Asociación de Cultivadores de Caña denunció que uno de sus trabajadores fue herido de bala por desconocidos en Cauca

Cuatro desconocidos habrían llegado al cultivo, supuestamente, para robar caña del predio

Compartir
Compartir articulo
IMAGEN DE REFERENCIA: Trabajador en un cultivo de caña de azúcar en Colombia |  EFE / Marcelo Sayão/Archivo
IMAGEN DE REFERENCIA: Trabajador en un cultivo de caña de azúcar en Colombia | EFE / Marcelo Sayão/Archivo

La Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (Asocaña) reportó el miércoles 28 de febrero un nuevo episodio de violencia dirigido contra el sector en el norte de Cauca, donde resultó herido un trabajador al ser alcanzado por disparos de arma de fuego mientras realizaba labores en un cultivo de caña en la zona rural del municipio de Padilla, de acuerdo con con formación obtenida por la emisora colombiana W Radio.

De acuerdo con los detalles proporcionados por Asocaña, el empleado, perteneciente al equipo de seguridad de un ingenio azucarero, “fue objeto de un ataque perpetrado por individuos desconocidos que abrieron fuego contra él cuando, aparentemente, intentaban llevarse caña del predio”. Posteriormente, fue trasladado a un centro médico, donde se encuentra en proceso de recuperación.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Ante este incidente, el gremio renovó su preocupación por la creciente inseguridad que enfrentan los ingenios azucareros, especialmente los ubicados en el norte de Cauca. Claudia Calero, presidenta de Asocaña, lamentó:

“Este suceso es otra muestra del clima de violencia que afecta a esta región, poniendo en riesgo los derechos fundamentales a la vida, al trabajo y a la libre movilidad de quienes residen y laboran en este territorio”.

Asimismo, se recordó que en el último año, en los departamentos de Cauca y Valle del Cauca, cinco trabajadores de ingenios azucareros perdieron la vida en ataques, nueve resultaron heridos y tres fueron secuestrados y liberados posteriormente.

Esta asituación llevó una vez más a Asocaña a hacer un llamado urgente a las autoridades competentes, al Gobierno Nacional y a la Fiscalía General de la Nación para que tomen medidas inmediatas, inicien las investigaciones pertinentes y salvaguarden la vida y los derechos de los trabajadores del sector.

Encapuchados se tomaron un colegio en el departamento de Cauca

En Cajibío, Cauca, se produjo un nuevo episodio de alteración del orden público cuando un grupo de encapuchados tomó un colegio donde se encontraban estudiantes menores de edad.

A través de las redes sociales, se difundió un video que muestra la intervención del Ejército Nacional, que intentaba desalojar a los individuos de la institución educativa.

Según los informes preliminares, los encapuchados ingresaron al colegio en Cajibío con la intención de tomar el control de sus instalaciones. Aunque en las imágenes no se observa que estén armados, algunos portaban palos y otros objetos contundentes.

Los detalles específicos de este incidente son escasos hasta el momento, ya que las autoridades aún no han hecho declaraciones al respecto y se desconoce la fecha exacta en que ocurrieron los hechos.

Lo que se sabe es que la incursión de los encapuchados tuvo lugar mientras los estudiantes estaban en clase. Ante esta situación, el Ejército Nacional fue alertado y envió unidades para abordar la situación.

A pesar de la presencia militar, los encapuchados se mostraron reacios a abandonar el lugar, lo que generó una tensa situación.

Estos hechos se suman a otros incidentes recientes en la misma área, donde grupos tomaron y atacaron las viviendas de una empresa en dos veredas de Cajibío.

Smurfit Kappa, una empresa multinacional dedicada a la fabricación de empaques de papel, denunció que personas indígenas y campesinas invadieron violentamente sus terrenos en las veredas La Unión y La Venta, provocando incendios forestales que afectaron extensas áreas de vegetación.

Según la denuncia de la empresa, aproximadamente 150 personas, incluidos individuos encapuchados, ingresaron a las fincas y causaron disturbios armados con objetos punzantes y artefactos explosivos artesanales.