Corrupción y acoso sexual, las denuncias dentro del arbitraje colombiano

Al parecer, el manejo que personajes de la talla de Imer Machado y Óscar Julián Ruiz dieron al gremio de árbitros, generó múltiples acusaciones en su contra

Compartir
Compartir articulo
Imer Machado y Óscar Julián Ruiz serían los responsables de la corrupción en el arbitraje colombiano - crédito Colprensa
Imer Machado y Óscar Julián Ruiz serían los responsables de la corrupción en el arbitraje colombiano - crédito Colprensa

El arbitraje colombiano ha sido blanco de críticas y cuestionamientos en las últimas semanas. Algunos jueces que han participado en juegos del campeonato colombiano han tomado ciertas decisiones que han generado polémica en el país, abriendo incluso la posibilidad de que detrás de dichos dictámenes haya personas o gremios de alto poder.

No obstante, tal problemática representa tan solo una de las múltiples polémicas que existen al interior del arbitraje en Colombia, uno de los gremios más salpicados de los últimos años. Y es que en 2019, el exjuez Harold Perilla, que tuvo escarapela Fifa y se retiró de las canchas en 2018, hizo pública una denuncia contra los también referentes en dicho campo, Ímer Machado y Óscar Julián Ruiz, por presuntos casos de acoso sexual.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Así las cosas, Perilla volvió a referirse a dicha problemática, que representa además uno de los casos más bochornosos de los últimos años en el fútbol colombiano. En diálogo con El Heraldo, el exárbitro aseguró que toda esa problemática giraba alrededor de la corrupción que aún persistiría dentro de aquel grupo.

Puntualmente, el exárbitro apuntó contra Machado y Ruiz, que actualmente ejercen como director de la comisión técnica arbitral y miembro de la comisión arbitral de la FIFA, respectivamente. Para Perilla, Machado ha sido uno de los principales gestores de la corrupción dentro de dicho gremio, contribuyendo además para que los jueces asciendan de nivel pagando las llamadas “coimas”.

De hecho, el exárbitro aseguró que es por dichas prácticas que el nivel de algunos jueces en el fútbol profesional colombiano es bajo: “Los árbitros que llegan al fútbol profesional, no digo todos, pero hay un porcentaje alto, no llegan por su nivel, no llegan por su capacidad, muchos han pagado. Tengo pruebas, tengo audios de personas que pagan un dinero para que los suban de la C a la B o de la B a la A, y cuando tú pagas un dinero, tú no miras condiciones, miras que te paguen. Hay árbitros que pagaban por partido, tengo pruebas de eso”.

Además, Perilla aseguró que hubo árbitros que “tuvieron” que acceder a protagonizar casos de acoso sexual para llegar a participar de los partidos de la primera división del fútbol colombiano, situación de la que tanto Machado como Ruiz habrían tenido conocimiento.

Ímer Machado sería una de las piezas clave dentro de la red de corrupción en el arbitraje colombiano- crédito Colprensa.
Ímer Machado sería una de las piezas clave dentro de la red de corrupción en el arbitraje colombiano- crédito Colprensa.

“A veces la prensa se pregunta: ¿Por qué ponen a este árbitro otra vez si le fue mal? Tengo pruebas contundentes de eso. No solamente son dádivas monetarias, otros dieron dádivas sexuales para llegar a las altas esferas del fútbol profesional. Cuando usted ve que Óscar Julián Ruiz es el que maneja el fútbol profesional, que el comisionado técnico es Ímer Machado, que desde que era árbitro lo nombraban de corrupto por su mal nivel, encontramos corrupción, encontramos acoso sexual”.

Perilla aprovechó la ocasión para explicar cómo se dio su salida del grupo de árbitros en Colombia. El exjuez aseguró que a pesar de ser uno de los mejores en su puesto en todo el país, él nunca recibió una escarapela Fifa, galardón que sí obtuvo Nicolás Gallo, uno de los colegiados más polémicos en el país.

Nicolás Gallo fue uno de los salpicados por Harold Perilla - crédito Diego Pineda/Colprensa
Nicolás Gallo fue uno de los salpicados por Harold Perilla - crédito Diego Pineda/Colprensa

“Yo estaba de segundo en el escalafón local y le dieron la escarapela a Nicolás Gallo, que estaba en el puesto 16. Explíqueme esa. Son solo siete árbitros FIFA. Yo venía dirigiendo seguido, venía con un buen perfil, estaba en Copa Libertadores, y este señor llevaba diez fechas sancionado, con cartas de reclamación, en el puesto 16, y de un momento a otro al señor lo nombran árbitro Fifa y a mí me retiraron del fútbol”.

Frente a ello, Perilla fue claro en que hay muchos árbitros que están inmersos en tráfico de influencias, así como también Ímer Machado está involucrado en un caso por omisión en la presunta compra de un partido.

Denuncia contra Óscar Julián Ruiz “se estancó” en la justicia colombiana

Sobre su denuncia contra Óscar Julián Ruiz por acoso sexual, que se dio a conocer en 2019, Perilla fue enfático en que las mismas autoridades impidieron que el caso prosperara. Esto, teniendo en cuenta que la fiscal que había tomado el caso y que ya había concretado múltiples averiguaciones al respecto, fue retirada del proceso.

“Llegó el abogado de Óscar Julián, que es Mario Iguarán, que fue Fiscal General de la nación. ¿Qué pasó? La fiscal que tenía mi caso comenzó a hacer todas las indagaciones, a llamar a los testigos y comenzó a avanzar, iba a imputar cargos, pero cuando iba a pasar eso, le quitaron el caso, la trasladaron”.

Denuncia contra Óscar Julián Ruiz por acoso sexual nunca prosperó - crédito Conmebol
Denuncia contra Óscar Julián Ruiz por acoso sexual nunca prosperó - crédito Conmebol

El exjuez, que señaló además que Ímer Machado le tocó la cola y los testículos en múltiples ocasiones, apuntó contra el oriundo de Villanueva, Casanare. Aseguró que Machado no designa un juez para un partido si él no ha recibido una retribución económica como parte de pago, en un claro caso de corrupción.

Aquella situación sería igual para quienes no mantienen una buena relación con el exárbitro, que se ha consolidado como la mano derecha de Óscar Julián Ruiz en el arbitraje colombiano.

Si a Ímer Machado no le dan plata, no programa. Si a Ímer Machado le cae mal alguien, lo saca. Ímer Machado llegó a mí a perseguirme y a sacarme. Ímer Machado trata mal a sus árbitros, los regaña, no tiene pedagogía, es un man que fue ganadero y no más. Maneja a la gente como si fueran vacas”, sentenció.

Cabe anotar que la primera versión de dicha problemática se dio a conocer inicialmente en 2019, cuando Harold Perilla expuso la denuncia contra Machado y Ruiz, que además, sería el gestor de todos los casos de corrupción en el país.