‘La Gorda Fabiola’ presumió los cuatro infartos a los que ha sobrevivido: “Vivo con el 40% del corazón”

La comediante y actriz samaria, Fabiola Posada, recordó que se ha sobrepuesto a cuatro infartos a los que gracias a su optimismo prefiere llamarlos corazonadas

Compartir
Compartir articulo
Fabiola Posada recordó los cuatro infartos que ha sufrido y de los que se ha recuperado - crédito @gorditafabiola/Instagram
Fabiola Posada recordó los cuatro infartos que ha sufrido y de los que se ha recuperado - crédito @gorditafabiola/Instagram

‘La Gorda Fabiola’ causó controversia por la forma jocosa a la que se refiere de su salud, pues ha superado cuatro infartos que le afectaron el funcionamiento de su corazón.

“Soy optimista y prefiero llamarlos corazonadas”, apuntó Fabiola Posada, como es su nombre de pila, sobre los cuatro episodios que ha sufrido y que causaron la pérdida en un 60% de su funcionamiento normal.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

La comediante aseguró además, que volvió de la muerte para cumplir una misión que Dios le encomendó: “En rehabilitación cardiaca le enseñaron a esa pequeña parte del corazón que me queda a trabajar por toda la humanidad. Proteger y servir es mi nuevo deber”.

Con humor Fabiola Posada habló de sus cuatro infartos - crédito @tropicanacolombia/Instagram

Con algo de humor, Fabiola aseguró que vive con el 40% de su corazón, pero que ella eligió mantenerse positiva en sus pensamientos, pues se concentra en cumplir el llamado que le hizo la vida cuando esta le dio otra oportunidad: “Siempre lo he dicho, volví de la muerte por algo”.

La actriz, a quien se le ha visto en diferentes películas de comedia colombiana como Muertos de susto, Se nos armó la gorda y ¿En dónde están los ladrones?, conversó con Tropicana sobre su nuevo estilo de vida.

“Ya no me puedo meter mis tracaladas de chicharrón como me gusta. Me toca llevar una dieta alimentaria en la que no puedo consumir grasa animal, únicamente grasa vegetal. El ritmo de las actividades debe ser más pausado, pero de resto todo dentro de lo normal”, compartió sobre los cambio que debió implementar en sus hábitos tanto de alimentación como en el día a día, pues si físico ya no está al ciento por ciento, sin embargo su ánimo sí.

Fabiola Posada contó que vive con el 40% de su corazón - crédito @tropicanacolombia/Instagram

Pese a su entusiasmo y testimonio tanto de superación como resiliencia, Fabiola es bastante criticada por cuenta de los seguidores que consideran que ella está llevando al extremo y jugando con su integridad al seguir sometiéndose a intervenciones quirúrgicas en las que pone en riesgo su corazón por la vanidad.

¿Qué se operó ‘La Gorda Fabiola’?

La humorista samaria fue tendencia tanto a finales del 2023 como a principios del 2024 debido a entró en repetidas ocasiones al quirófano para realizarse varios retoques estéticos que la pusieron en el ojo del huracán y le merecieron numerosa críticas. Según sus detractores, estaba prefiriendo la apariencia por encima de la salud al poner en riesgo su corazón.

La Gorda Fabiola aseguró que la cara hay que dejarla en manos de las personas expertas - crédito @gorditafabiola/Instagram

Si bien Posada es consciente de los límites a los que se ha expuesto, afronta con tranquilidad la opinión pública y expresa que los resultados de las operaciones la dejan feliz, pues no oculta que tiene sus debilidades.

La salud de la comediante estuvo en riesgo debido a que tenía comorbilidades relacionadas con su pérdida de peso y con cuatro infartos que sufrió. Su corazón apenas funciona en un 40% y, para entonces, tenía un problema de desnutrición, según reveló a la revista Vea. Sin embargo, no quiso desistir de la cirugía y los profesionales decidieron seguirle la corriente, siempre y cuando se hiciera en el momento más adecuado para cuidar su integridad.

Con 60 años de edad, Fabiola se realizó su última cirugía, pues ya se comprometió a que el retoque facial que se hizo recientemente será la última operación que se haga, pese a las recomendaciones de su médico. “Tenía sonrisa de payado, ya se me caían los cachetes a los lados y me veía triste. Por eso me los subí y perfilé la cara. Según el doctor todavía me queda pendiente estirar los párpados y quitarme las arruguitas de los ojos”.

Yo soy una mujer de 60 años, pero no hay nada de malo. Yo no niego mi edad, pues solo un número. No hay nada de malo en querer tener una cara más amable (sic) miren, Colombia, este cuellito de morrocoyo. Es como una camiseta que exprime, estira y se le vació”, explicó la humorista en el programa Día a Día.

2