Presidente de Dimayor asegura que el fútbol va a continuar, a pesar de las amenazas

El máximo dirigente de la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano bajó un poco la tensión con sus afirmaciones

Compartir
Compartir articulo
Fernando Jaramillo se encuentra en medio de la polémica - crédito Colprensa
Fernando Jaramillo se encuentra en medio de la polémica - crédito Colprensa

En el contexto del fútbol colombiano, figuras relevantes como José Ajá, defensor del Independiente Medellín, Jhon Jairo Bodmer, exdirector técnico del Atlético Nacional, y el árbitro Carlos Ortega han sido blanco de amenazas vinculadas al deporte.

Esta ola de violencia surge a pesar de los esfuerzos por garantizar la seguridad en el ámbito futbolístico, particularmente en partidos clave como el que Ortega dirigirá entre el Deportivo Cali y Once Caldas. La situación ha escalado a tal punto que ha involucrado desde jugadores y técnicos hasta directivos y árbitros, evidenciando un problema que aqueja no solo al deporte sino a la sociedad en general.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Ante estos hechos, Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor, ha manifestado un firme rechazo a las intimidaciones, señalando que no permitirá que unos cuantos “desadaptados” detengan el desarrollo de la Liga BetPlay.

“Hay que rodear a directivos, apoyar el ecosistema del fútbol y no importa los resultados, al final es un deporte que nos une a todos, pero a la larga es un juego, es entretenimiento y por más que no se den los resultados no hay derecho para amenazar a una persona. El fútbol no va a parar”, fueron las palabras de Jaramillo.

Fernando Jaramillo, presidente de la División Mayor de Fútbol Colombiano - crédito Dimayor
Fernando Jaramillo, presidente de la División Mayor de Fútbol Colombiano - crédito Dimayor

En colaboración con las autoridades, se han establecido medidas de seguridad y logística para asegurar el normal desarrollo de los encuentros futbolísticos, enfatizando en la importancia de brindar un ambiente seguro tanto para los participantes como para los espectadores.

Tales declaraciones fueron recogidas por El VBAR de Caracol Radio, donde Jaramillo expresó su compromiso con la protección integral de todos los miembros de la comunidad futbolística. Además aseguró que el caso de Carlos Ortega ya está en manos de las autoridades y que todo va a seguir con normalidad.

Previo al partido ante Once Caldas, la barra brava del Deportivo Cali lanzó una advertencia al árbitro Carlos Ortega - crédito Colprensa
Previo al partido ante Once Caldas, la barra brava del Deportivo Cali lanzó una advertencia al árbitro Carlos Ortega - crédito Colprensa

La situación del Atlético Nacional también fue abordada por Jaramillo, quien describió como “inaceptable” las amenazas recibidas por los directivos del club tras un rendimiento por debajo de lo esperado en la Liga BetPlay y su eliminación de la Copa Conmebol Libertadores en la Fase II.

Estos incidentes ponen de manifiesto la necesidad de un cambio cultural alrededor del deporte, que permita disfrutar del mismo sin recurrir a la violencia o la intimidación, independientemente de los resultados en el campo de juego.

Directivo trató de bandidos a los árbitros del FPC

Eduardo Pimentel, propietario del Boyacá Chicó, ha lanzado duras críticas hacia el arbitraje en Colombia, apuntando también a la Federación Colombiana de Fútbol y criticando el uso de la tecnología VAR en los partidos.

Esta serie de acusaciones surgen tras un encuentro disputado contra el Deportes Tolima, donde Pimentel expresó su descontento por lo que considera una gestión ineficaz y parcial del fútbol en el país.

Eduardo Pimentel es uno de los directivos del fútbol profesional colombiano, que a través de los años ha protagonizado varias polémicas - crédito Mauricio Alvarado / Colprensa
Eduardo Pimentel es uno de los directivos del fútbol profesional colombiano, que a través de los años ha protagonizado varias polémicas - crédito Mauricio Alvarado / Colprensa

Las acusaciones de Pimentel abarcan desde la implementación del VAR hasta la forma en que se maneja el tiempo adicional en los partidos, señalando una gestión que califica de corrupta por parte de ciertos sectores del fútbol colombiano.

El dueño del Boyacá Chicó denunció lo que percibe como una actuación deshonesta y una gestión impávida por parte de la Federación Colombiana de Fútbol, sugiriendo complicidad en las irregularidades que afectan al deporte más popular en Colombia.

Wilmar Roldán a sus 44 años es el árbitro colombiano más destacado del continente - crédito Colprensa
Wilmar Roldán a sus 44 años es el árbitro colombiano más destacado del continente - crédito Colprensa

La crítica de Pimentel no solo se centró en los métodos arbitrales, sino también en cómo estos afectan la transparencia y justicia dentro del fútbol colombiano, un aspecto que genera gran expectación entre los aficionados y seguidores del deporte en el país.

Las controversias en torno al VAR y la actuación arbitral no son nuevas; sin embargo, estas declaraciones resaltan la creciente preocupación por mejorar las condiciones y prácticas en el fútbol profesional colombiano.