Precio del pescado en Semana Santa: este es el reporte de Corabastos

La plaza de mercado más grande de Colombia entregó el informe del costo de este producto antes de que empiece la celebración religiosa

Compartir
Compartir articulo
Durante esta temporada, los colombianos aprovechan para consumir este producto teniendo en cuenta sus creencias - crédito Juan Herrero/EFE
Durante esta temporada, los colombianos aprovechan para consumir este producto teniendo en cuenta sus creencias - crédito Juan Herrero/EFE

El pescado es uno de los productos que más consumen los colombianos durante la Semana Santa, debido a las creencias religiosas relacionadas con esta celebración. Por eso, muchos de los creyentes aprovechan la ocasión para preparar recetas con este producto, al que le hacen seguimiento para adquirirlo al mejor precio posible en el mercado.

Durante esta tradición religiosa, se establece que la carne roja debe evitarse en las comidas, dando paso al consumo de pescado como parte de un acto de purificación y respeto a las directrices católicas.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Esta costumbre promovida por la Iglesia católica ha ido variando a lo largo de los años, sin embargo, en algunas culturas se sigue consumiendo este alimento durante la Semana Santa. Lo anterior supone un cambio en la dieta que no solamente refleja las creencias espirituales de los fieles, sino que también tiene influencia significativa en el mercado y en los precios de los productos de mar en Colombia.

Es por ello que Corabastos dio a conocer cuál es la variación que se ha observado en los diferentes tipos de pescado para el lunes 26 de febrero, faltando menos de un mes para que se celebre la Semana Mayor, la cual será en estas fechas:

  • 24 de marzo de 2024: Domingo de Ramos.
  • 25 de marzo de 2024: Lunes Santo.
  • 26 de marzo de 2024: Martes Santo.
  • 27 de marzo de 2024: Miércoles Santo.
  • 28 de marzo de 2024: Jueves Santo.
  • 29 de marzo de 2024: Viernes Santo.
  • 30 de marzo de 2024: Sábado Santo.
  • 31 de marzo de 2024: Domingo de Resurrección.
El consumo de pescado per cápita en Colombia es de 9,5 kilogramos por persona al año - crédito Ministerio de Agricultura
El consumo de pescado per cápita en Colombia es de 9,5 kilogramos por persona al año - crédito Ministerio de Agricultura

Precios del pescado

La abstención de carne roja durante estos días sagrados es interpretada por algunos fieles como una manera de evitar pecados y como una forma de ayuno que purifica el cuerpo y el espíritu, por lo que compran masivamente este alimento para sus preparaciones durante toda la semana.

El aumento en el consumo de esta alternativa alimenticia genera una mayor demanda de varias especies de pescado en el mercado en todo el territorio nacional. Entre los tipos más buscados y sus precios por kilo se encuentran:

  • Bagre dorado: $28.000.
  • Bagre pintado: $28.000.
  • Blanquillo gallego: $16.000.
  • Bocachico: $11.000.
  • Corvina: $25.000.
  • Cachama: $10.000.
  • Doncella: $14.000.
  • Filete de merluza: $50.000.
  • Filete de róbalo: $50.000.
  • Mojarra de mar: $11.000.
  • Mojarra o tilapia roja: $12.000.
  • Pescado seco: $26.000.
  • Pez mero o pollito de mar: $17.000.
  • Trucha arco iris: $19.000.

Este cambio temporal en la dieta de muchos colombianos no solo refleja las prácticas religiosas existentes, sino también tendencias de consumo que impactan la economía local, razón que lleva a la variedad de precios en esta época en las diferentes centrales distribuidoras de alimentos, que muestran una amplia gama de opciones disponibles para los consumidores que desean seguir las tradiciones, sin dejar de considerar su presupuesto.

Este producto es bastante consumido y cuando llega la temporada incrementa el interés en su adquisición - crédito Alcaldía de Medellín
Este producto es bastante consumido y cuando llega la temporada incrementa el interés en su adquisición - crédito Alcaldía de Medellín

Al llevar a cabo estas prácticas que integran al pescado como ingrediente principal, los consumidores se enfrentan no solo a decisiones relacionadas con sus creencias, sino con su bolsillo, puesto que buscan las mejores opciones mientras que incrementa el ingreso para las comunidades que se dedican a la pesca de las especies marinas.

La demanda impulsada por la temporada puede generar presión sobre el precio de ciertos tipos de pescado, lo que destaca la importancia de buscar opciones sostenibles y de apoyar a las comunidades pesqueras locales en aquellos territorios que pueden hacerlo.