Mujer de Alto Valor: la visión de Valentina Ortiz en la creación de su Academia para empoderar a mujeres

Tras su participación en programas deportivos televisivos, esta joven dio un giro hacia el mundo empresarial, convirtiéndose en la fundadora de MAV. En una entrevista con Infobae Colombia, compartió sus desafíos personales y sus proyectos de superación

Compartir
Compartir articulo
Valentina Ortiz llevó su marca y su mensaje a nuevas alturas, inspirando a mujeres de todo el mundo a seguir sus sueños y alcanzar el éxito - crédito Jesús Aviles/Infobae Colombia
Valentina Ortiz llevó su marca y su mensaje a nuevas alturas, inspirando a mujeres de todo el mundo a seguir sus sueños y alcanzar el éxito - crédito Jesús Aviles/Infobae Colombia

Valentina Ortiz Valderrama, reconocida por su participación en el reality show Desafío Superhumanos en 2018, emergió como un referente en el mundo digital, no solo por su presencia en las plataformas sociales, sino también por su papel como empresaria y potenciadora en los valores de las mujeres. En una reciente entrevista con Infobae Colombia, la joven compartió su perspectiva sobre su trayectoria y su compromiso actual de empoderar a las mujeres.

Originaria de Valdivia, un pueblo en Cauca, Valentina Ortiz señaló que su infancia estuvo marcada por la movilidad constante, siguiendo a su madre y con su hermana debido a las exigencias laborales de su progenitora. Creció sin la presencia de una figura paterna, por lo que el papel fundamental de su madre fue como una verdadera “guerrera” que luchó por sacar adelante a su familia, de acuerdo con la joven.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Fue su participación en el reality Desafío Superhumanos en 2018 lo que la llevó al reconocimiento en Colombia, aunque inicialmente provenía de un trasfondo de constante cambio y desafíos. Durante la entrevista con Infobae Colombia, Ortiz reflexionó sobre los eventos que moldearon sus 24 años de vida y el proceso que la llevó a convertirse en la fundadora de Mujer de Alto Valor (MAV), una academia destinada a empoderar a mujeres en diversos ámbitos de sus vidas.

Valentina Ortiz, de participante en Desafío Superhumanos a emprendedora y defensora de los valores femeninos -crédito Valentina Ortiz/Suministrada
Valentina Ortiz, de participante en Desafío Superhumanos a emprendedora y defensora de los valores femeninos -crédito Valentina Ortiz/Suministrada

Su paso por realities deportivos

Desde una edad temprana, Valentina encontró en el deporte una pasión que la impulsaría a alcanzar grandes logros. A pesar de las limitaciones de recursos, se dedicó a la práctica de la calistenia, un deporte que en aquel entonces era mayormente dominado por hombres. A través de su constancia y dedicación, logró destacarse en esta disciplina, convirtiéndose en campeona durante cuatro años consecutivos, un resultado notable en una época donde las mujeres eran menos visibles en este ámbito.

Su amor por el deporte la llevaron a participar en el programa del Desafío a la edad de 18 años. En esta experiencia, Valentina no solo demostró sus habilidades físicas, sino que también experimentó un crecimiento personal significativo.

Ella reflexionó sobre su participación en el reality, señaló que: “Creo que, si yo tuviera la mentalidad que tengo hoy, en ese entonces, yo me hubiese ganado ese programa”.

El amor por el deporte llevó a Valentina Ortiz a convertirse en un referente para las mujeres -crédito redes sociales
El amor por el deporte llevó a Valentina Ortiz a convertirse en un referente para las mujeres -crédito redes sociales

Tras su destacada participación en el Desafío, Valentina no se detuvo y continuó desafiándose a sí misma en el ámbito deportivo. Participó en otro reality deportivo, Exatlón, donde una vez más dejó en claro su talento y determinación. Ante la pregunta sobre si volvería a participar en un programa similar, Valentina compartió su perspectiva sobre los ciclos en la vida y la importancia de cerrarlos adecuadamente. Expresó que amaba esos programas y que, si regresara, sería con el propósito de inspirar a otros y demostrar el poder de la mente sobre el cuerpo.

