Salvatore Mancuso ya está en La Picota: así fue el traslado del ex jefe paramilitar desde Catam

El excabecilla de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) aterrizó pasadas las 7:00 p. m. en el establecimiento penitenciario, en donde estará recluido a la espera de que se defina su petición de quedar en libertad

Compartir
Compartir articulo
Así fue el registro del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, a su llegada al pabellón de máxima seguridad de la cárcel La Picota - crédito Inpec
Así fue el registro del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, a su llegada al pabellón de máxima seguridad de la cárcel La Picota - crédito Inpec

El ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso ya está en el que será su nuevo sitio de reclusión mientras se define su situación jurídica: la cárcel La Picota de Bogotá, luego de 15 años, nueve meses y 14 días en Estados Unidos, país del cual fue deportado el martes 27 de febrero, como parte del compromiso del confeso criminal de someterse a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y ejercer como gestor de paz del Gobierno del presidente de la República, Gustavo Petro.

Mancuso fue trasladado en un helicóptero Black Hawk de la Policía Nacional desde la base antinarcóticos, ubicada en el Comando Aéreo de Transporte Militar (Catam), en donde se llevó su identificación y reseña por parte de funcionarios de Migración y efectivos de la Dirección de Investigación Judicial (Dijín), hasta el centro penitenciario, en donde aterrizó pasadas las 7:00 p.m., específicamente en la cancha de fútbol de este establecimiento, que fue acordonada para tal fin.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Por su parte, otra aeronave, que también partió desde la Base Antinarcóticos, sirvió de escolta en el recorrido, que se efectuó bajo estrictas medidas de seguridad. Todo esto luego de su aterrizaje, a las 2:19 p. m. junto a más de 100 colombianos que fueron deportados desde el país norteamericano y que también fueron reseñados por las autoridades, en una jornada en la que el hombre fue recibido por el director de Migración, Carlos Fernando García.

A su aterrizaje en el campo de fútbol de La Picota, un vehículo lo llevó hasta el lugar en el que permanecerá en esta penitenciaría, según han dispuesto las autoridades. De esta manera, después de casi cinco horas, terminó el proceso con el que fue registrado e internado el nacido en Montería, que desde el 13 de mayo de 2008, cuando fue extraditado en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, no pisaba suelo colombiano.

En un helicóptero Black Hawk de la Policía Nacional fue trasladado el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso a la cárcel La Picota - crédito Camila Díaz/Colprensa
En un helicóptero Black Hawk de la Policía Nacional fue trasladado el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso a la cárcel La Picota - crédito Camila Díaz/Colprensa

Detalles de la llegada de Salvatore Mancuso a La Picota

Según el director del Inpec, coronel Daniel Gutiérrez, Mancuso estará recluido en el pabellón de los extraditables, en el que será instalado en una celda de tres por cuatro metros. Y, a diferencia de otros reclusos, no tendrá contacto con otras personas, pues estará aislado debido al alto riesgo que corre su vida, por las denuncias que ha hecho acerca del actuar de la organización al margen y que involucran a personalidades de la política colombiana.

Va a estar él únicamente ubicado en esa celda, que está en el pabellón de extraditables y estará custodiado con una guardia especial que hemos venido trabajando con la embajada americana, que ha sido capacitada y entrenada, y a la que se la ha hecho polígrafo. Van a estar a la custodia de Salvatore Mancuso. Los filtros van a permitir que haya más controles y él solo va a tener acceso a un guardia de servicio y un pabellonero”, manifestó Gutiérrez.

Esta es la celda de la cárcel La Picota en la que será recluido el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso - crédito Inpec
Esta es la celda de la cárcel La Picota en la que será recluido el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso - crédito Inpec

Las autoridades están muy preocupadas por los riesgos que podría enfrentar el exlíder de las AUC, tanto que se ha sugerido que puede recibir una dieta especial para evitar ser envenenado. Las autoridades ya habían preparado la situación antes de su llegada al país para cumplir con su responsabilidad como gestor de paz designado por el Gobierno nacional, aunque su libertad deberá ser aprobada por una jueza de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá.

“Estamos muy atentos a que no vaya a ser envenenado y hay unas instrucciones de seguridad con respecto a ese tema. Y hay una posibilidad de que renuncie a la alimentación que le da el Inpec y pueda tener unas condiciones especiales; un ingreso de comida no especial, pero sí con unos esquemas de seguridad para evitar cualquier hecho que se pueda presentar frente al riesgo de su seguridad”, indicó el director del Inpec.