Gustavo Petro defendió el día cívico para ahorrar energía: “Como si fuera culpa de Dios y no de la codicia”

El primer mandatario aseguró que, con esta jornada, defenderá el agua y la vida en la tierra para brindar garantías a las generaciones venideras. Sin embargo, esta decisión lo convirtió en blanco de fuertes críticas al señalar que sus intenciones con la medida no son lo que el presidente quiere mostrar

Guardar

Nuevo

Gustavo Petro ha sido blanco de críticas por decretar como día cívico el 19 de abril, fecha de su cumpleaños y del aniversario del M-19 - crédito Colprensa
Gustavo Petro ha sido blanco de críticas por decretar como día cívico el 19 de abril, fecha de su cumpleaños y del aniversario del M-19 - crédito Colprensa

Toda una avalancha de críticas ha recibido el presidente de la República, Gustavo Petro, por declarar, por medio de un decreto, al viernes el 19 de abril de 2024 como un día cívico, con el que busca que las entidades públicas del orden nacional suspendan actividades en aras de proteger el agua y garantizar que en el país se recurra al ahorro de energía.

Pues para los sectores de la oposición, esta medida no buscar economizar el recurso hídrico, sino evitar que las personas asistan a una multitudinaria marcha que está programada para el domingo 21 de abril, en contra de su Gobierno.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Además, esta fecha coincide con el cumpleaños del primer mandatario, y con el aniversario de la fundación del extinto grupo guerrillero M-19, del cual hizo parte el jefe de Estado, por lo que este día cívico ha sido visto como una excusa para “celebrar”.

Incluso, desde la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) indicaron que es una decisión improvisada, que no tienen estudios técnicos que la respalden.

¿Qué dijo Gustavo Petro?

Ante la ola de comentarios negativos al respecto y la falta de apoyo por parte de algunos alcaldes, que decidieron no sumarse a la iniciativa, Petro se pronunció en redes sociales y cuestionó quienes no están de acuerdo con la medida.

Y quieren que no hagamos nada. Como si fuera culpa de Dios y no de la codicia. No es culpa de Dios, el culpable está entre nosotros. Que cerremos los ojos y nuestros hijos vivan lo peor, piden. No, señores, nuestros hijos vivirán mejor que nosotros, porque defenderemos el agua y la vida de nuestra tierra, de nuestra amada Colombia”, escribió el jefe de Estado en X (antes Twitter).

Gustavo Petro aseguró que defenderá el agua para brindar garantías a las generaciones venideras - crédito @petrogustavo/X
Gustavo Petro aseguró que defenderá el agua para brindar garantías a las generaciones venideras - crédito @petrogustavo/X

Por su parte, el ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, también salió a defender al primer mandatario. En una rueda de prensa, explicó que absolutamente todas las decisiones del Gobierno nacional generan una “reacción política”, pero que, en esta ocasión, está desfasada con la realidad, ya que la intención del decreto es, precisamente, permitir que se tomen medidas para afrontar la situación ambiental de Colombia, que sufre con el fenómeno de El Niño, caracterizado por intensas sequías.

“(La medida) está en el marco de una campaña de responsabilidad con la naturaleza: un día cívico de la paz con la naturaleza, para que hagamos la reflexión, para que entendamos lo que está pasando”, precisó el jefe de cartera ante los medios de comunicación.

El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, agradeció a la oposición por discutir el tema del día cívico - crédito @mininterior/Instagram
El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, agradeció a la oposición por discutir el tema del día cívico - crédito @mininterior/Instagram

De hecho, para sustentar su defensa puso sobre la mesa el caso de Dubái, en donde en tan solo 12 horas cayó el equivalente de un año de precipitaciones. Hubo inundaciones, caos y víctimas mortales. El ministro tomó esta situación climática como referencia para explicar la importancia de tomar consciencia y actuar, ya que el cambio climático no solo está afectando al país, sino al mundo.

Entonces, indicó que desde el Gobierno nacional respetan la evaluación que están haciendo los políticos e, incluso, les agradeció. “El debate político que plantean nuestros opositores, se los agradecemos, porque amplifican de alguna manera la mirada de los ciudadanos frente al problema real y el problema real no es un problema de interpretación política de una marcha que por supuesto respetamos, sino del cambio climático”, aseveró el jefe de cartera.

Debido al bajo nivel de los embalses en Colombia, preocupa la posibilidad de que se llegue a implementar un racionamiento de energía - crédito Santiago Fernández/EFE
Debido al bajo nivel de los embalses en Colombia, preocupa la posibilidad de que se llegue a implementar un racionamiento de energía - crédito Santiago Fernández/EFE

A su vez, afirmó que este tipo de “políticas serias” son relevantes para evitar escenarios como el que se está viviendo en Bogotá, donde la ciudadanía está cumpliendo con un racionamiento de agua sectorizado, debido a que los embalses que abastecen la capital y los municipios aledaños presentan muy bajos niveles de almacenamiento.

La situación en Colombia también preocupa, porque los embalses en diferentes partes del país tampoco tienen un buen nivel y siguen bajando, por lo que podría presentarse un racionamiento de energía.

Queremos que se genere un espacio de reflexión nacional frente a lo que es el cambio climático, nuestra responsabilidad con la naturaleza, el cuidado del agua, el suministro del agua, no solo para el consumo humano, sino el consumo animal, agricultura y también para la generación de energía”, puntualizó Velasco.