Esta fue la estrategia de Marcelo previa para el cobro del penal de Jhon Arias en la Recopa Sudamericana

El lateral de Fluminense protagonizó una situación muy particular, previo al momento en el que el colombiano convirtió el cobro que le dio el título continental al cuadro carioca

Compartir
Compartir articulo
Haciendo gala de su experiencia, el lateral brasileño absorbió la presión de los jugadores de Liga de Quito antes de cederle el balón al colombiano para que convirtiera el gol del título - crédito @marcelotwelve y @jhonariasa/Instagram
Haciendo gala de su experiencia, el lateral brasileño absorbió la presión de los jugadores de Liga de Quito antes de cederle el balón al colombiano para que convirtiera el gol del título - crédito @marcelotwelve y @jhonariasa/Instagram

La definición de la Recopa Sudamericana entre Fluminense y Liga Deportivo Universitaria de Quito estuvo cargada de tensión de principio a fin. A pesar de que el cuadro brasileño partía como el principal favorito en la previa, los Albos se mostraron como un rival duro de batir, y hasta tomaron ventaja en la ida por la mínima diferencia con una agónica anotación de Alex Arce en el estadio Rodrigo Paz Delgado de Quito.

Los fantasmas de la histórica coronación del rey de copas ecuatoriano en la Copa Libertadores de 2008 ante el propio Fluminense en el estadio Maracaná sobrevolaron el ambiente el pasado 29 de febrero. Pero, en esta ocasión, la historia fue distinta y el Flu se mostró muy superior a lo largo del juego —particularmente durante el segundo tiempo—. Con dos goles del colombiano Jhon Arias, el Tricolor se alzó con el segundo título continental de su historia.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

El gol definitivo llegó por la vía del penalti, luego de que se produjera una falta sobre Renato Augusto cuando ingresaba con peligro al área del conjunto ecuatoriano. El juez central del compromiso no dudó en señalar la infracción, lo que derivó en un curioso momento que no pasó indiferente ni para los asistentes del Maracaná, ni para los que siguieron la transmisión del partido.

Mientras las miradas buscaban al goleador del Fluminense, el argentino Germán Ezequiel Cano, el que se paró en el punto de penalti listo para cobrar fue el veterano lateral Marcelo. El ex Real Madrid se mantuvo allí mientras los jugadores de la Liga de Quito reclamaban al árbitro por el cobro, a la par que trataban de intimidar al brasileño.

Cuando los jugadores de Liga salieron del área para aguardar el cobro se produjo la sorpresa, pues en ese momento Marcelo le cedió el balón a Arias —el encargado habitual de cobrar los penaltis en la escuadra dirigida por Fernando Diniz—, que no tuvo que lidiar con los gestos intimidantes de sus rivales previos al cobro. Y fue así, con esa serenidad, que el colombiano soltó un disparo pegado al palo derecho de Alexander Domínguez que le dio el título a Fluminense y una revancha luego de esa final de Copa Libertadores perdida ante Liga de Quito, en la tanda de penaltis.

Los reporteros a pie de campo le preguntaron a Marcelo por esta maniobra de tomar el balón y absorber la presión para evitar que el colombiano lidiara con esas emociones. El lateral, todavía con rastros de euforia por la celebración del título continental, confirmó que era un plan para desconcentrar a sus rivales.

“Tengo experiencia, era un tipo de estrategia (risas). Estoy bromeando. Lo que pensé en ese momento fue esto: no sé cómo lanzar un penalti. Esta es la realidad y el cobrador oficial del equipo es Arias. Pensé, ‘hombre, el portero lo va a buscar, carajo’. Me quedé para tirar el penal, ‘ahí me voy a quedar’, dije. Y [el arquero] vino y me dijo todo lo que tenía que decirme y cuando fui a cobrar le di la pelota a Arias. Ni siquiera dijo nada, ¿entiendes? Entonces, Arias no tenía presión. Eso fue más o menos todo”, explicó.

Jhon Arias convirtió el gol del título por la vía del penalti, gracias a la particular ayuda de Marcelo en un momento tan decisivo - crédito Ricardo Morales/Reuters
Jhon Arias convirtió el gol del título por la vía del penalti, gracias a la particular ayuda de Marcelo en un momento tan decisivo - crédito Ricardo Morales/Reuters

Arias, la figura indiscutida del partido, se mostró igualmente feliz por la obtención de un nuevo título con el club, que lo reafirma como uno de los favoritos de la hinchada por su rendimiento diferencial a lo largo de este ciclo con Diniz - que terminó con la sequía de títulos continentales del Flu, a expensas de su archirrival y más laureado Flamengo -.

Además de ser uno de los destacados en la obtención de la Copa Libertadores ante Boca Juniors, en la final del Mundial de Clubes ante Manchester City el colombiano mostró un rendimiento notable, a pesar de tener que conformarse con el subcampeonato.

“Mucha felicidad. Es un título especial para nosotros, tiene un sabor muy especial para el hincha de Fluminense. Estoy muy feliz, trabajamos mucho para esto. Sabíamos que iba a ser un partido extremadamente difícil para nosotros, Liga de Quito es un gran equipo. Feliz por lo que conseguimos”, señaló a pie de campo durante las celebraciones.