Esta es la millonada que gastó ‘la Gorda Fabiola’ en su última cirugía estética: “Ya no me haré más”

La humorista Fabiola Posada reveló la suma de dinero que pagó por la que aseguró será su última cirugía estética. “Me operé media cara”

Compartir
Compartir articulo
La gorda Fabiola reveló la cifra de dinero que gasto en la que aseguró será su última cirugía estética - crédito Jesús Aviles/Infobae Colombia
La gorda Fabiola reveló la cifra de dinero que gasto en la que aseguró será su última cirugía estética - crédito Jesús Aviles/Infobae Colombia

La comediante Fabiola Posada, más conocida como ‘la Gorda Fabiola’, se sometió a importante cirugía estética en la que se intervino el rostro con varios retoques.

La humorista samaria, que saltó a la fama en el programa de cuenta chistes Sábados felices, confesó cuánto se gastó en su reciente intervención facial, la cual juró que será última que se haga. “El doctor me dijo que aún me falta porque tengo los párpados caídos y unas arruguitas alrededor de los ojos, pero ya no me haré más”, afirmó.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

De acuerdo con lo detallado por la comediante, el valor de una operación estética puede varias de acuerdo a los requerimientos de cada paciente. En su caso ella necesitó varios procedimientos y se según contó: “Me intervine medio rostro”.

La gorda Fabiola contó cuánto se gastó en su cirugía de rostro - crédito @tropicanacolombia/Instagram

En medio de sus entrevista con la estación radial Tropicana, a donde fue invitada junto a su esposo, el también comediante Polilla, Fabiola sorprendió al asegurar que ella pagó su proceso médico y no realizó ningún tipo de canje publicitario.

Sin embargo, un detalle causó mayor sensación en la mesa de trabajo de la emisora y sus seguidores, pues Posada contó que se gastó la suma de 35 millones de pesos en la mencionada cirugía.

“Los pagué yo y eso hay operaciones que pueden llegar a costar mucho más. No me gustan los canjes en este tipo de cosas, cuando se trata de la salud, es mejor asumir la responsabilidad”, agregó la comediante. Su esposo que la acompañó en cabina bromeó sobre el hueco que dejo en sus bolsillos tan elevada cifra, sin embargo añadió que cuando se trata de la felicidad de su amada, todo vale la pena.

La gorda Fabiola reveló detalles de sus cirugía facial - crédito @tropicanacolombia/Instagram

¿Qué se operó La Gorda Fabiola?

A sus 60 años de edad, Fabiola Posada regresó al quirófano para corregir algunas intercesiones que le causaban descontento en su rostro. Ella misma habló sobre los cambios que tuvo su cara luego de su paso por la sala de cirugía.

La Gorda Fabiola se sometió a un tratamiento con ácido hialurónico, que fue inyectado en sus labios - crédito @gorditafabiola/Instagram
La Gorda Fabiola se sometió a un tratamiento con ácido hialurónico, que fue inyectado en sus labios - crédito @gorditafabiola/Instagram

Luego de haber pasado por el tratamiento, La Gorda Fabiola celebró que los resultados se vieran inmediatamente y que no fuera necesario esperar días hasta que se notaran. Después, quiso dar un consejo a sus seguidores y a las personas que verán su video: “La cara hay que dejarla en manos de los expertos, de la gente que sabe”. Finalmente, mostró cómo quedó: sus labios ganaron volumen y, con eso, quedó “feliz”.

Este procedimiento no es el primero al que la comediante se somete a alguna intervención estética. En 2023, se hizo una cirugía en su rostro con el fin de retirar piel “sobrante” que empezó a notar que le quedó luego de perder peso.

Ella, que no niega su edad, tampoco esconde los retoques a los que se somete y comparte con su público la felicidad de los resultados. Yo soy una mujer de 60 años, pero no hay nada de malo. Yo no niego mi edad, pues solo un número. No hay nada de malo en querer tener una cara más amable (sic) miren, Colombia, este cuellito de morrocoyo. Es como una camiseta que exprime, estira y se le vació”, explicó la humorista en el programa Día a Día.

Son varias las ocasiones en las que la salud de la humorista ha estado en riesgo pese q que pasar por el quirófano era complicado, debido a que tenía comorbilidades relacionadas con su pérdida de peso y con cuatro infartos que sufrió. Su corazón apenas funciona en un 40% y, para entonces, tenía un problema de desnutrición, según reveló a la Revista Vea. Sin embargo, no quiso desistir de la cirugía y los profesionales decidieron seguirle la corriente, siempre y cuando se hiciera en el momento más adecuado para cuidar su salud.