“Muchísimo este programa, amo cuando la gente dice que es un sueño y que quisiera ir. Podría volver no como un sueño, sino de pronto como un propósito; el propósito de querer demostrarle a personas, que si yo puedo ellas también; mostrarles el poder de la mente, que el poder de la mente podría ser lo que el cuerpo a veces no es capaz de hacer. Podría enseñarle al mundo, al televidente, que los realities no se tratan de solamente show o hacer sentir mal al otro, sino que podría enseñarles mucho. Hoy en día pensaría enseñarle muchísimo más al televidente a ver las cosas desde el amor, desde la comprensión más tolerancia”, dijo Ortiz a Infobae Colombia.

Valentina como emprendedora y coach que inspira a mujeres

En un mundo donde la versatilidad y el empoderamiento son clave, Valentina Ortiz se destaca como un ejemplo inspirador de cómo el impulso personal puede llevar a logros empresariales significativos. Desde sus inicios en el ámbito deportivo hasta convertirse en una empresaria exitosa y coach de empoderamiento femenino, su trayectoria es un testimonio de determinación y visión.

Valentina, que se ha dedicado tanto al desarrollo físico como al intelectual, compartió su viaje hacia el emprendimiento. “Empecé a sentir la necesidad de buscar más allá de lo convencional”, dijo. “Vi a mi alrededor a personas insatisfechas con su trabajo y su estilo de vida, y supe que no quería eso para mí”.

Su incursión en el mundo de los negocios comenzó cuando descubrió una oportunidad de inversión en una multinacional brasileña. “Decidí buscar empresas que generaran ingresos sin necesidad de una inversión alta”, explicó. “Así fue como me adentré en el network marketing, donde pude crecer económicamente y convertirme en socia de una de las compañías más grandes de América Latina”.

Además de sus logros empresariales, Valentina fundó su propia marca de ropa, VAOR, cuyo nombre proviene de las iniciales de su propio nombre. “Quería encontrar algo en lo que fuera realmente buena y enfocarme en eso para generar ingresos”, compartió. “Cuando la gente comenzó a reconocerme, decidí lanzar mi propia línea de ropa”.

Sin embargo, Valentina no se detuvo ahí. Sintiendo que aún había más por hacer en este mundo, creó su mayor proyecto hasta la fecha: Mujer de Alto Valor (MAV). Esta iniciativa busca empoderar a las mujeres para que descubran y aprovechen su máximo potencial, no solo en su vida personal, sino también en su carrera profesional y relaciones interpersonales.

“Con MAV, quiero que las mujeres sepan que son capaces de lograr grandes cosas”, enfatizó Valentina. “No se trata solo de crecer internamente, sino de reflejar ese crecimiento en todas las áreas de sus vidas”.

A través de conferencias y programas de capacitación de la ONU, la joven ha impactado positivamente la vida de innumerables mujeres, alentándolas a alcanzar nuevas alturas y a vivir una vida llena de propósito y éxito.

Valentina Ortiz descubrió que le gustaba hacer conferencia porque hablaba de lo que realmente le gustaba - crédito Valentina Ortiz/Suministrada
Valentina Ortiz descubrió que le gustaba hacer conferencia porque hablaba de lo que realmente le gustaba - crédito Valentina Ortiz/Suministrada

Es importante destacar que hablar en público representaba un desafío constante para Valentina a lo largo de su vida. Sin embargo, reconoció que, si no hubiera enfrentado esa dificultad, no habría descubierto su habilidad innata para ello. Es precisamente esta experiencia la que la impulsó a dedicarse a ayudar y respaldar a otras mujeres en sus propios desafíos y superación personal.

“Cuando yo salgo a hacer conferencias y hablarles a las personas del por qué tomar decisiones frente a sus vidas, ahí fue donde yo me di cuenta que no es que yo no sepa hacerlo es que yo no estaba hablando de lo que a mí me gustaba, de lo que a mí me apasionaba. Yo no estaba en el vehículo correcto para mostrar mis dones mis talentos y monetizarlos”, señaló Ortiz.

Academia MAV: un camino hacia la autosuperación femenina

  • La creación de la Academia MAV:

Valentina Ortiz lanzó su Academia MAV a principios de 2024, un proyecto ambicioso diseñado para empoderar a las mujeres y ayudarlas a alcanzar su máximo potencial en todas las áreas de sus vidas. Esta iniciativa surgió de todas sus experiencias personales, en los que la joven enfrentó y superó numerosas inseguridades y desafíos.

