Niña se hace viral por su ingenio vendiendo fritanga en famoso parque de Cúcuta

La pequeña y sus dotes comerciales no se quedan atrás de los de su padre, quien, pensando en traer nuevos clientes, abrió un perfil en las redes sociales

Guardar

Nuevo

La joven habría heredado el talento de su padre para las ventas - crédito Colprensa
La joven habría heredado el talento de su padre para las ventas - crédito Colprensa

En el Parque Nacional, mejor conocido como el Parque de la Bola, Cúcuta, una pequeña de nombre Mariana se hizo viral por la manera tan ingeniosa en la que ayuda a sus padres a vender porciones de fritanga, en el negocio familia Morcillas Peñaranda.

Aprovechando su cercanía con las redes sociales, la niña no solo se ha apoderado de la cuenta de sus padres, sino también, los ha entrevistado y promocionado frente a miles de personas que no salen del asombro al ver sus videos.

“Si usted viene subiendo por la calle Novena, a mitad de la cuadra, va a encontrar a mi papá vendiendo las mejores morcillas de Cúcuta, al frente de la panadería ‘La Mejor, en el parque de la Bola”, explica Mariana, antes de preguntar por el menú, que incluye morcillas, morcillas sin sangre buche de marrano, chicharrones, verrugas y morcillas de pasaboca, desde los 4.000 pesos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

En Cúcuta, el negocio de sus padres ha ganado gran popularidad las últimas semanas - crédito @morcillas.penaranda / TikTok

El negocio, un carro ambulante con dos grandes ollas, ha ganado popularidad en las redes al punto en el que se han visto largas filas a la espera de su plato insignia; las morcillas con o sin sangre, que Mariana ofrece con mucho ingenio.

“Para los que quieran venir, por favor, vengan rápido por la rica y deliciosa promoción. Tenemos longaniza, chicharrón, oreja, bofe y la limonada viene bien fría para los que tienen buena sed. En el parque de la ‘bola’, conocido ahora como el parque de la morcilla”, vocifera la menor en uno de los videos que circulan en redes sociales.

Paco, el joven que se hizo viral por vender empanadas será papá:

Paco, el acapulqueño conocido por sus empanadas, compartió en noviembre del 2023 una noticia emotiva con sus seguidores: será padre.

La revelación se produjo en medio de la reconstrucción de Acapulco tras el devastador paso del Huracán Otis. Desastre que, sin embargo, no aminora la emoción del futuro padre y su esposa Lizeth, pues ambos se comprometieron a trabajar en la reconstrucción de la ciudad, buscando un futuro próspero para su bebé.

La pareja, que contrajo matrimonio en octubre, ha enfrentado desafíos significativos desde el huracán, pero su determinación de seguir adelante se ve reforzada ahora con la esperanza de traer una nueva vida al mundo.

Paco, el de las empanadas, anunció que será papá a sus 22 años - crédito @liizethmoran / Instagram
Paco, el de las empanadas, anunció que será papá a sus 22 años - crédito @liizethmoran / Instagram

La noticia de su paternidad llega después de que Paco y Lizeth asistieran a una ecografía, confirmando su embarazo. Ambos expresaron su compromiso de contribuir a la mejora de Acapulco, deseando que su hijo o hija pueda disfrutar de la ciudad en un futuro sin las marcas del desastre.

“En estos días me enteré que seré Padre, en estos días mi esposa y yo somos parte de la reconstrucción de Nuestro Puerto. Para que un día bebé esté corriendo feliz en donde hoy solo hay escombros”, se lee en el mensaje que el célebre joven compartió en sus redes.

La foto que presumió en sus redes sobre el anuncio del embarazo de su esposa - crédito @pacoeldelasempanadas / Instagram
La foto que presumió en sus redes sobre el anuncio del embarazo de su esposa - crédito @pacoeldelasempanadas / Instagram

Paco, de 22 años, saltó a la fama en las redes sociales por su ingenio vendiendo empanadas a los turistas que visitaban Acapulco. A pesar de las dificultades y los rumores, incluido uno sobre su supuesta muerte, Paco ha continuado ganándose el corazón del público con su carisma y ahora, su historia toma un giro feliz con la anticipada llegada de su bebé.

El viaje de Paco, de vendedor de empanadas en la playa hasta defensor de la reconstrucción de Acapulco, ahora a punto de convertirse en padre, da cuenta de su resilencia y optimismo frente a las adversidades. La historia de esta joven pareja es un rayo de esperanza en medio de la recuperación de Acapulco tras el desastre natural y es símbolo de un espíritu de superación y la importancia de la familia y la comunidad en los momentos difíciles.