Perros sin hogar son alimentados con las propinas que entran a bolirrana en Bogotá

Con la ayuda de sus clientes del barrio Gran Britalia, mantienen comida y agua limpia en sus comederos callejeros las 24 horas del día

Compartir
Compartir articulo
Las propinas, todas, van a la compra de concentrado para estos peluditos - crédito Colprensa
Las propinas, todas, van a la compra de concentrado para estos peluditos - crédito Colprensa

Como si se tratara de una competencia por quién bebe más, los clientes del bolirrana Las Vegas son alentados a través de redes sociales por los amantes de los animales y miembros de organizaciones animalistas cada que se reúnen para tomarse unas “polas”.

Y es que las propinas de este lugar, ubicado en el barrio Gran Britalia, localidad de Kennedy, son destinadas en su totalidad a la compra de concentrado para perros que, a diario, llegan en busca de alimento y algo de agua para calmar la sed.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Los clientes de este lugar realizan sus aportes cuando asisten a departir con amigos o ver los partidos de la liga colombiana - crédito @boliranalasvegas9 / TikTok

Sin falta, el viejo, manchas, la negra y sus compañeros se presentan a las afueras del bolirrana para ser alimentados por los clientes y trabajadores que realizan sus aportes al tarro de propinas que se encuentra marcado por un letrero en el que se lee: “La próxima cerveza dónala a los cachorritos de la calle”.

Su labor no tardó en hacerse viral y recibir el apoyo de miles de internautas que, emocionados, no dejan de hacerle barra a los amantes de la cerveza para que acepten tomarse “una más”, cuantas veces como les sea posible:

“Nada como servirle comida a un perro callejero estando ebrio”, “Gracias por esa oble causa para con estos seres maravillosos de cuatro patas”, “Que agradable local”, “Gente de buen corazón”, “Después de todo, si hay como tener fe en la humanidad”, “Borrachos con sentido social”, se lee en algunos de los comentarios de quienes celebran la iniciativa y han buscado apoyarla con donaciones.

Varios peluditos asisten a diario al bolirrana Las Vegas para ser alimentados - crédito @boliranalasvegas9 / TikTok

Radiografía de mascotas sin hogar en Bogotá:

El Instituto de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA) reveló a mediados del 2022 el primer estudio sobre animales sin hogar en Bogotá, 66.467 perros que ya en ese entonces vagaban por las calles de la ciudad.

Este análisis, el primero en su tipo llevado a cabo en la capital colombiana, permitió conocer a detalle las condiciones y características de esta población. Los resultados del estudio apuntan a que un porcentaje significativo de estos animales goza de buena salud y, el resto, se encuentra en condiciones regulares.

La investigación, que tomó casi un año para completarse, no solo determinó la densidad poblacional de perros sin dueño, sino también proporcionó datos sobre sus espacios de permanencia habituales, localidades con mayor concentración, estados de salud y razas predominantes.

Las conclusiones del IDPYBA sugieren que esta información es y será crucial para el desarrollo de futuras políticas públicas orientadas a la protección de estos animales. La metodología involucró a 352 colaboradores que realizaron 1.350 recorridos a lo largo de 2.669 kilómetros, observando y registrando las características de los perros mediante muestreo a distancia con transecto lineal.

Uno de los hallazgos más destacados es que la mayoría de los perros son adultos de tamaño mediano y mestizos, aún sin esterilizar. La investigación determinó que un 57% de ellos se considera perro de cuadra y un 34% perro callejero.

Además, se observó una propensión a ubicarse cerca de establecimientos de comida y áreas de acumulación de basura, especialmente en la localidad de Antonio Nariño. La salud de los caninos fue registrada como “regular” en el 48% de los casos y como “excelente” en el 44%, con la condición corporal de la mayoría catalogada como “ideal”.

Respecto a su ubicación, se encontró que los perros tienden a concentrarse en las periferias y en zonas de estratos sociales bajos de la ciudad, siendo especialmente numerosos en el sur y suroriental de Bogotá. Además, el estudio reflejó que la mayoría de los animales presentan un estado emocional tranquilo y comportamientos típicos de animales domésticos, lo que sugiere una interacción y dependencia con los humanos para su supervivencia.

Este análisis, descrito como un orgullo para el IDPYBA por su directora Adriana Estrada Estrada, promete marcar un antes y un después en el manejo de los perros deambulantes en Bogotá, y posiblemente, sentar un precedente para otras ciudades del país en materia de protección animal.