El alcalde Carlos Fernando Galán señala que las armas deben ser un monopolio exclusivo de las fuerzas públicas

El alcalde de Bogotá señaló que ya existe un plan para determinar quienes proveen el armamento ilegal en la capital del país

Compartir
Compartir articulo
IMAGEN DE REFERENCIA: Alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán | Crédito: cortesía Alcaldía de Bogotá
IMAGEN DE REFERENCIA: Alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán | Crédito: cortesía Alcaldía de Bogotá

Tras finalizar una reunión en la Casa de Nariño, el alcalde Carlos Fernando Galán expresó su postura respecto a la propuesta de permitir el porte de armas en medio de la ola de violencia que afecta a Bogotá, de acuerdo con información

“Yo soy partidario de que las armas deben ser un monopolio de la fuerza pública, tengo que trabajar en ese sentido”, afirmó el líder de la capital colombiana.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel

Además, aseguró que ya se ha delineado una estrategia para que las autoridades en Bogotá combatan los lugares donde se comercializan armas de fuego de manera ilegal o irregular.

“Existe una directriz en la Policía para identificar aquellos lugares donde se lleva a cabo la venta ilegal de armas, abasteciendo así a los delincuentes, para poder intervenir. Vamos a focalizarnos en esos puntos, eso será parte de nuestro esfuerzo”, explicó el alcalde.

Por último, Galán afirmó que, aunque aún no ha planteado esta propuesta al Gobierno, está seguro de que comparten la misma visión “para, precisamente, asegurar que el monopolio del uso de armas en el país sea de la fuerza pública”.

Concejales le pidieron a Petro que no mienta sobre la inseguridad en Bogotá

Un grupo de 20 concejales de Bogotá, representantes de diversas bancadas, ha enviado una carta al presidente Gustavo Petro, expresando su preocupación por la creciente inseguridad en la capital colombiana y solicitando medidas concretas para hacerle frente.

En el comunicado, los concejales urgen al presidente a no subestimar la crisis de seguridad que aqueja a la ciudad y a reconocer el aumento del crimen. Critican las declaraciones del mandatario que afirman que los índices de inseguridad en Bogotá son los más bajos de la historia, considerándolas irresponsables.

“Es alarmante que, ante los recientes episodios de violencia en Bogotá (...), su respuesta sea ignorar una realidad insostenible que está cobrando vidas y sembrando terror”, expresa el primer párrafo del documento.

Asimismo, solicitan que se evite la implementación de políticas que favorezcan a los actores del crimen y que puedan desencadenar ciclos de violencia aún más graves. Específicamente, hacen referencia a la Paz Total, que, según mencionan en la carta, “disminuye las capacidades de la Fuerza Pública”.

“Presidente, no entregue Bogotá a los criminales. No condene a la ciudad a un ciclo de violencia”, concluyen, resaltando la necesidad de tomar medidas efectivas para garantizar la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos.

El presidente Gustavo Petro se pronunció el 23 de febrero respecto a la situación de inseguridad en Bogotá, rompiendo su silencio tras los recientes incidentes. A través de su cuenta de Twitter, Petro criticó a la “extrema derecha” y la acusó de sembrar miedo entre los ciudadanos como estrategia política.

Petro aclaró que, aunque es una realidad dolorosa que Bogotá registre en promedio tres homicidios diarios, estos números representan el promedio más bajo en las últimas cuatro décadas. “La extrema derecha está jugando irresponsablemente con el miedo de la gente y quieren, con esa muerte de personas, votos”, manifestó el mandatario.