Tras caída del clan Vega Daza, así queda el poder criminal en el Atlántico

De acuerdo con Jacobo Solano Cerchiano, el asesinato de Roberto Vega Daza podría generar que las bandas inferiores busquen hacerse con el poder de la región

Compartir
Compartir articulo
Sobre el asesinato de Roberto Vega Daza existen dos hipótesis - crédito X
Sobre el asesinato de Roberto Vega Daza existen dos hipótesis - crédito X

El asesinato de Roberto Vega Daza, que era el último sobreviviente del clan Vega Daza, generó múltiples acciones por parte de los cabecillas de la delincuencia en Barranquilla y el Atlántico, que se hicieron presentes con celebraciones, juegos pirotécnicos al estilo de una alborada paramilitar y grafitis en las viviendas de los familiares de este núcleo delictivo que tuvo su auge en la época de la bonanza marimbera.

Sobre la muerte de Roberto existen dos hipótesis; la primera habla sobre un incumplimiento del colombiano a una red de narcotráfico en España; sin embargo, también se habla de la venganza final por el asesinato de Jonathan José Ospino, sobrino de La negra Dominga, mismo factor que ocasionó la muerte de otros tres integrantes del clan Vega Daza en junio de 2023.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

En diálogo con Infobae Colombia, el periodista Jacobo Solano Cerchiano, que lleva más de 20 años enfocando su trabajo en el manejo de las bandas delincuenciales en el Atlántico, habló sobre el organigrama criminal en esta región tras el exterminio de los Vega Daza.

En primer lugar, Solano remarcó que el poder de los Vega Daza fue amplio debido a que el poder estaba en manos de una familia y a diferencia de otros grupos criminales, era muy difícil lograr que un primo o hermano traicione a su sangre.

“Después queda Gaby Daza, pero no era como es hoy, no eran microcombos que vivián de la extorsión y oficinas de cobro, eran un clan familiar y en eso es muy difícil penetrar, es muy difícil de comprar a algún primo; un hermano no te vende, un primo es difícil que se deje comprar de otro enemigo. Ellos fueron creciendo y con los años fortalecen mucho más el tema económico, con el pasar de los años cubren varios negocios en la ciudad como es la extorsión e incluso le dan también al micrográfico, esto inicia con las guerras con otros bandos”.

El poder de los Vega Daza terminó por un conflicto pasional, ya que Jacobo Solano afirma que la muerte de José Ospino no fue por un factor de negocios o territorio, sino por el amor de una mujer, lo que ocasionó que alias Castor por un lado y La negra Dominga por el otro, comenzaran una guerra en contra del clan en la que invirtieron cientos de millones.

“Ese conflicto, inicialmente ellos pertenecían a un mismo grupo, pero siempre existe ese celo de quién corona, quién tiene más dinero, eso fue creciendo más por el lado de La negra Domingo que fueron los que organizaron la fiesta en Puerto Colombia. El detonante fue un lío de faldas, ese fue el florero de Llorente, una mujer que fue novia de los Ospino, que fue del uno y después del otro, detonó la muerte del sobrino de La Negra Dominga, un narco que casi no se deja ver, ahí se declara la guerra en la que los Vega Daza buscaron el respaldo de Digno Palomino”.

Entre 'Castor', Digno Palomino y 'La negra Domingo' estarían los nuevos líderes de la delincuencia en Barranquilla - crédito X
Entre 'Castor', Digno Palomino y 'La negra Domingo' estarían los nuevos líderes de la delincuencia en Barranquilla - crédito X

Cabe destacar que tanto Digno Palomino como Jorge Eliécer Díaz Collazos alias Castor, se encuentran en estos momentos en prisión, pero en el Atlántico se afirma que siguen delinquiendo desde la cárcel.

Sobre el exterminio de los Vega Daza, Solano afirmó que el atentado en el que murieron tres miembros de esta familia valió hasta cinco mil millones, lo que obligó a Roberto a tener que buscar refugio en Europa.

“El atentado en Villa Campestre le costó como cinco mil millones de pesos porque hubo que hacer un operativo muy grande con mercenarios y la policía, porque nunca capturaron a ningún mafioso y eso costó un dinero. Esto obliga a Roberto Daza a refugiarse inicialmente en La Guajira, después ya va a Venezuela, posteriormente va a Panamá buscando contactos para reactivar su negocio de droga y termina en España donde fallece”, afirmó Jacobo Solano a Infobae Colombia.

El Clan Vega Daza había dominado la región desde los 90 - crédito redes sociales y diseño Jesús Aviles / Infobae
El Clan Vega Daza había dominado la región desde los 90 - crédito redes sociales y diseño Jesús Aviles / Infobae

Sobre los líderes de la delincuencia en el Atlántico, Jacobo Solano afirmó que la caída del clan Vega Daza hace que Digno Palomino pierda poder en las calles, convirtiendo a Castor y La negra Dominga en los cabecillas de las mayores estructuras criminales en la actualidad.

“En Barranquilla no se puede tapar el sol con las manos, Barranquilla es una ciudad que está permeada por la mafia y las bandas criminales del más alto calibre del tren de Aragua, el Clan del Golfo y los costeños. Uno que está más debilitado es Digno Palomino que está preso, por Castor ya no controlan la extorsión, no controlan una ciudad en la que la mayoría paga, desde una peluquería hasta una estación de gasolina. Ahora está mandando es Castor”.

Sin embargo, no descarta que estos movimientos provoquen una nueva oleada de violencia en Barranquilla, ya que resaltó que en el Atlántico hay cada vez mayor presencia del Tren de Aragua y que el poder demostrado por la delincuencia en esta región podría compararse con el de Pablo Escobar en su momento.

“Ahora las bandas pequeñas emergentes se sienten con poder de querer llegar, sigue la guerra entre las bandas con Digno Palomino que va a tratar de acomodarse desde la cárcel, los delincuentes se sienten mejor y trabajan mejor según ellos desde la cárcel. También está el fenómeno del Tren de Aragua entrando y que puede marcar un antes y un después, porque pueden desplazar a esas bandas criminales con mucha violencia. Barranquilla no tiene ahora un plan de contingencia y los políticos hablan mucho, pero no hacen nada y siempre todos lo resumen en un consejo de seguridad”, puntualizó el periodista.