Nuevo “jalón de orejas” a las Fuerzas Militares en Colombia: “Debemos volver a convertirnos en especialistas”

Infobae Colombia tuvo acceso al mensaje que envío el general Helder Giraldo a los comandantes de unidades del Ejército, la Armada y la Fuerza Aeroespacial

Compartir
Compartir articulo
El general Helder Giraldo pidió mejorar el entrenamiento de las unidades - crédito Mariano Vimos/Colprensa
El general Helder Giraldo pidió mejorar el entrenamiento de las unidades - crédito Mariano Vimos/Colprensa

Desde la posesión de Gustavo Petro en la Presidencia de la República, uno de los objetivos que el mandatario ha dado a las Fuerzas Militares es combatir a los grupos armados y estructuras criminales que no se quieran someter a las estrategias y proyectos de paz fomentados por el Gobierno nacional.

Luego de que en la última semana de enero se revelara el regaño del comandante de las Fuerzas Militares, general Helder Giraldo, a los comandantes de todas las unidades; en las últimas horas, fuentes de Infobae Colombia revelaron que nuevamente recibiron un “jalón de orejas” por parte de Giraldo.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

En una comunicación que realiza el comandante de manera general con las demás unidades, Giraldo resaltó que hay una pérdida en la labor de entrenamiento, lo que perjudica la cantidad de resultados positivos que se registran.

En el pasado, nuestros soldados eran expertos en el manejo de equipos y técnicas específicas. Desde el soldado experto en ametralladora, mortero, comunicaciones, explosivos, rastreador, promotor y garantes de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, del mantenimiento del material, hasta el especialista en inteligencia táctica, cada uno tenía un conocimiento profundo en su respectiva área”, es parte del mensaje del comandante de las Fuerzas Militares.

El comandante afirmó que notaba una falta de experticia en algunas unidades - crédito  Fuerzas Militares
El comandante afirmó que notaba una falta de experticia en algunas unidades - crédito Fuerzas Militares

Sumado a esto, Giraldo destacó que tenía la percepción de que había unidades en las que ya no había la misma experticia de antes, por lo que resaltó que no se podía registrar que un miembro de la institución no tuviera las habilidades necesarias para estar en su cargo.

Hemos perdido esa experticia y es nuestro deber recuperarla. Debemos pasar revista e identificar estas falencias y dar órdenes claras para que los encargados de la instrucción y el entrenamiento en cada una de las fuerzas, restauren la capacidad y conocimiento táctico y técnico en nuestras unidades, sin importar el servicio al que pertenezcan nuestros hombres y mujeres, ya sea el Ejército, la Armada o la Fuerza Aeroespacial. No podemos permitir que se pierda la especialización, la destreza y habilidades que nos distinguía como individuos dentro de una unidad militar”.

Ante esto, Giraldo profundizó en otro aspecto, ya que pidió que se vuelva a los resultados del pasado, pero también solicitó que no se registren traslados y asignaciones de tareas de miembros que no cuentan con las habilidades suficientes para cumplir con los objetivos o que están preparados para otras cosas.

“Debemos volver a convertirnos en especialistas en esas pequeñas áreas tácticas y técnicas que marcaban la diferencia en el campo de batalla. Los traslados y asignaciones deben basarse no solo en criterios de tiempo, sino también en criterios técnicos. Debemos asegurarnos de que las personas especializadas sean asignadas a roles que aprovechen su capacitación y conocimiento, en beneficio de las Fuerzas Militares”.

El mensaje del comandante de las Fuerzas Militares tenía como punto principal los aspectos claves del rendimiento reciente de las autoridades en el país - crédito Fuerzas Militares
El mensaje del comandante de las Fuerzas Militares tenía como punto principal los aspectos claves del rendimiento reciente de las autoridades en el país - crédito Fuerzas Militares

Por último, el comandante de las Fuerzas Militares les indicó que es su deber como comandantes de unidad verificar que los recursos gastados se conviertan en algo positivo para las instituciones, destacando que el entrenamiento y capacitaciones que reciben los soldados nunca está de más.

Es nuestro deber como Comandantes garantizar que los recursos que se invierten en la capacitación y preparación de nuestros hombres retornen a las Fuerzas a las que sirven, el empleo del personal en áreas para las que no ha sido capacitado puede ser contraproducente para la misionalidad que desarrollamos o invertir en entrenamiento de una persona y no emplear su conocimiento para lo que se entrenó es una forma de corrupción”.