepellini, futbolista del cuadro verdolaga, fue agredido con un objeto punzante lanzado desde las gradas.

Este suceso se suma a un historial de violencia en los estadios del país, evidenciando un preocupante patrón de comportamiento entre algunos aficionados. Aunque el jugador no sufrió lesiones graves, el acto vuelve a poner en tela de juicio la seguridad en los eventos deportivos en Colombia.

La agresión a Cepellini no es un caso aislado. Hace cinco años, David Mackalister Silva, capitán de Millonarios, experimentó una situación similar durante un encuentro también ante Independiente Medellín. Ambos incidentes ocurrieron en momentos cruciales de los partidos y podrían haber terminado en tragedias mayores si las circunstancias hubiesen sido diferentes.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

El acto ocurrió el sábado 21 de septiembre de 2019, cuando el conjunto Embajador visitaba al Poderoso por la fecha número 12 de la fase del todos contra todos de la entonces llamada Liga Águila. Así como sucedió recién con Ceppelini, Mackalister se disponía a cobrar un tiro de esquina cuando cayó la navaja al campo de juego.

Mackalister Silva informó al juez Carlos Ortega del lanzamiento de una navaja por parte de los hinchas del DIM - crédito Dimayor
Mackalister Silva informó al juez Carlos Ortega del lanzamiento de una navaja por parte de los hinchas del DIM - crédito Dimayor

Sin embargo, el volante del albiazul si logró percatarse de lo que le habían lanzado, lo recogió del césped y se lo entregó al colegiado, Carlos Ortega, dejando una postal que quedaría grabada como uno de los momentos que mejor reflejan el panorama del deporte colombiano.

En aquel entonces, el rápido accionar de las autoridades permitió a la identificación oportuna del agresor. Se trató de un joven de 19 años al cual le fue prohibida la entrada a cualquier estadio del país por un mínimo de tres años.

Al igual que como sucedió con el jugador de Nacional, Mackalister salió bien librado de este incidente; no obstante, perfectamente pudo haber ocurrido una tragedia, simplemente por la falta de educación y tolerancia de quienes se hacen llamar hinchas y seguidores del FPC.

La sanción a la que se atiene el DIM por el incidente con Ceppelini

Ataque a Pablo Ceppelini con una navaja en el clásico paisa entre Medellín y Atlético Nacional - crédito Win Sports

A pesar de que la Dimayor, la institución reguladora del FPC, todavía no se ha pronunciado sobre la situación con Ceppelini, teniendo en cuenta lo establecido en el Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol, se puede prever la sanción que recibirá el conjunto Poderoso.

Según detalla el código, los clubes son responsables de la conducta de sus espectadores y si estos, cuando se pueda demostrar su culpabilidad, incurren en una infracción, será la institución la que termine “pagando los platos rotos” por lo acontecido.

Dentro de los artículos, el lanzamiento de objetos o la demostración de actos de violencia en contra de otras personas, es considerada una infracción en el código.

Medellín se atiene a una dura sanción luego de que un hincha lanzara una navaja a un jugador de Atlético Nacional - crédito Win Sports y @DIM_Oficial
Medellín se atiene a una dura sanción luego de que un hincha lanzara una navaja a un jugador de Atlético Nacional - crédito Win Sports y @DIM_Oficial

“Se considera conducta impropia, particularmente, los actos de violencia contra personas o cosas, el empleo de objetos inflamables, el lanzamiento de objetos, el despliegue de pancartas con textos de índole insultante, los gritos injuriosos y la invasión del terreno de juego”, menciona el Código Disciplinario de la FCF.

Una vez confirmada la infracción, su peso y consecuencias llevan también a castigos más severos. Menciona el documento que si existe daño a las instalaciones o a las personas derivado de la infracción, el club podría estar recibiendo la suspensión de su plaza entre dos a cuatro fechas y el pago de hasta 12 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Serían entonces aproximadamente 15 millones de pesos los que tendría que sacar el cuadro Poderoso de su caja para pagar por lo acontecido en el clásico paisa. Además, como si fuera poco, en caso de clasificación a cuadrangulares semifinales de este torneo apertura, tendrían que jugar sin público en todos sus partidos de local (si los sancionan con cuatro partidos).