Sofía Vergara y su “torturadora”: conozca el secreto detrás de su figura

La actriz de 51 años compartió un momento de una de sus exigentes rutinas ejercicios, supervisada por su instructora

Compartir
Compartir articulo
La colombiana publicó en redes sociales cómo su entrenadora personal dirigía sus ejercicios a la distancia - crédito @sofiavergara/Instagram

Si algo le permitió a Sofía Vergara hacerse un nombre en el mundo de la farándula desde sus primeros días fue su belleza. Desde que protagonizara aquel comercial para Pepsi en las playas de Santa Marta en 1989, la Toty destacó por su esbelta figura siendo apenas una adolescente. A partir de entonces se convirtió en una de las modelos más solicitadas de Colombia, y no tardó en dar sus primeros pasos como presentadora y luego como actriz en el extranjero.

La aventura por los Estados Unidos le tomó tiempo hasta dar los resultados de los que hoy disfruta —ser uno de los rostros más destacados de la comunidad latina en ese país—, pero ni el paso de los años le ha privado de recibir halagos en redes sociales por cómo ha logrado mantener su figura a los 51 años.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Aunque el cuidado que muestra Sofía por todo su cuerpo es evidente en cada publicación en su cuenta de Instagram, buena parte de los halagos que ha recibido la protagonista de Modern Family y Griselda a lo largo de los años se han centrado en sus piernas, que se mantienen tonificadas y firmes a una edad en la que no es nada fácil lograrlo.

Esto es gracias a una exigente rutina de ejercicios que le ha valido reconocimiento en publicaciones especializadas como Women’s Health —para la que posó desnuda en 2017 en su portada— por sus resultados. La Toty no deja pasar oportunidad para mostrar sus rutinas, que principalmente consisten en sentadillas, patadas de glúteo, abdominales utilizando una pelota de pilates, flexiones, pike push ups (que se realizan con el cuerpo en forma de V invertida), y planchas isométricas. Todo esto complementado con una alimentación balanceada y saludable.

Las rutinas de la actriz son diseñadas por su entrenadora Natalia Botero, que ha adquirido reconocimiento en redes sociales ante los evidentes resultados favorables que ha mostrado una de sus clientes más importantes. La barranquillera no dudó en reconocerlo, y en redes sociales compartió un momento en el que realizaba su rutina de patadas de glúteo mientras su entrenadora la supervisaba a la distancia, por videollamada.

“Mañanas con la torturadora🤬”, escribió la Toti, etiquetando a su entrenadora, a la que se le escucha dando instrucciones y apoyo a la actriz mientras completa su rutina. Como muestra de la complicidad que existe entre ambas, Natalia le respondió en la publicación “amo entrenarte”.

Las reacciones a la publicación destacaron por señalar que Sofía podía mantener una figura envidiable y a la vez darse algunos de esos “gustos culpables” con la comida que en otras personas pueden perjudicar la figura. “Nunca nunca había visto un video suyo haciendo ejercicio y me preguntaba cómo lograba mantenerse así si sólo montaba videos comiendo”, “Yo si dije que ese cuerpón no era a punta de empanadas y chicharrón” fueron los comentarios más destacados.

Tampoco faltaron los elogios para la instructora, en vista de los resultados de su trabajo con Sofía. “si entrenas a @sofiavergara te sigo”, le escribió un usuario a Botero.

Sofía Vergara y su entrenadora Natalia Botero son tan cercanas que la actriz la invitó al estreno de 'Griselda' en Miami - crédito @natibotero7/Instagram
Sofía Vergara y su entrenadora Natalia Botero son tan cercanas que la actriz la invitó al estreno de 'Griselda' en Miami - crédito @natibotero7/Instagram

La presión detrás de la “eterna juventud” de Sofía Vergara

Pero a pesar de que los resultados de sus rutinas de ejercicios saltan a la vista, la actriz reconoce que no es algo fácil de afrontar desde el interior. Durante una entrevista con Aló, la colombiana reconoció que disfruta del momento en que se encuentra en este punto de su vida, pero a su vez señaló que no ha sido fácil reconocer que había llegado a los 51 años.

Yo me miro al espejo y sí, tal vez me veo bonita, pero ya me siento como otra persona: me toca pintarme el ojo diferente, los labios diferentes, siento que a uno todo se le va como derritiendo, es horrible tener 51 años (risas). Pero bueno, me la gozo. Me la gozo al 100 por ciento”, expresó. De ahí que en la charla expresara su voluntad de realizarse algunas cirugías plásticas y tratamientos estéticos en el futuro, siempre y cuando sus compromisos profesionales se lo permitan.

Ya quisiera hacerme mis arreglitos estéticos, quisiera hacerme todas las cirugías plásticas, pero no hay tiempo, pues toca seguir trabajando. Pero lo tengo planeado cuando me den el hijue… tiempo; ahí me verán de primeras esperando al doctor en el quirófano. Yo no le tengo miedo al cuchillo, como buena colombiana que soy”, aseguró.