“Tuve que pasar situaciones difíciles en mí, como, por ejemplo, antes era una mujer superinsegura, una mujer que quería cambiar su cuerpo, que quería cambiar lo que era su esencia”, compartió Valentina. “Quería cambiar mi forma corporal porque no me sentía cómoda, desde querer encajar, por ejemplo, en un mundo del modelaje. Sin embargo, hoy en día, modelo para muchas marcas, trabajo con muchas marcas, soy embajadora de marcas súper grandes como Puma a nivel Latinoamérica, pero lo hago a través de un propósito”.

Fue a partir de estas experiencias que Valentina comenzó a estudiar, asistir a terapia y trabajar en su desarrollo personal. Ella misma afirmó: “Estoy en este momento siendo una mujer que es una voz para otras mujeres, una mujer que aporta a otras mujeres y que les ayuda a salir del hueco donde sienten que están”.

  • Razones detrás del proyecto MAV:

La motivación detrás de la creación de la Academia MAV radicó en el deseo de Valentina de proporcionar un espacio donde las mujeres puedan crecer y ser mentoreadas por alguien que haya pasado por experiencias similares. “Quise crear una academia donde yo le ayudara a las mujeres a llegar a un nivel diferente en el que están en menos tiempo y ser mentoreadas por una persona que ya pasó por inseguridades, por problemas familiares, por miedos a emprender”, explicó.

La academia se centra en seis áreas fundamentales de la vida de una mujer: entorno, relaciones, salud mental, salud física, hábitos y propósito de vida. Con más de 250 alumnas inscritas, Valentina construye una comunidad de mujeres comprometidas con su crecimiento personal y desarrollo integral.

Valentina Ortiz mostró la visión de la creación de su academia para empoderar a mujeres en todas las áreas de sus vidas - crédito Valentina Ortiz/Suministrada
Valentina Ortiz mostró la visión de la creación de su academia para empoderar a mujeres en todas las áreas de sus vidas - crédito Valentina Ortiz/Suministrada

Valentina también reflexionó sobre la importancia de buscar ayuda cuando se necesita: “La gente no tiene que esperar a sentirse en el hoyo más hondo de su vida para poder recurrir a ayudas de personas que te saben llevar hacia donde tú no sabes ir”.

  • Recursos disponibles para el crecimiento personal y profesional.

La joven emprendedora tiene una visión centrada en el crecimiento personal y “elevar el nivel de conciencia”, la iniciativa de Ortiz busca transformar vidas y elevar el potencial de las mujeres en todas las áreas de sus vidas.

Durante la entrevista, Valentina compartió su filosofía sobre el proceso de transformación personal: “Desde ya uno accionar y generar hábitos, elevar tu nivel de conciencia, expandir tu mente a nivel donde de verdad las cosas empiecen a pasar, o sea las cosas no pasan por coincidencia, sino porque tú las buscas porque literalmente Dios te dice que ahí estás preparado para esto listo, ya te las voy a mandar, pero si tú no estás preparado todavía la vida no te va a enviar lo que tú no estás dispuesto a sostener durante el tiempo.”

Según ella, este proceso no solo implica esperar pasivamente por las oportunidades, sino también estar preparado para recibirlas y sostenerlas a lo largo del tiempo.

  • Planes de crecimiento en sus proyectos empresariales

“Yo soy muy realista y me gusta hacer planeaciones de aquí a tres meses, de aquí a seis meses, de aquí a un año, máximo cinco, pero más de ahí no, porque yo hoy te puedo hablar de un objetivo que yo tenga, pero quizás en un año tengo un objetivo diferente, entonces para mí es importante saber yo que quiero en este momento y accionar por eso”, esto referente a los planes de su academia y de sus proyectos como empresaria.

Valentina espera expandir esta iniciativa a nivel nacional e internacional, con el objetivo de crear una comunidad global de mujeres empoderadas y seguras de sí mismas. Además, la joven tiene planes futuros de lanzar una academia similar dirigida a hombres, con el objetivo de ayudarlos a convertirse en seres de alto valor y aprender de su propio potencial.

Igualmente, señaló que para 2024 espera abrir una tienda física de su marca de ropa, pues quiere estar en uno de los mejores centros comerciales de Medellín.

Desde la calistenia hasta su propia marca de ropa, Valentina Ortiz demostró su capacidad para desafiar las expectativas y destacarse en cualquier ámbito que elija - crédito Valentina Ortiz/Suministrada
Desde la calistenia hasta su propia marca de ropa, Valentina Ortiz demostró su capacidad para desafiar las expectativas y destacarse en cualquier ámbito que elija - crédito Valentina Ortiz/Suministrada